Inicio DP World Tour DESDE LA JAIMA Sergio García se queda sin red pero está muy entero
El golfista de Borriol ha perdido terreno pero se mantiene en la pelea en Dubai

Sergio García se queda sin red pero está muy entero

Compartir
Sergio García © Golffile | Eoin Clarke
Sergio García © Golffile | Eoin Clarke

Sergio García (-5) ha cedido mucho terreno en la segunda ronda del Omega Dubai Desert Classic. El golfista de Borriol ha entregado una tarjeta por encima del par de 73 golpes y ha pasado de estar a dos a situarse a cinco del líder, Thomas Detry (-10). Sin duda, este viernes ha dado un paso atrás, aunque la realidad es que está metido hasta las cejas en la pelea por ganar. Cinco golpes es margen más que suficiente para poder remontar un domingo, mucho más si tenemos 36 hoyos por delante.

Miguel rompe de nuevo los esquemas más razonables

Hay que ir más allá del resultado de Sergio hoy en el Emirates y fijarse en su actitud, en su mirada, en su convicción de que sí, lo de hoy ha sido un tropiezo, es obvio que las cosas no han salido como él hubiese querido, pero no hay que hacer ningún drama. La confianza está intacta y transmite una entereza que invita a pensar que va a estar el domingo en la pelea. Esta manera de encajar las vueltas, sean muy buenas o menos buenas, lo sitúa en una o dos dimensiones por encima como jugador.

Cancelado el Oman Open del European Tour por el coronavirus

Sergio se dejó hoy el terreno en dos parcelas. En los primeros hoyos no estuvo fino con el putter y se perdieron por el camino demasiadas opciones claras para haber recortado golpes al campo. Después, durante el día ha dado una de cal y otra de arena con los hierros. Ha seguido pegando golpes muy buenos, pero también ha tenido algún error que le ha costado caro, como el segundo tiro del hoyo 16 que fallaba por la izquierda y terminaba en doble bogey, o el del 15, par 3, que acababa con bogey. Realmente, esos dos hoyos han sido los que han estropeado una trabajada ronda de golf que iba camino de dejar a García con un resultado más que decente de siete u ocho bajo par, en el segundo escalón de la clasificación.

Espectacular drive (línea y distancia) de Sergio en el hoyo 13

Lo más positivo es su actitud y cómo le está pegando al driver. Hoy de nuevo ha estado sublime. Se le ha escapado alguna salida, como en el hoyo 12, pero en general se ha mostrado poderoso y certero. Si mantiene ese nivel de confianza desde el tee será difícil contener su ataque el fin de semana. Su hoyo 18 final también invita al optimismo. Lo ha jugado de libro, pateando para eagle desde unos ocho metros. Hay Sergio para rato en este Desert Classic.

Nacho Elvira (-1) no podía contener la sonrisa cuando ha visto salir la bola… Eran poco más de las siete y veinte de la mañana en Dubai y el cántabro pegaba su tiro de salida en el hoyo 11, par 3. Lo último que había hecho allí fue el hoyo en uno de ayer, el primero de su carrera. La sonrisa estaba más que justificada y es que la bola salió perfecta, en línea a la bandera… Sonrió porque dijo «ojo con ese tiro…». Y tanto… La bola botó un metro justo delante del hoyo en línea con la bandera. Si llega a salir un metro a la izquierda, con el efecto de draw que llevaba habría entrado… Hubo chanzas de Kjeldsen y Howell, sus compañeros de partido. En cuanto a su juego, Nacho ha sufrido hoy lo indecible desde el tee, razón por la que el 71 final le dejaba más que satisfecho. En Abu Dhabi le pegó muy bien a ese palo, por lo que confía en enderezarlo para el fin de semana y darse margen para crecer en la clasificación.

Podcast: Un detalle donde Sergio demuestra su genialidad

Pablo Larrazábal (-1) sigue con el modo de superviviencia activado. Hoy ha vuelto a pegar golpes malos y ha tenido que tirar de su fabulosa creatividad alrededor de green para ir salvando los muebles. Así ha conseguido pasar el corte. Desde luego, no ha sido como mandan los cánones, o en todo caso habría que ha sido como mandan los cánones de Larrazábal.

Eduard Rousaud (+2) se ha quedado fuera del corte. El jugador barcelonés se iba dolido, pero a la vez convencido de que ha dado un paso adelante. Se ha visto ahí, con los mejores, y capaz de pelear por el corte hasta el final a pesar de que no estaba totalmente cómodo con su swing esta semana. Ha dejado una primera tarjeta de visita de lo que es capaz. Lo mejor es que vuelve a jugar en Arabia Saudí la próxima semana y podrá seguir aprendiendo y ganando experiencia.

Consulta aquí los resultados en vivo