Inicio Noticias España, campeón de Europa por cuarta vez

España, campeón de Europa por cuarta vez

Compartir
El equipo español que se ha proclamado campeón de Europa.
El equipo español que se ha proclamado campeón de Europa.

España ha conseguido su cuarta medalla de oro en la historia del Campeonato de Europa Absoluto por Equipos tras superar en la gran final a Inglaterra, disputada en el campo de Diamond Golf Club, al noreste de Austria, por un apretado 4 a 3.

El conjunto español ganó previamente las ediciones de 1997, 2003 y 2014, en aquel entonces, entre otros, con Jon Rahm entre las filas.

En esta ocasión, los españoles, que acabaron séptimos en la fase previa clasificatoria antes de rendir a un elevadísimo nivel tanto en cuartos de final como en semifinales, donde superaron en dos duelos repletos de épica a Noruega y Suecia, ofrecieron de nuevo una sólida imagen en la final ante Inglaterra, culminación de un torneo donde nunca dejaron de existir las palabras combatividad y acierto adheridas al equipo español.

Empate a 1 tras la celebración de los foursomes

Españoles e ingleses dotaron muy pronto de incertidumbre a su espectacular duelo, ya

durante la celebración de los foursomes, donde el marcador parcial señaló empate a 1 en base a los méritos generados por cada equipo.

Ángel Hidalgo y Javier Sainz plantaron cara ante los ingleses Harry Ellis y Alfie Plant durante la primera parte del recorrido, controlando la situación hasta las proximidades de su ecuador, punto donde los británicos, crecientemente seguros, pasaron a dominar el duelo con cierta autoridad, 2 arriba en el hoyo 9 que se mantuvo en los siguientes a pesar de las buenas propuestas de los españoles, que sucumbieron en el hoyo 17 (2/1).

La situación adquirió tintes muy tirantes toda vez que Adriá Arnaus y Víctor Pastor gestionaban como podían el evidente empuje de Scott Gregory y Matthew Jordan, que tras una fase de igualdad pasaron a dominar el partido con evidente holgura, 3 hoyos de ventaja en el 9 que permanecían en el 12 pero que se desvanecieron en el 16 gracias a una enérgica reacción española, que llevó el partido a una igualdad que se prolongó más allá del hoyo 18, en concreto hasta el 19, donde Adriá Arnaus y Víctor Pastor, excelsos tras unos hoyos muy brillantes, acertaron a dar la puntilla a sus rivales.

Taquicárdico desenlace en los partidos individuales

La igualdad existente en los duelos por parejas se reprodujo con fidelidad en los partidos individuales, donde nunca las ventajas, ya fueran de uno u otro bando, se antojaban definitivas. Las estrecheces se palparon incluso en choques dominados desde el principio, como el Alejandro del Rey ante el inglés Harry Ellis, una serie de réplicas y contrarréplicas bien administradas por el golfista español antes de ganar por 2/1.

El mismo resultado, 2/1, reflejó el marcador final del duelo entre Víctor Pastor y Alfie Plant, en este caso dominado con cierta claridad por el jugador cordobés, muy en racha desde que acabara cuarto en el Campeonato de Europa Individual, un buen puntal para el equipo español durante todo el torneo.

Asimismo desequilibrado desde mitad de recorrido, pero en este caso del lado inglés, resultó el enfrentamiento entre Gianmarco Petrozzi y Javier Sainz, controlado especialmente por el británico a partir del hoyo 12 en lo que se convirtió en un camino sin retorno para el español, que cedió por 3/2.

Asimismo en la balanza inglesa cayó el punto reservado para el duelo entre Scott Gregory y Manuel Elvira, igualdad de principio a fin donde ninguno de los dos se permitió el más mínimo respiro antes de que el español, en el último hoyo, cediese por la mínima.

El marcador provisional, empate a 3, confirió de máxima y vital importancia el desenlace del enfrentamiento entre Adriá Arnaus y Matthew Jordan. El vigente campeón de España Absoluto, con el mismo aplomo y solidez que le ha llevado a gestar grandes resultados en la presente temporada, se defendió como gato panza arriba de los constantes atasques del golfista inglés, en cualquier caso ligeramente a rebufo en una recta final que Adriá Arnaus, todo serenidad, acertó a gestionar a la perfección para, en el último hoyo, sumar un último punto que vale un título, el cuarto en la historia del golf español en este Campeonato de Europa Absoluto Masculino.

Medalla de plata en los Europeos Sub 18

Apenas un putt, unos pocos centímetros, alejaron a España de la medalla de oro en el Campeonato de Europa Sub 18 Masculino por Equipos celebrado en el recorrido murciano de La Manga Club, escenario de una épica final que acabó encumbrando a Dinamarca y que premia a los españoles, muy sólidos desde el principio de la competición, con la tercera presea de plata en la historia de este torneo.

España, anteriormente, había acabado en el segundo puesto en las ediciones de 1989 y 2004, un palmarés asimismo adornado con seis oros (1980, 1990, 1996, 1997, 2002 y 2011) y cinco bronces (1982, 1983, 1993, 1994 y 1995), palpable constatación de un protagonismo que convierten a los españoles en permanentes protagonistas de esta competición.

El equipo español sub 18 muestra la medalla de plata.
El equipo español sub 18 muestra la medalla de plata.

España –que concluyó la fase previa clasificatoria como cabeza de serie ofreciendo una magnífica imagen– se enfrentó con éxito a Irlanda en la primera eliminatoria en pos del título, a la que derrotó por 5-2, y, posteriormente, a Italia, a la que superó por idéntico resultado.

Ya en la gran final, batalló sin descanso para remontar un 0-2 adverso tras la disputa de los foursomes que se convirtió en un reto de características épicas a punto de ser culminado tras una reacción conjunta de las que hacen época. Faltó un putt, apenas unos pocos centímetros para consumar la gesta.

Dominio danés en los foursomes, 0-2

Dinamarca se adelantó a España por 2-0 tras la celebración de los partidos por parejas. En el primero de ellos, Frederick Korsgaard y Rasmus Needggard controlaron en todo momento la situación a pesar de los esfuerzos de Eugenio López-Chacarra y Gonzalo Leal por revertir una situación crecientemente complicada.

Siempre por detrás en el marcador parcial, aunque a corta distancia, la pareja española encontró la fórmula para igualar el duelo en el hoyo 13, punto de partida de una buena reacción danesa que, mejor que los españoles en los dos siguientes hoyos, fue a la postre decisiva antes de apuntarse el primer punto de la gran final por 3/1.

Más desconcertante aún fue el choque entre Alejandro Aguilera-Eduard Rousaud frente a Oliver Hundeboll-Rasmus Hojgaard. Los españoles, como en las eliminatorias anteriores ante Irlanda e Italia, salieron como un tiro, anotándose los tres primeros hoyos, dramático punto de inflexión de un racha enteramente danesa, cuatro hoyos consecutivos de dominio nórdico que se ampliaron aún más en los siguientes, hasta el punto de que la situación, cada vez más tensa, acabó por romperse definitivamente en el hoyo 15 (3/2) a pesar de los esfuerzos de la pareja española por encontrar ese juego dinámico que tantos réditos generó en jornadas anteriores.

Lucha sin cuartel hasta el último suspiro en los partidos individuales

Obligados a ganar al menos cuatro de los cinco partidos para colgarse la medalla de oro al cuello, los españoles afrontaron desde el primer duelo individual un objetivo posible pero arduo dada la calidad exhibida por los jugadores nórdicos durante los foursomes.

Alejandro Aguilera, un auténtico ciclón ante Kristoffer Max –al que derrotó sin paliativos por 5/4 en una demostración de fuerza y acierto–, y Eduard Rousaud, asimismo bastión inexpugnable para el danés Frederick Korsgaard –al que eliminó por 3/2 tras dominar con claridad durante todo el recorrido– sumaron dos valiosos puntos para España que dieron alas al resto de sus compañeros, quienes aunaron aciertos en el momento justo, en la recta final de un enfrentamiento taquicárdico, para poner a Dinamarca contra las cuerdas a pesar de que Rasmus Hojgaard, más inspirado que Ignacio Montero a lo largo de la ronda, puntuó para los daneses al imponerse en este duelo parcial por 3/2.

La situación, dramática, sacó a relucir lo mejor de sí mismos a los españoles que quedaban en el campo. Borja Martín, siempre a rebufo de Oliver Hundeboll pero a mínima distancia, superó su roqueña resistencia en la recta final, una loable reacción que concluyó con un maravilloso eagle premiado con nuevo punto para España y una atronadora ovación.

Los gritos de júbilo se escucharon en el único partido que quedaba en liza, Gonzalo Leal frente a Rasmus Neegaard, un choque trepidante, dominado por la mínima por parte danesa, que llegó a la última bandera tras un maravilloso putt embocado por parte del golfista español en el hoyo anterior.

Luego se produjeron dos fantásticas salidas, dos maravillosos golpes de aproximación, dos buenos putts, apenas unos pocos centímetros de diferencia que inclinaron la balanza, definitivamente, del lado danés.

Cuarta posición en el Europeo Femenino Absoluto

España, cuarta clasificada, ha cedido ante Suecia por 4,5-2,5 en la lucha por la medalla de bronce en la última eliminatoria del Europeo Absoluto Femenino por Equipos, un duelo de alto voltaje entre dos conjuntos con amplia tradición ganadora y que se han enfrentado en infinidad de ocasiones en los últimos años.

Esta vez, en el recorrido de Montado Golf Resort, a las afueras de la localidad portuguesa de Setúbal, la balanza se ha inclinado del lado nórdico por pequeños detalles en los partidos individuales después de empatar a 1 en los foursomes.

Tablas entre españolas y suecas en los duelos por parejas

La eterna rivalidad hispanosueca se puso una vez más de manifiesto durante la celebración de los partidos por parejas, concluidos con empate a un punto para incrementar más si cabe la incertidumbre de los duelos individuales.

En el primero de los choques, de elevadísimo voltaje, se vieron las caras dos ganadoras de la prestigiosa Copa S. M. La Reina, Linnea Strom y Marta Pérez, acompañadas por dos jugadoras de calidad igualmente más que contrastada como Filippa Mork y Elena Hualde. La igualdad inicial dio paso a una iniciativa primero tímida pero luego más intensa de la pareja sueca, que apoyada por la irritante efectividad de Filippa Mork a la hora de embocar los putts, llevó a Suecia a consumar su primer punto por un inapelable 5/3.

Compensando esa situación, Ana Peláez y Ainhoa Olarra controlaron por su parte sin excesivos problemas a la pareja integrada por Linnea Johansson y My Leander mediante una serie de buenas propuestas ganadoras que no obtuvieron respuesta sueca. Tres arriba ya en el hoyo 4, una ventaja incrementada a cuatro hoyos en el 12, la pareja sueca reaccionó con dos birdies en los hoyos 15 y 16 que dejaron de tener efecto cuando, en el hoyo 17, enviaron la bola al agua mientras la pareja española hacía birdie (2/1) para empatar la contienda.

Suecia, superior a España en los choques individuales

Posteriormente, en unos partidos individuales caracterizados por el espectáculo y la emoción, Marta Pérez fue la primera en ceder su punto por 3/2 en un choque igualado que se decantó en la segunda vuelta, cuando la jugadora sueca Elin Sborn se puso dos arriba en el hoyo 15, un ventaja que ya no pudo recuperar la española.

Por su parte, Ainhoa Olarra tampoco logró sumar para España después de un duro partido con Michaela Finn, que ya en el hoyo 12 tenía una ventaja de dos hoyos. Aún así la española peleó hasta el final para ceder por sólo un hoyo.

Más positivo, Ana Peláez alimentó la esperanza en el marcador consiguiendo un valioso punto ante Filippa Moork, a la que controló en todo momento, llegando al 12 con un hoyo de ventaja y rematando en el 17 para acabar 2/1.

No obstante, ese punto no fue suficiente ya que Celia Barquín cedió ante Linnea Johanson, que ya en el hoyo 9 tenía una ventaja de dos hoyos. La nórdica, muy segura, supo aguantar el empuje de la española, que acortó distancias para llegar al 16 con una desventaja mínima antes de terminar cediendo por uno.

Lee Harang, por su parte, también peleó de manera muy intensa ante Linea Strom, en un duelo de ida y vuelta donde nunca dejó de plantar cara. Tras los primeros 9 hoyos perdía por uno, en el 12 lograba empatar antes de ceder nuevo en el 15 y en el 16, esfuerzos en cualquier caso baldíos toda vez que el duelo se había resuelto prematuramente, lo que llevó a ambos equipos a dar este último partido por igualado.

Sexta plaza en el Europeo sub 18 femenino

España ha concluido en sexta posición su participación en el Campeonato de Europa Sub 18 Femenino por Equipos, que se ha celebrado en el St. Laurence Golf Club (Finlandia), tras ceder en la última de las eliminatorias, por un apretado 2 a 3, ante Alemania.

Las españolas, séptimas en la fase previa clasificatoria, perdieron ante Italia en cuartos de final, lo que les dejó sin opción de ganar el título. Posteriormente, en la siguiente ronda de eliminatorias, España superó a con solvencia a Holanda.

Triunfo alemán in extremis en la lucha por la sexta plaza

Españolas y alemanas protagonizaron un duelo vibrante en la última jornada de competición, un marcaje continuo desnivelado por mínimos matices en los partidos individuales, toda vez que el choque por parejas adquirió desde muy pronto color teutón gracias a la suma de aciertos del dúo integrado por Hannah Kaarg y Sarina Scmidht, que controlaron a Elena Arias y Marta García a partir del hoyo 3, inicio de una briosa serie de aciertos que les llevó a adquirir una ventaja de 3 golpes en el hoyo 6.

Aunque las españolas, guerreras, lucharon con fuerza por darle la vuelta al marcador, ambas sucumbieron por 3/2 en un duelo de desarrollo muy parecido al protagonizado, ya de forma individual, por Blanca Fernández, a la zaga de Alexandra Forsterling en la primera mitad del recorrido antes de igualar en el 9 y volver a ceder en el 12 para caer definitivamente por 3/1.

Su compañera Paula Neira sí que se convirtió en un bastión inexpugnable para la germana Aline Krauter, a la que dominó sin problemas desde el tee del hoyo en 1 antes de eliminarla por 4/2, un punto muy importante que se sumó al conseguido por Raquel Olmos en su choque frente a Celina Sttelkau, máxima igualdad durante los 18 hoyos antes de que la española, más inspirada en el momento justo, derrotase a su rival en la última bandera.

Todo, pues, quedó pendiente del desenlace del enfrentamiento entre Petra Durán y Ester Henseleit, un toma y daca continuo, dramático por momentos, dominado por la española durante la primera parte del recorrido antes de que ambas se internasen en una fase de continua igualdad que se extendió hasta el hoyo 18 y luego, por decisivo, al hoyo 19, un esfuerzo extra que acabó beneficiando a la jugadora alemana para ganar su partido y, de paso, ofrecer a su equipo el punto que desnivelaba definitivamente la balanza.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here