Inicio Grandes Circuitos European Tour El día que Belén hizo historia en Portstewart

El día que Belén hizo historia en Portstewart

Compartir
Belén Mozo tiene un magnífico recuerdo de Portstewart. © Golffile
Belén Mozo tiene un magnífico recuerdo de Portstewart. © Golffile

Ocurrió un 22 de agosto de 2006 en este mismo links de Portstewart, en el Strand Course, con sus espectaculares vistas a la playa y al océano Atlántico. Aquel día se disputaba la gran final del British Girls Championship, uno de los torneos más prestigiosos del mundo amateur. Se enfrentaban una escocesa, Sally Watson, y la gran favorita al título, una rutilante gaditana con un swing salvajemente natural que venía de ganar apenas un mes antes el British Amateur. Hablamos, obviamente, de Belén Mozo.

Fue una final dura, disputada a cara de perro, con dos estilos muy diferentes de juego. Belén era todo velocidad e instinto, mientras que Sally era una golfista lenta y mucho más mecánica. Sí, también fue una batalla mental. “No recuerdo demasiadas cosas porque por desgracia no sé lo que pasa en mi cabeza, pero de lo bueno me acuerdo poco mientras que lo malo se me graba como un tatuaje. Lo que sí recuerdo perfectamente es que ella era una golfista muy lenta y tuve que acabar llamando a un árbitro en la final para que le llamara la atención o la penalizara. No me acuerdo si el árbitro hizo algo al final, pero creo que aquello la sacó un poco de swing”, asegura Belén a Tengolf.

Belén Mozo, con el trofeo del British Girls de 2006.
Belén Mozo, con el trofeo del British Girls de 2006.

Mozo se acabó imponiendo en el hoyo 18 por uno arriba y confirmó los pronósticos derribando una maldita superstición y, de paso, haciendo historia. “Recuerdo el último putt para ganar. Fue una semana muy bonita. El campo es precioso, con el hoyo 1 elevado y unas vistas fantásticas a la playa. Nos hizo muy buen tiempo y el campo estaba espectacular, con la festuca en su máximo esplendor. Fue un gran semana. Nos acompañó Marcelo Prieto y recuerdo que me ayudó mucho tenerlo cerca”, señala.

La maldición que derribó Belén es aquella que dice que quien gana la fase stroke play no se lleva después el trofeo. “Hablamos de eso, como que no era muy buen karma ganar el medal antes de los partidos match play, pero por suerte lo conseguí”, explica la andaluza afincada en Estados Unidos.

Belén era la gran favorita porque venía de ganar el British Amateur, el auténtico Major de Europa para los jugadores no profesionales. Se impuso también en Irlanda del Norte, en un auténtico campazo como Royal County Down. En aquella final derrotó a Anna Nordqvist por 3 y 1.

Unas semanas después en Portstewart, Mozo hizo bueno su cartel de favorita y entró en la historia. “Recuerdo que me fue muy fácil porque la Belén Mozo que tenía 16 y 17 años veía el golf muy fácil. Sabía que más de cinco menos no iba a hacer. Era un golf muy fácil y me siento muy orgullosa de lo que hice aquel verano”, señala.

Concretamente, Belén se ganó un hueco en la leyenda del golf femenino en Portstewart al convertirse en la primera mujer que ganaba el mismo año el British Amateur y el British Girls Championship. Mucho ojo, porque el Amateur se celebra desde finales del siglo XIX, mientras que el Girls arrancó en 1919. Es decir, tuvieron que pasar casi cien años hasta que llegó Belén y firmó este doblete mágico. “Al menos estoy en un récord”, asegura sonriente.

Ojalá esta semana se pueda mantener el bonito duende que dejó escondido Belén en este precioso links norirlandés aquella tarde del 22 de agosto de 2006.