Inicio European Tour Estrella Damm NA Andalucía Masters El momento clave de mi victoria y su pequeña intrahistoria

El momento clave de mi victoria y su pequeña intrahistoria

Compartir
Rafa Cabrera Bello, junto a su caddie, en la jornada final del ACCIONA Open de España. © Golffile | Alberto Simon
Rafa Cabrera Bello, junto a su caddie, en la jornada final del ACCIONA Open de España. © Golffile | Alberto Simon

Es muy complicado concretar un solo momento decisivo cuando acabas de ganar un torneo de golf, porque al final cuentan lo mismo los aciertos o errores del jueves y del domingo. Pero bueno, si tuviera que quedarme con una situación concreta muy determinante sería la del hoyo 18 del domingo, o lo que es lo mismo, el hoyo 72 del torneo, cuando fallé la salida. Una vez que hube dropado sin penalidad, pues el camino interfería en mi ‘stance’, realmente no tenía una línea clara hacia el green. Estuvimos buscando un hueco, un agujerito entre los árboles, algo a lo que agarrarnos, pero había muy poquito espacio. Era muy arriesgado…

A ver, aquí conviene hacer una aclaración para situar la trascendencia del momento. Tengo muy claro que si esa misma situación se hubiera dado en el hoyo 71 del torneo, la decisión hubiera sido sacarla a calle. La razón es muy sencilla: incluso haciendo bogey, luego habría tenido un hoyo más para hacer birdie. Sin embargo, tratándose del hoyo 72, y con Adri en el bunker de green, había que arriesgar, aún sabiendo que un error te iba a costar con casi total seguridad el doble bogey y, por consiguiente, el adiós definitivo al torneo.

Vimos un huequecito por donde podía pasar la bola, pero ahora teníamos otro problema. Tenía unos 135 metros a bandera, así que en teoría necesitaba pegar el hierro 9 para llegar al hoyo, pero con ese palo la bola no iba a coger la altura suficiente para alcanzar ese pequeño claro entre los árboles.

Al final, hablándolo con mi caddie, Ben, decidimos que iba a pegar el pitching y a donde fuera… Cuando vi que la bola pasaba por el huequecito incluso pensé que podía alcanzar el comienzo del green, pero en el bunker tampoco estaba tan mal.

Es verdad que cuando gané en Dubai, en 2012, me vi el domingo en una situación parecida, pero había dos grandes diferencias: por un lado, en Dubai aquello me ocurrió en el hoyo 16 del Emirates, no en el último de la ronda; por otro lado, en aquella ocasión el hueco que tenía entre los árboles era bastante más grande y franco.

Hay otros momentos claves, por supuesto. Uno es evidente: el último putt, en el play off, el de la victoria. La bola tenía que remontar una pequeña pendiente y luego no tenía del todo claro hacía dónde iba a romper, pero tomamos una decisión y acertamos. Otro momento, creo yo, es el del putt de birdie del hoyo 13, porque no era una ocasión clarísima y ese tipo de ‘bonus’ en la ronda decisiva siempre son importantes.

Blog de Rafa Cabrera Bello

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here