Inicio Grandes Circuitos European Tour Fitzpatrick gana en Suiza con el disfraz de Seve

Fitzpatrick gana en Suiza con el disfraz de Seve

Compartir
Matthew Fitzpatrick posa con el trofeo de campeón del Omega European Masters 2018. © European Tour
Matthew Fitzpatrick posa con el trofeo de campeón del Omega European Masters 2018. © European Tour

Matthew Fitzpatrick (-17) ha conseguido hoy en Suiza lo que nadie había podido lograr aquí desde hacía treinta años. Seve Ballesteros fue el último que ganó dos veces seguidas el Omega European Masters en los años 1977 y 1978. Este domingo lo ha vuelto a hacer el jugador inglés y para ello se ha colocado en los últimos hoyos el disfraz del genio de Pedreña. No había un mejor homenaje posible.

Fitzpatrick ha defendido con éxito su victoria del año pasado tras una vibrante batalla final frente a Lucas Bjerregaard y Mike Lorenzo Vera. El francés ha hecho auténticos juegos malabares alrededor de green para mantenerse en la lucha hasta el final, pero ha acabado cayendo en la última parte del recorrido tras un doloroso doble bogey en el hoyo 14 y una bola al agua en el 18.

Mike Lorenzo Vera se dejó la victoria en una arriesgada decisión en el hoyo 14

Lorenzo Vera es un jugador agresivo, impetuoso, fascinante para el espectador, pero a veces puede pecar de ir más acelerado de la cuenta. El hoyo 14 le ha costado el torneo cuando era el líder con -17. Su segundo golpe desde el rough, buscando el green en este par 5, ha arruinado su vuelta. Podía haber jugado corto y aún habría tenido opciones de dejarse una oportunidad de birdie, pero ha sido ambicioso y se ha metido en un lío importante. Su bola acabó bajo un árbol, larga de green y obligado a dropar porque estaba injugable. Incluso arriesgó en el dropaje y el desenlace pudo ser peor. No estuvo lejos de que la bola volviera a quedarse injugable. Pese a todo, logró dejarse una opción de bogey de poco más de un metro que se le escapó. Ahí se le fue el torneo. Después, en el hoyo 18, buscando el trapo desde el búnker de calle, acabó en el lago, diciendo adiós a cualquier opción de victoria. El jugador galo ha puesto el espectáculo, pero le faltó efectividad.

Así, Fitzpatrick quedaba como el único enemigo de un Lucas Bjerregaard (-17) estelar. El danés, jugando por delante, entregó una tarjeta fabulosa de 63 golpes, la mejor del día, y dejó un resultado con vitola de ganador. Mucho más cuando Fitzpatrick salió del hoyo 15 a un golpe del danés. No es fácil arrancar un birdie en los tres hoyos finales de Crans Sur Sierre, pero el joven brtiánico lo consiguió cuando ya no quedaba más remedio. Birdie o muerte. Y salió birdie. En el hoyo 18.

Los dos putts de birdie de Fitzpatrick en el hoyo 18 recordaron a la mejor versión de Seve Ballesteros

De hecho, con este final ha recordado al Matt Wallace que ganó en Dinamarca hace una semana. Ha arriesgado desde el tee en el hoyo 18, cambiando la estrategia de cada día. Sabía que sólo le valía el birdie y en lugar de salir con hierro 4 agarró la madera para buscar más metros. Su segundo golpe fue excepcional, a poco más de dos metros del agujero. Y, por supuesto, metió el putt, su mejor arma.

Nacho Elvira ha rubricado el cuarto mejor resultado de su carrera en el European Tour. © Golffile | Eoin Clarke
Nacho Elvira ha rubricado el cuarto mejor resultado de su carrera en el European Tour. © Golffile | Eoin Clarke

Igualó a Bjerregaard y salieron a desempate. En el playoff no cogió la calle, pero pegó un golpe desde el rough sensacional. Se dejó una opción de birdie de algo más de tres metros. Mientras, Bjerregaard, desde la zona pelada de la derecha de la calle del 18, donde van a parar el ochenta por ciento de las bolas que salen desde el tee, la mandó al collarín, también con opción de birdie aunque más lejana. El danés falló y Fitzpatrick no perdonó. Birdie y victoria. Birdie y birdie para acabar. Mucho mérito y mucha determinación. Ha ganado como lo hubiera hecho Seve, con un putt demoledor en el instante decisivo.

El único regusto agridulce para Fitzpatrick es no haber conseguido esto mismo hace justo una semana para estar en la Ryder Cup

Es la quinta victoria de Fitzpatrick en el European Tour con apenas 24 años. Encadena ya cuatro temporadas consecutivas ganando al menos un torneo en el Circuito Europeo. El único sabor agridulce que le quedará al gran jugador nacido en Sheffield es no haber hecho esto mismo hace una semana para meterse en el equipo de la Ryder Cup.

Nacho Elvira logra su cuarto mejor resultado de siempre en el European Tour y se mete en el top 60 de la Race to Dubai

Nacho Elvira (-12) no se pudo meter en la batalla por la victoria porque estos tres jugadores de arriba lo hicieron muy bien en la última jornada, pero el cántabro se las arregló para ser el mejor del resto de jugadores. Otra gran tarjeta de 66 golpes, con tres birdies consecutivos entre los hoyos 13, 14 y 15 y cuarta plaza en solitario. Es su cuarto mejor resultado de siempre en el European Tour tras el segundo puesto en el Hassan Trophy de 2016 y los terceros del Open de España este mismo año y el Italian Open en 2016. Una vez más rondando la victoria. Cada vez más cerca. Cada vez más convencido. Con este gran resultado consigue meterse provisionalmente en el top 60 de la Race to Dubai.

En cuanto al resto de españoles, gran final también para Pablo Larrazábal (-6). El golfista de Barcelona se ha despedido con una vuelta final de 67 golpes, amarrando un buen top 20 en el primer torneo que juega tras el parón estival. Por contra, tuvieron un día duro en la oficina Jorge Campillo (+2) y Pedro Oriol (+4). Ambos acabaron con una ronda de 75 golpes.

Consulta aquí los resultados finales