Inicio Grandes Circuitos European Tour Dos semanas inesperadas en China que empiezan con una decisión de vértigo

Dos semanas inesperadas en China que empiezan con una decisión de vértigo

Compartir
Pep Anglés.

Vaya por delante que no tenía pensado ir a China. Tomé la decisión de empezar a trabajar con un nuevo entrenador hace unos dos meses. Aunque estemos al final de la temporada decidí jugármela con un cambio técnico muy importante porque el año estaba siendo malo. Por ello, las primeras semanas puse mucho trabajo, mucho volumen y poco a poco el cambio técnico va cogiendo forma. Sé que es un proceso que debe durar unos seis meses, por lo que hasta el año que viene no estaré bien del todo, pero estoy comprometido con la línea de trabajo y con mi entrenador, Miguel Ángel Duque. Los dos aceptamos que haciendo este cambio podría ocurrir que no pasara cortes, aunque también sabía que con mi habilidad me podría apañar pese a no estar totalmente competitivo.

He puesto mucho trabajo, muchas horas, muchas bolas. Las primeras semanas había días de pegar 700 bolas. Obviamente, con tantas pelotas aceleras el proceso. No obstante, la realidad es que estaba centrado en que no iría a China porque pensé que no entraba y lo único que tenía en la cabeza era meter carga de trabajo para llegar lo mejor posible a la segunda fase de la Escuela del European Tour.

Sin embargo, todo cambió cuando me dijeron que entraba en China. No lo esperaba. De hecho, yo estaba peleando por mantener la tarjeta completa del Challenge Tour. Lo consiguen 70 y yo estaba el sesenta y largos… Lo hice bien en Marruecos y Francia y sumé lo suficiente para estar dentro de los 70, primer objetivo.

Después, no fui a Irlanda porque sabía que me podían invitar a China. No me llamaban, no me llamaban y di por hecho que no entraba, pero de repente el domingo previo paso de quinto a primer reserva y entro. Me llega el visado el lunes por la mañana porque me lo tramitan de forma exprés. Encuentro un billete de avión para el martes y llegó el miércoles a las dos de la tarde al campo de golf. Lo que hago es andar nueve hoyos e irme a dormir. Hay jet lag, así que me meto alguna Dormidina y trato de descansar.

Anglés se gana a última hora una plaza en el Foshan Open

El jueves empiezo bien. Por suerte me ponen por la tarde y hago una vuelta de par bastante correcta. Esta semana no entreno porque no tengo fuerzas, prefiero guardar energías para competir. El siguiente día hago un -2 por la mañana sólido y el sábado acabo bogey y bogey, mal, pero me aguanto en la posición 17º. Así, me encuentro un domingo en Hainan, en la primera de las finales del Challenge Tour sin saber aún si entraba en Foshan. Necesitaba saberlo antes de jugar, así que me fui a informar, hablé con el Challenge y me dijeron que pensaban que con una vuelta bajo par buena tendría opciones. Me dicen que si hago sobre par será complicado porque las invitaciones irán para los que acaben cinco, seis o siete bajo par. Yo iba tres bajo en ese momento…

De este modo, me encuentro que tengo que hacer una vuelta muy baja para ir a Foshan y darme una oportunidad de estar en la Final, aunque realmente no estoy competitivo, ni tengo la mente en modo competición. Quizá ahora me encuentre al 30 por ciento de lo que puedo llegar a dar. Me limito a repetir un movimiento en el campo y trato de hacerlo tantas veces como puedo. La noche del sábado duermo mal, con algún problema de estómago. Duermo cuatro horas y me levanto agotado de no dormir y digo, mira, estoy cansado, lento, pero me puede ir bien… Me juego mucho en esta última vuelta, pero al estar cansado, todo iba a ir más lento y me podía ayudar en tres factores.

Un gran domingo de golf deja a Anglés a las puertas del top 10 en el Hainan Open

Por un lado, me podía ir bien para el ritmo al ir más lento, y mentalmente iba a estar tranquilo, lo cual también era positivo aunque no fuera sobrado de potencia. Dos, me paro a pensar y digo, vamos a ver, si no soy el que ha entrenado más de todos los que estamos aquí en las últimas semanas, estaré cerca,  así que por qué no me merezco que me salgan las cosas, por qué no va a pasar si llevo dos meses trabajando muy bien.

Y tres, para mí es más fácil competir cuando tengo más presión. Cuanta más presión, más claridad tengo. Las dudas e incertidumbres me afectan mal y cuanto más presión, más claro tengo lo que debo hacer. Al final, todo era positivo.

Me centré en ir al campo, escoger los objetivos y hacer un buen movimiento. Al estar cansado y más desgastado, mentalmente era más fácil aceptar todo. El nivel de aceptación de los errores lo tenía más alto. Jugué impoluto, sin estrés, el mejor día de los cuatro, muy sólido. Mi dispersión cada vez es menor, cogí 15 greenes y estoy muy contento. En los últimos dos hoyos hice birdie-birdie y me aseguré la plaza. Bajo presión respondí muy bien y con un control muy bueno de las trayectorias y eso no lo tenía antes de los cambios. Firmé una tarjeta limpia de 68 golpes. No sé cuántas vueltas sin bogeys he hecho este año, igual es la primera, y en la situación que me encontraba es para estar muy contento.

El Blog de Pep Anglés

Os escribo esto a las tres y media de la mañana recién llegado a Foshan. Esta semana sí hay un objetivo que es meterme en la final de la Road to Mallorca, es decir, clasificarme entre los 45 mejores del ranking del Challenge. Creo que me sirve con un top 4 o 5, aunque no pierdo de vista que mi objetivo está más allá. Es el año que viene. Lo principal ahora es repetir el máximo número de veces los movimientos que estoy trabajando, hacer repeticiones de calidad, conservar la energía y aprovechar que detrás de la oreja tengo más confianza y se puede dar el caso de acabar en el top 4.

Insisto en que mi objetivo va más allá, es un cambio muy importante en el aspecto general y tardará, pero estoy tranquilo, con ganas de jugar, con confianza y queriendo disfrutar y seguir haciendo lo mismo. Estas dos inesperadas semanas en China son oportunidades de trabajar bajo presión y todo suma.

3 COMENTARIOS

  1. Magnificas reflexiones de una persona que trabaja humildemente por hacerse un sitio en un deporte muy duro física y sobretodo mentalmente. Enhorabuena!

  2. A propósito, excelente articulo, como siempre. Espero ansioso un análisis de lo que nos espera en la Seguda Fase de Clasificación de la Escuela para el European Tour con los españoles…

Comments are closed.