Inicio Grandes Circuitos European Tour Y el caso es que DeChambeau, líder, no se termina de gustar…

Y el caso es que DeChambeau, líder, no se termina de gustar…

Compartir
Bryson DeChambeau, hoy en Dubai. © Golffile | Thos Caffrey
Bryson DeChambeau, hoy en Dubai. © Golffile | Thos Caffrey

Bryson DeChambeau (-16) firmó la tarjeta de 68 golpes como líder del Omega Dubai Desert Classic después de la tercera jornada y cinco minutos después estaba en el campo de prácticas. El norteamericano va más allá del resultado y hay piezas que no encajan. “Soy líder y es fantástico, no puedo estar descontento, pero la realidad es que mi golf no está al ciento por ciento ahora. No tengo mi mejor nivel. Tengo claro lo que puedo hacer en un campo de golf y ahora mismo estoy un poco por debajo. El juego largo está algo flojo y la gran prueba es el golpe de salida en el hoyo 18, aún no sé qué ha pasado en ese golpe”, asegura. (Una madera 3 con slice que acabó muy corta).

Más allá de las sensaciones de DeChambeau, sus expectativas y su alto nivel de exigencia, la realidad es que el despliegue del jugador de Modesto, California, es brillante. Todo lo hace bien. Tiene un extraordinario control de las distancias, su juego corto es de gran calidad y mete muchos putts. De hecho, más bien podría decirse que hoy ha perdonado al resto. Se ha dejado buenas oportunidades de birdie por el camino y no ha sabido aprovechar el hoyo 18. Es todo un Número 5 del mundo y se está comportando como tal, aunque no parece que sea su techo ni mucho menos. Raro será que no esté peleando por el Número 1 del mundo en las próximas semanas.

Haotong Li (-15) está bordando su defensa del título. Tres rondas de 67 golpes. Sensacional. El chino es un auténtico perro de presa y DeChambeau va a tener mañana una dura prueba de fuego con él. Son dos estilos muy diferentes. Uno es analítico, pausado y metódico. Mientras que Li es eléctrico, intuitivo y tiene una garra sobrenatural. Veremos quién gana la batalla psicológica. Que la habrá. Por cierto, Li empezó a trabajar después de Abu Dhabi con el gurú del putt, Phil Kenyon y los resultados no han tardado en llegar. «Me ha cambiado la postura y he vuelto al grip que tenía antes, pero con el mismo putter. Me siento mucho mejor».

Lucas Herbert (-12) ha salido en el partido estelar con DeChambeau, colíder del torneo, y ha terminado el día a cuatro golpes. Buena parte de culpa la tiene una penalidad que le han impuesto en el hoyo 3. Merecida y hasta sorprendente en un jugador profesional. El australiano ha apoyado el palo en la arena detrás de la bola y ha utilizado la cabeza de su wedge para limpiar el terreno de hojas. Obviamente, esto no está permitido ni siquiera en una ‘waste area’ y ha recibido el castigo de dos golpes. En lugar del par salía de este par 5 con un doble bogey. El árbitro de lo comunicaba en el hoyo 9 y su reacción ha sido soberbia. Justo después ha encadenado cuatro birdies consecutivos entre el 10 y el 13.

Ernie Els (-13) estará en la pelea por ganar este domingo. El sudafricano ha sido el único jugador sin errores en esta tercera ronda. Sólo ha hecho dos birdies, pero ha conseguido mantenerse en la disputa gracias a un gran juego corto. Al acabar, el genial jugador sudafricano, se deshacía en elogios hacia Álvaro Quirós, su compañero de partido. “Es probablemente el jugador más largo del mundo hoy y lo siento por él. Ha jugado muy bien. De hecho, debería estar liderando el torneo, pero ha tripateado en el 13 para par y ha hecho un doble bogey en el 18. Lo siento por él”. Els será, sin duda, una de las grandes atracciones de la jornada dominical. ¿Será capaz de ganar su cuarto Dubai Desert Classic?

– Empatado con Ernie Els anda otro jugador al que los líderes no debería perder de vista mañana. Se trata de Matt Wallace (-13). Otro guerrero. Un golfista acostumbrado a ganar viniendo desde atrás. Mucho ojo con él. También habrá que vigilar a Matt Fitzpatrick (-11), Tommy Fleetwood (-10), Sergio García (-10) o Lee Westwood (-10).

Consulta aquí los resultados en vivo