Inicio Grandes Circuitos Oficial: un capitán de la Ryder Cup al que nadie vio venir
La PGA de América confirma la elección de Keegan Bradley para la Ryder de 2025

Oficial: un capitán de la Ryder Cup al que nadie vio venir

Compartir
Keegan Bradley. (© Golffile | Eoin Clarke)

Bombazo informativo. El debate está servido. La PGA de América ha confirmado este lunes por la noche la noticia de que Keegan Bradley será el capitán del equipo estadounidense en la Ryder Cup de Nueva York el próximo año.

La oficialidad ha llegado antes de lo esperado y después de que varios medios de comunicación al otro lado del Atlántico adelantaran la posibilidad de que el elegido fuera el golfista asentado en Boston.

El anuncio está previsto para este martes al mediodía, hora de la costa este de Estados Unidos, pero se ha adelantado el nombre por las redes sociales de la PGA de América al comprobar que el nombre ya estaba en la calle.

Con Tiger Woods fuera de la ecuación por decisión propia, ya que consideraba que en la situación actual del golf mundial, metido hasta las cejas en la negociación con las saudíes para tratar de alcanzar un acuerdo, y el lanzamiento el próximo año de la TGL, no iba a disponer del tiempo y las energías suficientes como para dedicarse en cuerpo y alma a una tarea tan exigente como ser capitán de la Ryder Cup, el abanico de posibles candidatos no era precisamente amplio. En teoría, por edad y peso histórico en el golf americano en los últimos años, debería ser Phil Mickelson, pero ya sabemos que eso a día de hoy es imposible tal y como está la situación con LIV Golf.

Así las cosas, varios medios americanos adelantaban el nombre de Keegan Bradley, provocando estupefacción y bastante controversia. Keegan Bradley sorprende en primer lugar porque es un jugador en activo y con posibilidades reales de clasificarse para la cita, pero la sorpresa es todavía mayor al tratarse de un polémico descarte en la pasada Ryder Cup del Marco Simone en Italia. Keegan luchó por clasificarse hasta el final y se quedó a las puertas de entrar por puntos, pero finalmente Zach Johnson se decantó por Justin Thomas, por su experiencia y su mejor relación con el resto de compañeros del equipo. Ahí pesó mucho la opinión de los jugadores. Uno de los capítulos de la segunda temporada de la serie Full Swing de Netflix recoge perfectamente lo que sucedió y la enorme decepción de Bradley al recibir la llamada.

La elección de Keegan Bradley supone un giro brutal de los acontecimientos. Es conocido por todos al otro lado del Atlántico que no es el jugador más apreciado por sus compañeros, por lo que es inevitable mirar con extrañeza esta decisión. Por otro lado, se puede entender como una manera de restañar la herida del año pasado.

Desde luego, otra cosa no será, pero Bradley ha demostrado que ama con una pasión desmedida la Ryder Cup, lo ha hecho muy bien en esta competición y transmite una fuerza competitiva importante. Se espera una de las Ryder Cup más calientes desde el punto de vista de los aficionados y Bradley puede actuar de perfecto motor de inyección para calentar a las masas. No será un capitán templado. La gran duda es saber cómo será el ambiente en ese vestuario. Igual la PGA de América ha buscado precisamente alguien que rompa la dinámica actual del equipo estadounidense, donde parecía que se hacía prácticamente todo lo que querían sus estrellas.

Recuerden que Europa ya anunció que Luke Donald repetiría como capitán en Nueva York.