Inicio Grandes Circuitos European Tour Miguel, el colmo del genio y el amor propio

Miguel, el colmo del genio y el amor propio

Compartir
Miguel Ángel Jiménez. © Golffile | Eoin Clarke
Miguel Ángel Jiménez. © Golffile | Eoin Clarke

Jiménez lo ha vuelto a hacer. Hay que volver a considerar lo que supone cruzarse el charco deprisa y corriendo con 53 años, seis meses y dos días cumplidos para venir a jugar un torneo de gran calibre, como es este Open de Irlanda de las Rolex Series, y pasar el corte sobrado con una naturalidad tremenda. Eso es lo que ha hecho Miguel, que de igual manera tendrá que marcharse deprisa y corriendo la semana que viene para disputar el Constellation PLAYERS en el PGA Tour Champions.

Es cierto que le ha costado lo suyo, porque es su primer corte pasado en el European Tour en 2017 de tres intentos, aunque ya estuvo también el fin de semana en Hong Kong a finales de 2016. Pero hay que ver qué tipo de jugadores se han quedado fuera esta semana para dotar de mayor calado a la hazaña del español: Rory McIlroy, Lee Westwood, Thomas Pieters, Tyrrell Hatton, Andrew Johnston, Alex Levy, Cabrera Bello, McDowell… Puede que alguno de ellos no atraviese por su mejor momento, es cierto, pero no deja de ser alucinante que el de Churriana pueda patearles todavía el culo, como suele decirse en estos casos.

Lo que ha hecho hoy es, además de controlar con bastante autoridad su juego, patear con enorme finura en los greenes del Strand course para acabar firmando una ronda de 70, con todas las expectativas abiertas de cara a los segundos 36 hoyos. Es un genio, sencillamente. Un caso y un jugador irrepetible. El colmo del amor propio.

Rory McIlroy se lamenta tras fallar el corte en su casa. © Golffile | Eoin Clarke
Rory McIlroy se lamenta tras fallar el corte en su casa. © Golffile | Eoin Clarke

– No hace falta echarle mucha imaginación para comprender lo decepcionado que se siente Rory McIlroy después de quedarse fuera del corte. Era el campeón defensor, el gran anfitrión y, además, se ha quedado sin jugar el fin de semana las dos últimas veces que este torneo ha venido a Irlanda del Norte, su terruño. Rory ha desvelado que a lo largo de la semana pasada había jugado unas cuantas vueltas de entrenamiento en campos links y que estaba haciendo buenos resultados, por lo que llegaba con confianza a la cita. Lo cierto es que no ha estado brillante en ninguna parcela del juego, aunque él todavía espera llegar en plenitud al próximo British, para lo que va a jugar la semana que viene el Open de Escocia.

– El fin de semana ventoso que se preveía lo será, pero a medias. Nos explicamos. El sábado se espera un viento constante de entre 10 y 15 millas por hora, más de lo que ha soplado hoy y del suroeste, es decir, el más natural en esta zona, a favor en los pares 5 del 13 y el 14 y en el 18. Y el domingo aumentará la intensidad hasta picos de 20 millas por hora y además se esperan también algunos chubascos, así que en la cuarta jornada puede haber momentos de drama, si se juntan el agua y un viento ya más que potente.