Inicio Tengolf TV Con la cabeza de Rafa Nadal el US Open estaría más al...

Con la cabeza de Rafa Nadal el US Open estaría más al alcance de la mano…

Compartir

Son dos de los grandes eventos del deporte mundial cada año. Y además se vienen jugando desde hace muchísimo tiempo de modo consecutivo: acaba uno y comienza el otro. Roland Garros y US Open de golf (estamos hablando de la competición masculina). En el de las raquetas, España domina desde 1925 (cuando el torneo se entiende como hoy es) con veinte victorias. Obviamente, Rafa Nadal y sus doce triunfos son algo más que la base de todo, pero no pueden ningunearse los otros ocho triunfos, obtenidos por otros seis jugadores, desde Manolo Santana (1961 y 64), pasando por Andrés Gimeno (1972) y siguiendo por Sergi Bruguera (93 y 94), Carlos Moyá (1998), Albert Costa (2002) y Juan Carlos Ferrero (2003). No sólo no pueden ningunearse, sino que tales éxitos (y eso sin contar con otros siete subcampeonatos…) muestran variedad, calidad y cantidad a partes iguales.

VÍDEO | Aquí nadie anda con cara de susto como en Bethpage…

Justo lo que no abunda en el US Open de golf, una de las grandes espinas en la carrera de Severiano Ballesteros, tal y como él mismo reconoció en más de una ocasión y, por extensión, una gran espina ensartada en el corazón del golf español. No hay modo de ganarlo. ¿Por qué? Jon Rahm, por ejemplo, cree que el tipo de campos que se juegan no es lo que se estila en España. Quizá sea una cuestión meramente psicológica, apunta también el campeón vasco. Si Seve hubiera ganado antes este torneo que el Masters, a lo mejor todo hubiera sido distinto…

Las primeras impresiones de Adri Arnaus ante el majestuoso Pebble Beach

Pero es evidente que en el US Open hace falta más cabeza que en ningún otro torneo. Lo decía Jack Nicklaus: “es el torneo que separa a los hombres de los niños”, como recordaba también hoy Jon. La de Rafa Nadal, por ejemplo, a nadie le vendría mal. El tenis y el golf no son actividades similares, pero al final, la resiliencia, la paciencia, el control de las emociones y la adaptación al medio, el que toque cada día, son capacidades más mentales que otra cosa. El US Open demanda todo ello en cantidades industriales. Por desgracia, Nadal no hay más que uno, reconoce Rahm, que se recrea en la descripción de sus virtudes. “Mira que yo creo que tengo buena cabeza, pero es que lo de Rafa…” (VER VÍDEO).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here