Inicio Grandes Circuitos Toca dar guerra en el Latinoamérica sin estar al ciento por ciento

Toca dar guerra en el Latinoamérica sin estar al ciento por ciento

Compartir
Mario Galiano, esta temporada en el Challenge Tour. (© Golffile | Fran Caffrey)

Hola a todos desde Miami. Estoy aquí para jugar dos semanas seguidas en el PGA Tour Latinoamérica. La primera es aquí y la segunda en República Dominicana. Van a ser mis dos primeros torneos tras una lesión que me hice en el tobillo en mitad de los Challenge de Sancti Petri. Tengo que decir que vengo todavía un poco tocado y que jugaré seguramente con limitaciones, ya que no puedo hacer bien el swing, pero creo que aunque no esté al ciento por ciento puedo dar guerra.

El viaje a Miami ha sido una pequeña odisea. He tenido que pasar una cantidad de controles importante hasta llegar bien aquí. Lo primero fue la Policía Nacional en la estación de tren de Málaga. Ahí ya nos pidieron documentación y no hubo mucho problema. El drama llegó en el aeropuerto de Madrid a la hora de facturar. Llevaba una autorización de viaje del gobierno de Estados Unidos, pero nos decían que eso no valía. Nos tuvieron allí dos horas y acabaron llamando a un departamento de Iberia que tramita autorizaciones para extranjeros para que nos dejaran embarcar. Parecía que había pasado todo, pero en realidad no fue así. Antes de subir al avión también tuvimos lío. Nos pidieron otra vez los papeles y de nuevo problemas. Como ya íbamos justos de tiempo, pensé que nos quedábamos en tierra. Al final, pudimos entrar.

La sensación dentro del avión fue súper extraña. Estaba prácticamente vacío. Diría que no había ni un 20 por ciento de los asientos ocupados. La verdad es que impresiona bastante.

Al llegar a Miami, más problemas. No me han llegado los palos y parece que me llegarán el martes por la mañana. Estaré descansando el tobillo, a ver si se me pone mejor para el jueves. La idea es jugar el martes y el miércoles pero muy poco, apenas unos hoyos, sin forzar. Me he traído una bolsa pequeña para llevar el menos peso posible. Ya os iré contando cómo me van yendo las cosas. Vengo poco entrenado porque la lesión me ha frenado. No he tocado casi un palo en más de un mes, apenas un poco de approach y putt, así que a ver cómo sale… Tengo buenas vibraciones.