Inicio Grandes Circuitos European Tour El golf mundial recupera a uno de sus insolentes preferidos

El golf mundial recupera a uno de sus insolentes preferidos

Compartir
Danny Willett posa con el trofeo de ganador del DP World Tour Championship. ©European Tour

Danny Willett (-18) ha vuelto a ganar. No lo hacía desde que se impusiera en el Masters de 2016, hace por tanto más de dos años y medio. Y lo ha hecho con la insolencia que lo llevó hasta el mismísimo top ten mundial (llegó a ser número 9). No se tome a mal. La primera acepción de insolencia en el dicccionario de la RAE es ‘atrevimiento, descaro’. El inglés, digámoslo así, es insolentemente bueno.

Cuando los fantasmas, los mismos que le fueron llevando hasta las profundidades del ranking mundial, han llamado hoy de nuevo a la puerta (bogeys en los hoyos 10 y 12), él los ha espantado dando un paso adelante y mostrando su mejor repertorio (birdies en los hoyos 14, 15 y 17). Es justo lo que no le falta a este jugador de 31 años, repertorio. Lo tiene todo. Una pegada más que notable, una enorme calidad de bola, un juego corto maravilloso… Y esa insolencia en los andares y en la toma de decisiones, aquella que perdió durante meses debido a un horrible círculo vicioso: racha de lesiones, pérdida de confianza, cambios técnicos en el swing que no terminaba de asimilar y que, muy al contrario, lo sumieron en un caos técnico… Su retorno puede mirarse también en clave Ryder, por qué no, pues Europa recupera a un jugador que en realidad estaba llamado a ser el fiable relevo de otros más veteranos que poco a poco están saliendo del equipo.

Así lo vivimos en directo: Willett conquista el DP World Tour Championship

Patrick Reed (-16), otro miembro distinguido del club de los insolentes, ha tratado de llevar al límite a Willett, su compañero de partido, oliendo la sangre y poniéndose en marcha justo cuando el inglés firmaba los bogeys, pero después de jugarse los bigotes con un tirazo en el 16, fallaba el putt corto de birdie y terminaba cediendo la iniciativa.

Jon Rahm en la ronda final en el Jumeirah Golf Estates. ©European Tour
Jon Rahm en la ronda final en el Jumeirah Golf Estates. ©European Tour

En una jornada más ventosa que las anteriores, el 68 de Willett, que salía de líder, sólo podía ser definitivo. No era nada sencillo hacer hoy muy pocas en el Earth course del Jumeirah Golf Estates. Por eso, tampoco se le pueden poner muchas objeciones al esfuerzo que han hecho Jon Rahm (-14) y Adrián Otaegui (-14) para engancharse. Adrián, de hecho, lo ha bordado por los primeros nueve, con un parcial de cuatro menos que lo metía en la lucha por la victoria. Sus opciones se difuminaban en los dos pares 3 de la segunda mitad del recorrido dubaití, donde firmaba sendos bogeys tras mandar la bola a la arena desde ambos tees. Cuestión de detalles, qué duda cabe, pero de todos modos, aún le habría faltado una vuelta de tuerca más en el tornillo de la determinación. Paso a paso, Otaegui va afilando el instinto y la ambición, y ciertamente no hay prisa.

Adrián Otaegui durante la jornada final del DP World Tour Championship. ©European Tour
Adrián Otaegui durante la jornada final del DP World Tour Championship. ©European Tour

Rahm ha completado una sobresaliente defensa del título y sólo le ha faltado un último cambio de ritmo para haberse metido en la lucha cuerpo a cuerpo por el triunfo. Salvo el jueves, siempre ha dado la sensación de que podía, de que ahí estaba y que, sin embargo, no terminaba de llegar. De Sergio García (-12) podría apuntarse algo parecido, aunque la foto final del marcador con tres españoles en el top ten del torneo resulta de lo más resultona. Hasta ahí ha tratado de llegar también Rafa Cabrera Bello (-9), pero el canario se enfriaba por los segundos y definitivos nueve hoyos. Jorge Campillo (+3), por su parte, al menos se marcha de Dubai con un 69 en la mochila y mejores sensaciones, rumbo a la Copa del Mundo, donde defenderá a España junto a Otaegui.

Consulte aquí los resultados del DP World Tour Championship