Inicio Grandes Circuitos European Tour Campillo tiene razón, pero no toda la razón…

Campillo tiene razón, pero no toda la razón…

Compartir
Jorge Campillo esta semana en Dom Pedro Victoria Golf Course. © Golffile | Thos Caffrey
Jorge Campillo esta semana en Dom Pedro Victoria Golf Course. © Golffile | Thos Caffrey

Hasta seis putts de un máximo de dos metros de distancia ha fallado Jorge Campillo (-7, hoy vuelta de 68 golpes) en la segunda ronda del Portugal Masters, que de momento nos ha dejado una de las noticias del año, el 59 de Oliver Fisher (-12), el primero de la historia del circuito europeo que se consigue sin colocar (precisamente Campillo firmó otro 59 en Sudáfrica, pero colocando bola y en un campo con un par reducido, modificado a salto de mata por el mal tiempo).

Otaegui y Campillo, invitados a la Ryder Cup

El extremeño comenzaba la vuelta con dos bogeys tempraneros y por un instante pensó que el corte peligraba y que al menos le quedaba el consuelo de verse esta misma tarde en su casa de Cáceres. Sin embargo, luego iba a venir una poderosa reacción, que aún podía haber sido más abultada de haber embocado alguno de esos seis putts cortos. A saber:

– Saliendo por el hoyo 10 a jugar, en ese primer hoyo erraba un putt de 1,30 metros para par.

– En el hoyo 11 sumaba tres putts tirando el primero para birdie desde 4 metros…

– En el hoyo 12 erraba para birdie desde 1,80 metros.

– En el hoyo 16 fallaba para birdie desde 1,90 metros.

– En el hoyo 17 volvía a fallar para birdie desde una distancia clavada en torno a 1,90 metros.

– Y en el hoyo 9 erraba desde unos 2 metros para salvar el par, finalizando la ronda con un bogey espinoso.

Oliver Fisher logra el primer 59 de la historia del European Tour

La cuestión peliaguda es que Jorge siente que ya ha regalado demasiado terreno en las dos primeras rondas, y aunque no le falta algo de razón, no la tiene toda. Porque está metido en la pelea hasta las cejas. Estas dos rondas tan luchadas, ambas después de un inicio tenebroso, y el acumulado de siete menos en 36 hoyos aún le van a dar la opción de luchar por el triunfo, con una sola y exigente condición: necesitará, en efecto, al menos una vuelta decididamente baja durante el fin de semana. “Esa vuelta está en el campo, es que está ahí”, señala casi para sus adentros. Que se lo digan a Fisher si está o no está.

Consulte aquí los resultados en directo