Inicio Grandes Circuitos European Tour De un trastero de Cáceres al tee del 1 de Shanghai

De un trastero de Cáceres al tee del 1 de Shanghai

Compartir
Jorge Campillo. (© Golffile | Thos Caffrey)

Jorge Campillo ha decidido realizar un cambio drástico en su equipamiento antes de viajar al WGC HSBC Champions de Shanghai. El golfista extremeño no se estaba sintiendo cómodo en las últimas semanas con el driver, especialmente una vez terminada la gira por los links. Tiene la percepción de que, después del Open Championship, ha perdido efectividad desde el tee y, sobre todo, que su bola, incluso cuando le pega exactamente como quiere, no es completamente efectiva.

Las estadísticas, desde luego, son demoledoras. En los seis últimos torneos, donde Campillo sólo ha pasado un corte, sus cifras de calles cogidas han bajado de manera notable. Su media en todo el año es de 58,87 por ciento y en estos últimos seis torneos disputados, con un total de catorce rondas jugadas, sólo ha estado por encima de ese número en cuatro ocasiones.

Bola Provisional: Tiger Woods y los niños de Brea de Tajo hacen historia

La gota que colmó el vaso fue el Open de Italia, su última semana de competición antes del HSBC. El primer día cazó el 35,7 por ciento de las calles y el segundo se quedó en un paupérrimo 28,5, su cifra más baja desde el Open Championship. Así, en estas dos últimas semanas que no ha competido, ha llegado a la conclusión de que necesitaba un cambio. Ha dejado en el banquillo el M5 de Taylormade, el palo que venía utilizando desde que se le rompió el M2, uno de los drivers en los que más ha confiado durante su carrera, y ha sacado como titular al Callaway Rogue, un modelo del año pasado con el que siempre se ha sentido bastante cómodo.

Al volver de Italia, Campillo se fue directo al trastero de su casa, chequeó el material que tenía y agarró el Callaway para ponerlo de nuevo en práctica. Sobre todo, lo que busca es más ‘spin’ hacia adelante. “En los links no lo notaba porque la bola siempre rueda mucho en esos campos al estar el suelo muy duro, sin embargo cuando he salido de allí he visto que la bola apenas rueda por la calle, incluso a veces se ahoga en vuelo y cuando la bloqueo el fallo es mucho más grande”, asegura.

El European Tour pone en caza y captura a un nuevo tipo de tramposo

Así las cosas, el Rogue de Callaway ha pasado de un trastero de Cáceres al tee del 1 del Sheshan International Golf Club, donde este jueves dará comienzo el cuarto Campeonato del Mundo de 2019, con la presencia de Campillo, Sergio García y Rafa Cabrera Bello en representación de la Armada.

Un ‘secreto’ que se esconde tras las victorias de Jon Rahm en Madrid

Sea como fuere, Campillo tiene claro que la influencia del driver, siendo importante, no es decisiva, o al menos no es lo único que cuenta. “Con este driver creo que me va a ir mejor, pero está claro que aquí lo que manda es el indio, no las flechas, y si el swing no está bien, por mucho palo que cambies, es difícil darle recta”, asegura siempre honesto el golfista español.

Tee times: Sergio, Rafa y Campillo ya tienen horarios para el HSBC