Inicio Grandes Circuitos Celia Barquín: un ‘Ciclón’ anda suelto en el US Open

Celia Barquín: un ‘Ciclón’ anda suelto en el US Open

Compartir
Celia Barquín disputará esta semana el US Open. © Cyclons
Celia Barquín disputará esta semana el US Open. © Cyclons

Una tromba de agua azota con fuerza el recorrido Shoal Creek, en Alabama. Es semana de US Open. De grande. Pero estamos a martes y no se puede salir al campo, ni andarlo, ni pisar siquiera la cancha de prácticas. Dicen que el miércoles se podrá entrenar, pero Celia Barquín no lo tiene tan claro. “Ya veremos qué pasa, no va a ser fácil porque el campo está en un valle y está cayendo muchísima agua”. Celia será novata en el US Open, pero sabe perfectamente de lo que habla. Le queda un año para acabar la carrera de Ingeniería Civil, su otra pasión.

Cántabra, nacida en el Puente de San Miguel, aunque federada por Asturias, Barquín es la grata sorpresa española de este US Open que comenzará el jueves. Más allá de un torneo del Banesto Tour que jugó en Pedreña cuando tenía apenas 14 años (2010), ésta será su primera experiencia en el mundo profesional. Es lo que se dice un debut con picadores.

Los horarios de salida del US Open femenino

– Celia se clasificó para el US Open casi de casualidad. No entraba en sus planes jugar la previa, pero parece que el destino la puso ahí delante de sus narices, ¿cómo fue aquello?

Me apunté porque se jugaba en Mineápolis, en un campo que está a tres horas en coche de mi casa, le pregunté a mi novio si se quería venir y me dijo que sí. Además, mi entrenadora en la universidad de Iowa State, Christie Martens, me contó que su hermana ya se había clasificado para un US Open en una previa a la que fue sin expectativas. Sólo tienes que jugar bien un día, me dijo. Y allá que fui. Me lo tomé de relax. Habían terminado los exámenes y los Regionales, así que me lo tomé casi como una desconexión. Eso sí, cuando pisé el campo ya vi que me podía venir muy bien, con mucho árbol y estrecho, ideal para una jugadora que le pega muy recto como yo.

“Me apunté a la previa porque se jugaba a tres horas en coche y mi novio me dijo que se venía conmigo”

– La previa tuvo su miga…

Todo fue bastante épico. No sé que me pasó en la primera vuelta, pero me forré, no podía ni dar a la bola, ni patear. Cuando acabé sentía que ya estaba fuera, llamé a mi madre y le dije: “esto es horrible, lo siento mucho. No me apetece ni jugar la segunda ronda”. Y mi madre me contestó: “no me cuentes tu vida, sal ahí y juega lo mejor que puedas. Estás sólo a seis golpes de la líder y una remontada así ya lo has hecho tu antes”. Me puse a jugar, a hacer birdies y, de repente pensé, ojo que igual me puedo meter… Acabé jugando el playoff y fue también épico. Jugamos el hoyo 1 que tiene un tiro totalmente ciego de segundo. Las dos salimos a calle y yo pegué la madera 4 y ella la madera 3. No sabíamos dónde habían caído, aunque parecían buenas. Estaba lloviendo y no había nadie en el campo. Cuando nos acercamos al green había una bola a medio metro y yo ya sospechaba que podía ser la mía. La otra estaba a doce. Me lo confirmó un señor, el único público presente. Me aplaudió y me dijo: “buen golpe”. Miré hacia atrás y le dije: “¿es a mí?”. Y el señor asintió”.

Preparando el US Open por Google Earth

– Celia conquistó el pasado mes de abril el Big 12, el campeonato de conferencia de su universidad, un título que la ha consagrado de manera definitiva como una de las mejores golfistas de la historia de Iowa State. Es la segunda ‘Ciclón’ (sobrenombre con el que se conoce a los deportistas de esta universidad) que gana este prestigioso campeonato. Se puede decir, por tanto, que llega en buena forma, ¿cuál es el objetivo en el US Open?

Vengo a disfrutarlo y por qué no, a intentar jugar mi mejor golf. Tengo la suerte de que ya jugué este campo hace un par de años, en un torneo con la universidad. No me fue muy bien, la verdad, pero me gustó mucho desde la primera vez que lo vi y aquella vez aprendí muchas cosas de lo que no puedo hacer. Es un campo técnico y muy difícil, sé dónde fallé y confío en poder hacerlo bien. Ojalá pueda pasar el corte. No me parece imposible.

“Esta semana está conmigo mi entrenador, Miguel Casanueva, me ayuda mucho y, además, en el último mes creo que estoy en mi mejor momento”

– ¿Cómo se encuentra el juego?

Me encuentro muy bien. Tengo la suerte de que esta semana está aquí conmigo Miguel Casanueva, mi entrenador en España, y es una ayuda muy grande. En unas horas me arregla el swing. Diría que desde el último mes estoy en mi mejor momento.

Celia Barquín se mete en el US Open por la puerta grande

– Extraña no haber visto a Celia en alguna incursión más en los torneos profesionales. Ha sido siempre una de las amateurs referencia en España y, sin embargo, nunca ha jugado en el LET, LETAS o Symetra. La explicación es sencilla…

Nunca ha coincidido. No ha sido por nada en especial, pero imagino que cuando ha surgido la oportunidad, yo no podía. La verdad es que para mí los estudios son prioritarios. Siempre lo ha sido. Quiero acabar la carrera de Ingeniería Civil y no es fácil compaginarla con el entrenamiento, los torneos amateurs y además los profesionales. Mi objetivo es acabar el próximo año, graduarme y entonces darme la oportunidad en el golf profesional. Pero primero estudiar.

“Estoy en el US Open para disfrutarlo e intentar sacar mi mejor juego, no creo que sea imposible pasar el corte”

Su pequeña ‘arma’ en este US Open…

Mi caddie va a ser mi novio. Se llama Carlos Negrín y es canario. Nos conocemos de la universidad, ya que él también ha estudiado Ingeniería Aeroespacial. Era el otro español que había en la universidad. No sabe nada de golf, ni ha jugado nunca, pero en la previa lo hizo muy bien y creo que me puede venir bien. Sé que va a ser una semana de muchos nervios, así que creo que me puede venir bien tener a alguien al lado que no se va a poner nervioso. Se lo pedí, me dijo que sí y estoy encantada. Además, siempre he sido una jugadora que sé bien lo que tengo que hacer, no necesito consultar demasiadas cosas.

No hay quien tosa a Celia Barquín en Chiberta

Sus planes más inmediatos pasan por la carrera, aunque probará la Escuela del LPGA…

La idea este verano es jugar los dos europeos, al menos eso espero, y volver a Estados Unidos para estudiar y preparar la Escuela del LPGA, que es en agosto…

“Los estudios son lo primero, no me haré profesional hasta que acabe la carrera de Ingeniería Civil en mayo del año que viene”

Y la pregunta del millón: ¿y si consigue la tarjeta?

Mi idea es seguir como amateur hasta mayo del año que viene que habré acabado la carrera. He visto que no hay muchos torneos en el LPGA entre enero y mayo, así que seguiría en la universidad y me incorporaría en mayo. No obstante, esa decisión ya la tomaremos cuando llegue el momento si logro la tarjeta. Queda mucho aún para eso.