Inicio Grandes Circuitos European Tour Contando los días y las horas para ver a Catlin en un...
John Catlin gana el Irish Open, su segunda victoria en cuatro semanas

Contando los días y las horas para ver a Catlin en un US Open…

Compartir
John Catlin posa con el trofeo de campeón del Irish Open. (© Golffile | Fran Caffrey)

John Catlin (-10) ha ganado el Irish Open en el duro Galgorm Castle. Segunda victoria en cuatro semanas. Conquistas de prestigio. Primero venció en Valderrama y después en Irlanda. Citas que están marcadas en rojo en el calendario de los jugadores. No son dos torneos más, ni mucho menos. Son plazas donde gusta brillar, donde apetece hacerlo bien. Escenarios que imprimen carácter. Todos los triunfos cuentan, pero hay algunos que tienen más peso.

El estadounidense hace aún más grande su victoria en el Estrella Damm Andalucía Masters. No fue una casualidad. Hay que seguirlo con lupa, sobre todo cuando la carretera se empine, en campos duros, con mucho rough, donde hay que ir por calle y green, calle y green, calle y green… Es su mantra. Huye de los líos como de la tiña. Ha ganado en dos campos muy exigentes, preparados en condiciones duras… Cada vez que toque un escenario donde el ganador vaya a estar entre el PAR y -10, tachen la ‘x’ de Catlin.

Se puede decir que el jugador norteamericano no enamora, no tiene un golf espectacular, no asombra con tiros inverosímiles ni tiene el carisma de los Jon Rahm, Matt Wallace, Seve, Poulter, Hatton o Fleetwood, pero tampoco le hace falta. Es muy seguro con su juego largo y se desenvuelve de maravilla en las zonas próximas a green. No falla un golpe… como si eso fuera algo sencillo. Hoy, en cualquier caso, ha jugado un gran golf. Ha hecho 64 golpes, la segunda mejor vuelta de la semana, con un solitario bogey, seis en toda la semana, y ha terminado pegando tirazos en el 15, 16 y 18. Ni siquiera ha tenido que patear como lo hizo en Valderrama. Esta semana le debe el triunfo más a sus hierros y consistencia. En definitiva, parece un jugador nacido para hacerlo bien en el US Open. Contando las horas para que llegue ese día, cosa que ocurrirá más pronto que tarde si mantiene esta línea. Aún no se ha estrenado en los Grandes.

No hay que perder de vista que Catlin es un ganador. Eso lo lleva en la sangre. Es sólo su segunda victoria en el European Tour, pero la décima como profesional. Números importantes de jugador que puede dar más de un dolor de cabeza a cualquiera en un mano a mano.

Catlin pasó a todos por la derecha, en especial a Aaron Rai, que llegó con opciones de triunfo hasta el final. Consiguió un birdie espectacular en el 17 para salir al 18, un par 5 traicionero que lo mismo da birdies que bogeys, con las opciones intactas. Necesitaba un birdie para forzar el desempate y con el eagle ganaba. Firmó una salida de libro, pero se despidió de sus opciones con un mal segundo golpe. Su bola con la madera 3 cerró muchísimo y acabó en un rough imposible. Tan mal estaba la bola, a sólo ocho metros de green, que se necesitaron varias personas para encontrarla. Estaba muerto. Ni siquiera la pudo sacar en el primer intento y acabó haciendo bogey.

Gran última ronda y top 25 final para Adri Arnaus

En cuanto a la Armada, semana de transición. Al menos, Adri Arnaus (PAR) se marcha de Irlanda con una gran alegría. Este domingo entregó una gran tarjeta de 65 golpes, con seis birdies y un solitario bogey. Acaba en el top 25, lejos de la cabeza, aunque seguro que este final supondrá una inyección de confianza y moral después de varias semanas donde no terminaron de salirle las cosas. Un buen resultado para encarar los dos próximos Rolex Series de Escocia y Wentworth. Por su parte, Alejandro Cañizares (+4) terminó con 70 golpes y Nacho Elvira (+4) hizo 71.

Consulta aquí los resultados finales