Inicio Ryder Cup Rafa lanza la primera arenga de Europa para la Ryder Cup

Rafa lanza la primera arenga de Europa para la Ryder Cup

Compartir
Rafa Cabrera Bello. © Golffile | Thos Caffrey
Rafa Cabrera Bello. © Golffile | Thos Caffrey

Rafa Cabrera Bello hace tiempo que tiene activado en su cerebro el modo Ryder Cup. Exactamente desde que acabó la de Hazeltine hace poco más de un año. Fue una de las mejores experiencias de su vida y por su cabeza no pasa otra cosa que darlo todo para intentar repetir presencia en Francia el próximo año. Así lo reconocía esta semana en Hong Kong y, de paso, se metía de lleno en el debate sobre la supuesta superioridad del joven y talentoso equipo norteamericano. El canario no lo tiene tan claro…

“No cambiaría a ningún americano por Justin, Sergio, Rory o Henrik…”

Las palabras de Rafa bien podrían ser interpretadas como la primera arenga de Europa pensando en París. El golfista español cierra filas y recuerdas que las estrellas del viejo continente no tienen nada que envidiar a las de Estados Unidos. “Aunque perdimos, la Ryder de Hazeltine fue una de las mejores semanas de mi vida y por supuesto que deseo volver a jugarla. Todos somos conscientes de que Estados Unidos tiene un equipo joven y con mucho talento, pero sinceramente creo que nunca han tenido un equipo débil. De todos modos, y con toda franqueza, a mí me encanta nuestro equipo. No cambiaría a ninguno de sus jugadores por Justin, Sergio, Rory o Henrik… y podría seguir dando otros nombres. Yo tengo experiencia en la Ryder, Fleetwood seguramente está pensando ya en el equipo, igual que otros muchos. Hatton, por ejemplo, ha sumado ya mucho… Ya veremos que pasa. En lo que a mí respecta sé que si juego bien, como hice el año pasado y como lo he estado haciendo éste, me puedo meter en el equipo. Eso es todo lo que necesito saber”, asegura.

Satisfecho por su primera ronda en Hong Kong

Respecto a la primera ronda en Hong Kong, donde ha sido uno de los pocos que ha podido ganar al campo (69 golpes), Rafa se mostraba muy satisfecho. “Ha sido un día muy difícil, por la mañana hizo viento y frío, además era un viento que cambiaba mucho de dirección y lo hacía aún más complicado. Jugar bajo par creo que está bien. He jugado muy bien los once o doce primeros hoyos, cometí errores pero también me di oportunidades y ahí he podido hacer resultado. En los últimos hoyos no he podido mantener ese mismo nivel de juego”, explicaba.