Inicio Grandes Circuitos European Tour Con Seve entre ceja y ceja y un discurso cada vez más...

Con Seve entre ceja y ceja y un discurso cada vez más maduro

Compartir
Jon Rahm habla al público irlandés durante la entrega de premios. (© Golffile | Thos Caffrey)

Jon Rahm estaba más feliz que unas castañuelas en el centro de prensa del Irish Open. Se siente a gusto en Irlanda y asegura que esta victoria sólo la cambiaría por un Rolex Series en España. Quién sabe si algún día le veremos levantar un trofeo así en Valderrama. Mientras, Jon ofrece un discurso cada vez más maduro e igual de ambicioso que siempre. Ha puesto sus ojos ya en la tercera victoria en Irlanda para igualar al gran Seve y no olvida que el Open no le ha dado bien todavía. Cuando juega salta la vista que es uno de los grandes y cuando habla, también.

CRÓNICA: Jon Rahm: golfista total, cazador letal, jugador de época

Irlanda es un sitio cada vez más especial… “No sé qué es pero cada vez que vengo aquí es una gran semana. Me siento muy bien, muy apoyado y estoy honrado de poder ganar ante un público así. Realmente quiero jugar bien delante de ellos. Es un honor haber ganado más de una vez un torneo con tanta historia para los españoles, donde ganó tres veces Seve, donde Sergio logró su primera victoria en el European Tour, yo también, ganó Olazábal… Tiene algo especial. Ha sido una gran semana. La verdad es que la única manera de haber sido mejor es si hubiera sido un Rolex Series en España. Pero bueno, llegar aquí, después de ser segundo en Valderrama y ganar por segunda vez en Irlanda, dos en los últimos tres años y ser el primer español desde Seve en ganarlo más de una vez son cosas muy importantes. Hay mucho orgullo que guardar y mucha humildad que mantener. Me encanta Irlanda, me encanta la gente, me encanta el campo y me siento como en casa… Quizá por eso he ganado”.

El balance de una jornada para el recuerdo… “Después de la ronda de ayer sabía que podía hacer un buen resultado en los nueve segundos hoyos. Todo lo que necesitaba era un buen comienzo. Si no hubiera sido por ese pequeño error en el 2, un error estúpido, juzgamos mal el viento. Pero hice un buen birdie en 5 y en el 7 y otro  en el 9, y todo se olvidó. En el 10 jugué un hoyo muy sólido. La madera 3 fue muy buena. Después, gran segundo tiro, gran putt… Sabía que podía hacer birdies en los pares 5 y en el par 4 corto, el 13. En el 12 logré un eagle fantástico con el viento en contra y en el 13 trato de pegar un buen hierro, con ritmo, pero sale un mal tiro, a un mal sitio y hago bogey. Es realmente fácil descarrilar, perder la concentración y olvidar lo bueno que venía haciendo. Sin embargo, con la ayuda de del público, llego al tee del 14 y pego un buen golpe de salida. Tenía 115 yardas al hoyo, pego un gran tiro y cuando llego a green, antes de ver dónde está mi bola, veo que estoy empate en cabeza. Esto me dio mucha confianza. Mi mentalidad cambió. De pensar que tenía que meterlo para seguir luchando, pasó a tenía que meterlo para ponerme líder. Y lo hice. Pude presionarlos en el momento exacto, justo antes de que llegaran al hoyo 13”.

Primero en la Race to Dubai, el Rey de las Rolex Series y otros datos brutales

Un momento dulce pero con margen todavía de mejora… “Estoy jugando más consistente que nunca. Creo que mi undécimo top 10 este año, tanto en el PGA Tour como en el European Tour. Definitivamente, me siento bien. No estoy haciendo nada necesariamente mejor o especial en comparación con mis primeros dos años. Pero creo que soy un poco más sensato, un poco más maduro, estoy creciendo lentamente y todo eso ayuda. Esa es la principal diferencia en mi juego de golf entre este año y el pasado. Todavía tengo 24 años, así que aún hay mucho que crecer”.

Jon Rahm. (© Golffile | Eoin Clarke)

La anécdota divertida de las bolas gemelas… “Es gracioso, Adam y yo hablamos de eso. Usé la misma bola para los primeros 13 hoyos del día. Normalmente cambiamos, pero estaba tan metido en lo que estaba haciendo que no lo hicimos. Hice seis birdies seguidos hasta que hice un 5 en el 13. Adam me dio una pelota y la golpeé en el 14. Dije, sabes qué, esta pelota es la hermana gemela de la otra. Hay muchos más birdies esperando. Es gracioso que este comentario u otro cualquiera pueda hacerte jugar de manera más libre. No recuerdo haber hecho tantos treses como hoy. Ayer fue un día similar. Tuve un 3 en el 18. Estoy pegando muy bien a la pelota. Lo hico muy bien en el US Open, también em Valderrama y lo mismo esta semana. Simplemente mi putt no estaba cooperando tanto como me hubiera gustado. Fue el mismo caso jueves y viernes. Pero hoy y ayer gané mucha confianza con el putter y esa fue la razón principal por la que pude hacer todos estos 3. Tenía confianza. Todo cambió en el hoyo 10 del sábado. Me estaba costando meter putts de par y estaba demasiado centrado en eso. Me dije, olvídate ya si es para par o para birdie, simplemente tira un buen putt, céntrate en hacerlo bien. Eso hice y fue el mejor putt de toda la semana, seguramente de todo el mes. A partir de ahí he pateado con más confianza”.

Un álbum de oro: La victoria de Jon Rahm, en fotos

Cómo se repuso al bogey del hoyo 13… “Estoy extremadamente contento de cómo he manejado la parte mental. Hacer un bogey en el 13 tras el eagle del 12 es algo muy decepcionante. Para canalizar esa decepción, por suerte tuve una larga caminata del 13 a 14. En ese momento, todo lo que puedes hacer es recordar lo que era importante en ese momento, y lo que era importante no era pensar en que había fallado el chip o el putt, sino el siguiente golpe de salida. Llegué a la calle, hice un comentario gracioso y se olvidó el 13. Verme en el green del 14 empatado en cabeza fue muy importante. Esa fue una gran diferencia”.

El resumen más completo de la sensacional ronda final de Rahm (VÍDEO)

No saben lo que se pierden los que no juegan en Irlanda… “Sería increíble ver a algunos de los mejores jugadores del mundo venir y jugar aquí, porque realmente se están perdiendo algunos de los mejores campos de golf que he jugado en mi vida. Siempre digo que Portstewart, los primeros nueve, son posiblemente los más hermosos que he jugado, y honestamente puedo decir que de todos los campos de golf que he jugado en el mundo, éste es probablemente uno de los mejores. Algunas personas pueden decir que algunos de los hoyos son un poco peculiares, pero yo solo pienso que es diferente. Es único. Es tradicional y realmente necesitas jugar muy buen golf para hacer pocas. Tuvimos mucha suerte de que no hacía viento. Si hubiera viento, hubiéramos visto un gran test de golf. Es un gran campo de golf. Es un gran torneo. Es un gran país anfitrión. Se están perdiendo mucho los que no vienen. Se divertirían mucho aquí”.

Con Seve en el punto de mira… “Claro que vendré el año que viene. Mi objetivo a partir de ahora es ganar el tecer Open de Irlanda e igualar a Seve”.

VÍDEO: El beso con su prometida Kelley y el abrazo con su caddie Adam

Próxima cita: el Open… “Voy al Open Championship con mucha confianza. Es el único Major importante en el que no he tenido un buen desempeño y quiero hacerlo. Es especial. Voy a tener muchos buenos recuerdos del Irish Open en Portrush, porque nos quedamos en Portrush cuando ganamos en Portstewart. Sí, buen rollo, y espero que el público irlandés sea tan bueno conmigo como lo ha sido en los últimos años. Siempre sirve mucho venir a un torneo como éste en Irlanda y mucho más sabiendo que el Open este año es en Irlanda del Norte y coger el toque con los heirros cortos, con el putt. Esta semana voy a descansar la mente más que el cuerpo. Creo que estoy mentalmente preparado para el Open”.