Inicio Grandes Circuitos European Tour Del 11 de Sawgrass al 15 de Lahinch: la historia de una...

Del 11 de Sawgrass al 15 de Lahinch: la historia de una decisión

Compartir
Jon Rahm y Adam Hayes, durante la última ronda del DDF Irish Open. (© Golffile | Thos Caffrey)

“Hombre, al fin, pensaba que nadie me iba a preguntar por el segundo golpe del hoyo 15”. Así comenzó Jon Rahm la respuesta a la última cuestión que le plantearon ayer en la larga rueda de prensa posterior a su victoria en Irlanda. Es Jon, en su salsa. Hablando de golf. De un golpe delicado, con riesgo, difícil, comprometido. Uno de esos tiros a todo o nada donde más disfruta el de Barrika. Un golpe que le disparó la adrenalina y donde le llevó la contraria a Adam Hayes, su inseparable caddie.

Un álbum de oro: La victoria de Jon Rahm, en fotos

El hoyo 15 ha sido el tercero más difícil durante la semana en el Old Course de Lahinch. Mucho más si no aciertas con la salida, más por el azar propio de lo links, ya que un bote en la calle la mandó a la derecha, que por una mala dirección desde el tee con la madera 3. Acabó en el semirough. La bola no estaba horrible, pero no es la posición soñada cuando tienes que afrontar un tiro de 193 metros a la bandera y te estás jugando el torneo. Es carne de ‘flyer’ (bola que sale de la hierba alta, más fuerte de lo habitual y sin freno ni control).

CRÓNICA | Jon Rahm: golfista total, cazador letal, jugador de época

Rahm y Hayes analizan el golpe al llegar a la altura de la pelota. El viento es de derecha a izquierda y la bandera está a la derecha. Jon arranca. “Veo que no hay mucho problema a la derecha de green, aunque obviamente el fallo inteligente es a la izquierda, porque hay mucho espacio en el green. Lo pienso y le digo: “directa a bandera”. Entonces, se produce una mínima pausa dramática, como en una peli de suspense, y Adam responde: “No, tira a la izquierda, me gusta todo ese espacio que tenemos allí, justo en dirección al tee del 16, donde está la publicidad”.

Acerca de la decisión en el hoyo 11 y del imbécil del 17

No hay acuerdo. No es la primera vez que pasa. Es más, no es que sea moneda de uso corriente, pero sí ocurre de vez en cuando. El diálogo más famoso entre Rahm y Hayes, especialmente porque era el domingo del THE PLAYERS, estaban peleando por ganar y las cámaras los estaban marcando de cerca, fue en el hoyo 11 de Sawgrass este mismo año. Se acordarán. Jon estaba en el búnker y decide tirar a green de dos. Adam insiste varias veces para quitarle esa idea de la cabeza y convencerle de que jugara corto a la calle. Pero el vasco ya había tomado la decisión y fue a por todas. Acabó en el agua.

Con Seve entre ceja y ceja y un discurso cada vez más maduro

Jon entiende el planteamiento de Adam y tiene claro que es la postura más inteligente, pero su decisión ya está tomada. “No, voy a tirar a la bandera”, asegura zanjando el debate. “Es una de las pocas veces en que no escucho a Adam. Tenía la confianza por las nubes y sabía que podía pegar ese golpe. Por suerte, había tenido una situación muy parecida en el hoyo 4 y había pegado un gran golpe, exactamente el que necesitaba aquí. Tenía que pegar un hierro 7 suave y confiar en que hiciera la distancia que hacía falta. Y así fue. Se quedó a un metro de la bandera. Es uno de esos golpes que tú necesitas para ganar un torneo”.

Números | Primero en la Race to Dubai, el Rey de las Rolex Series y otros datos brutales

Es la sangre de campeón que corre por sus venas. Necesita esa adrenalina. Necesita pegar esos golpes. Necesitaba pegar el de Sawgrass, aunque no le saliera bien. Y necesitaba pegar ese golpe en el 15, que le salió perfecto. Y Adam lo sabe, lo entiende y es el primero en quitarse el sombrero ante la determinación de su jefe.