Inicio Grandes Circuitos European Tour Cañizares brilla cuando menos lo esperaba

Cañizares brilla cuando menos lo esperaba

Compartir
Alejandro Cañizares © Golffile | Thos Caffrey
Alejandro Cañizares © Golffile | Thos Caffrey

A falta de que se completen los partidos del turno de tarde, y con la seguridad de que seguirá siendo así cuando termine la jornada, Alejandro Cañizares (-9) es el español mejor clasificado en el Dutch Open, torneo del European Tour que se está disputando esta semana en los Países Bajos. El de Manilva, de 38 años de edad, se está moviendo como pez en el agua por los ondulados greenes del Bernardus Golf de Cromvoirt con un juego sólido y preciso que le sitúa ya en el top 10 de la tabla, metido de lleno en la pelea por la victoria.

Si bueno fue su final de la primera ronda de ayer, con cuatro birdies en los siete últimos hoyos, igual o mejor ha sido para él este viernes, en el que ha entregado una fantástica tarjeta de 67 golpes, con seis birdies y un único bogey, para escalar siete posiciones, provisionalmente. Un nivel de juego que, en su caso, tiene doble mérito, ya que llegaba al evento tras varios días confinado en Suiza después de que sus familiares directos, con los que se encontraba, dieran positivo en covid-19 y tuviera que aislarse, contagiándose poco después también con el virus.

A principios de semana no tenía muy claro si aterrizaba en este Dutch Open en las mejores condiciones posibles, pero su situación en la general del circuito, con los derechos de juego para la próxima temporada en plena disputa, no le daba muchas alternativas. Se acababa de perder por el confinamiento familiar el torneo de Italia, donde se reparten muchos puntos de la Race to Dubai, y no podía dejar pasar más ocasiones de seguir sumando para asegurarse la tarjeta. Y cuando menos lo esperaba, puede tener la recompensa a un año en el que ha jugado a buen nivel.

Si lograra mantener o incluso mejorar la posición que ocupa actualmente en este torneo daría un importante salto en la clasificación general del circuito. Porque aunque al llegar a Cromvoirt estaba dentro de los 125 mejores de la gira, puesto que le permite mantener los derechos de juego, sabe que no puede descuidarse ya que la cuenta atrás de la temporada ya está en marcha. Además, después de siete años y medio sin ganar, tampoco puede renunciar a cualquier mínima posibilidad que surja de lograrlo, como puede ser la de esta semana.

Colapso de Tarrio en siete hoyos

Para el gallego Santiago Tarrio (-4), que ayer le precedía en la clasificación, este viernes ha sido difícil de asimilar. Empezó jugando realmente bien desde el tee del 1, con cuatro birdies en los siete primeros hoyos que le metían por completo en la pelea por el liderato. Sin embargo, una catastrófica serie, con cinco bogeys en siete hoyos entre el 8 y el 14, ha lastrado su vuelta hasta tener que conformarse con un 73 que le aleja tal vez demasiado de la pelea por el triunfo.

Emilio Cuartero Blanco (-3), con un muy buen 68, ha logrado también pasar el corte, rectificando su frío comienzo de torneo. Alfredo García Heredia, al par en el momento de publicación de esta crónica, pelea por alcanzar el dos bajo par en el que está situada en este momento la criba para el fin de semana, con el resto de españoles (Jorge Campillo, Eduardo de la Riva, Pep Anglés, Gonzalo Fernández-Castaño, Sebastián García Rodríguez y Carlos Pigem) ya fuera del torneo… o en camino de estarlo.

Por arriba, el sorprendente liderato es para el sueco Kristoffer Broberg (-12), del que poco o nada se ha sabido en lo que a buenos resultados se refiere en estos últimos años, después de su tremenda irrupción en 2012, con cuatro triunfos en el Challenge Tour, y su primera y hasta la fecha única victoria en el European Tour, hace seis años.

Consulta aquí los resultados en directo