Inicio Grandes Circuitos Un mal inicio del que saco muchas cosas buenas

Un mal inicio del que saco muchas cosas buenas

Compartir
Scott Fernández. © Golffile | Phil Inglis
Scott Fernández. © Golffile | Phil Inglis

¡Hola a todos!
Os escribo desde Lumine Golf, donde esta semana estoy jugando el Costa Daurada CPG Fourball Championship, torneo por parejas en el que compito con mi entrenador Mikael Lundberg. Tras las dos primeras jornadas, vamos en el puesto 18 y hemos pasado el corte, pero queda mucho por hacer mañana.

Este tipo de torneos vienen muy bien, ya que estamos en tiempo de parón en el Challenge Tour hasta mayo tras haberse disputado los tres primeros del año en Sudáfrica. Este año es el circuito en el que estoy centrado pese a tener peor categoría que la pasada temporada, pero, gracias al apoyo de la Federación Española y las invitaciones que me ofrecen, me puedo permitir un buen calendario.

Todos los blogs de Scott Fernández

Aparte de esas invitaciones, aprovecho para agradecerles el apoyo técnico que nos ofrecen a través del Pro Spain Team, de hecho estuve la pasada semana en Madrid trabajando con ellos y gestionando un poco la planificación de la temporada.

Una temporada que para mí arrancó hace unas semanas, ya que jugué dos de esos torneos del Challenge Tour en Sudáfrica y, siendo sinceros, no fue todo lo bien que hubiera querida, pues no pasé los cortes y por tanto no pude sumar en los fines de semana. Eso sí, hubo una vuelta de -6 libre de bogeys que me hace ver que el duro trabajo de la pretemporada va por buen camino y es la línea a seguir para que las cosas empiecen a salir bien pronto, aunque retocando algunas cosillas.

PODCAST: La sobrada de Azinger, los metepatas y el tee de rojas

Como decía, estamos unas semanas sin jugar, y hay que buscar torneos donde sea porque competir es la mejor manera de entrenar, y por eso me he apuntado a una escuela en Francia en la que los cinco primeros juegan los torneos franceses del Challenge, y así me aseguraría estar en ellos sin tener que gastar invitaciones.

Es lo que toca ahora, aprovechar cada oportunidad de competir para preparar bien la temporada Challenge, y si es con torneos tan divertidos como el de esta semana en Lumine, mejor. Aparte de que estamos jugándolo muchos españoles, mi pareja esta semana es mi entrenador, por lo que os podéis imaginar lo controlado que me tiene y lo mucho que estoy agradeciendo tenerle cerca para perfilar esas mejoras que os comentaba antes.

Por suerte, él también jugará el Challenge este año y me verá bastantes semanas, eso te da confianza para jugar mejor.
Os dejo ya, que toca preparar la jornada de mañana, y no hay quien le diga que no a Mikael… Espero contaros pronto grandes noticias respecto a mis resultados y que esas buenas sensaciones se conviertan en éxitos. Gracias por leerme.
Un saludo, Scott.