Inicio Grandes Circuitos European Tour Fitzpatrick gana la Final de Dubai y Westwood se lleva la Race
Desenlace clásico para la temporada más atípica de la historia del European Tour

Fitzpatrick gana la Final de Dubai y Westwood se lleva la Race

Compartir
Matthew Fitzpatrick.

Pues al final tocó desenlace clásico para una temporada atípica. Ni campeón americano, ni joven sobradamente preparado dando el zarpazo, el ganador del DP World Tour Championship ha sido Matthew Fitzpatrick, mientras que Lee Westwood se ha proclamado campeón de la Race to Dubai. Dos viejos conocidos.

Es el segundo triunfo de Fitzpatrick en la Final de Dubai, con lo que se une a Jon Rahm, Henrik Stenson y Rory McIlroy como dobles vencedores de esta cita final del European Tour. Westwood, por su parte, gana por segunda vez la Race to Dubai y por tercera el orden de mérito del Circuito Europeo (2000, 2009 y 2020). Empata en entorchados con Rory McIlroy y solo tiene por delante a Colin Montgomerie, con ocho triunfos, y Seve Ballesteros, con seis.

Hemos tenido a tres jugadores peleando hasta el final por ganar la Race to Dubai, Lee Westwood, Patrick Reed y el propio Matthew Fitzpatrick. Todos han llegado a liderar en algún momento la clasificación, aunque finalmente el gato al agua ha sido para el más veterano, que sacaba petróleo de la liada de Laurie Canter en el hoyo 17 para doble bogey. Si Canter hubiera empatado con él en la segunda posición, la Race habría sido para Fitzpatrick. Le debe un trocito del pastel.

Ha sido una Final emocionante, aunque obviamente ha estado muy lejos del espectáculo, la tensión y la excitación que produjo, especialmente para los españoles, la victoria de Jon Rahm el año pasado. No olvidemos que el jugador de Barrika disputó el hoyo 18 el domingo con la obligación de hacer birdie para ganar el torneo y la Race… Y lo hizo. No es fácil encontrar una emoción más grande.

La lucha por el torneo se decantó rápidamente por el buen hacer inicial de Fitzpatrick, cómo no, en los greenes. El inglés estuvo demoledor en su especialidad. Arrancó con cuatro birdies en los cuatro primeros hoyos y puso tierra de por medio. Ya nunca llegó a perder el liderato y jamás en los 18 hoyos permitió que nadie se le acercara a menos de dos golpes. Todo lo solventó con un juego de tiralíneas en los primeros nueve hoyos y con un putter que acudió al rescate cuando se metió en problemas y lo disparó cuando iba generando opciones de birdies. Qué fácil parece el golf cuando uno ve mover el putt a Fitzpatrick.

Con el triunfo del torneo muy encarrilado, sólo quedaba por dilucidar quién se llevaría la Race to Dubai. Patrick Reed tuvo otro día complicadísimo de tee a green. Anduvo especialmente fallón con el driver y aún así logró sobrevivir hasta el final gracias a su majestuoso juego corto. Llegó a meter tres desde fuera para birdie, aunque finalmente fue un bogey en el hoyo 17, fallando un putt de menos de dos metros para par tras otra soberbia sacada de búnker, lo que lo sacó de la ecuación triunfal. Se despedía de Europa, cómo no, metiendo una para birdie desde el rough fuera de green en el hoyo 18.

Lee Westwood se llevó la Race to Dubai por experiencia y saber estar. Hizo su trabajo, firmó una magnífica tarjeta de 68 golpes, cometió pocos errores más allá del bogey del hoyo 14, salvó un par clave en el 17 tras un mal approach y supo finalizar con birdie en el 18, muy similar, por cierto, al que logró Rahm hace justo un año. Desde el mismo búnker, con un approach muy parecido y un putt espléndido. El veterano jugador inglés rubrica con matrícula un año que arrancó con su triunfo en Abu Dhabi, la primera Rolex Series del año, cuando el Covid-19 parecía un problema únicamente de China. Después, su apuesta por quedarse en Europa le ha salido redonda.

Fitzpatrick (-15) ganó finalmente con un golpe de ventaja sobre Westwood, dos sobre Viktor Hovland y Reed y tres sobre Sami Valimaki y Laurie Canter. Excepcional el comportamiento de Hovland en esta ronda final después de ganar en Mayakoba hace justo una semana. Precisamente, Adri Arnaus (-7), que jugaba con él, no tuvo un buen día. Firmó 75 golpes y nunca llegó a estar de verdad metido en la pelea por el triunfo pese a que salió a un golpe de los líderes. Un doble bogey en el 4 le cambió el guión y ya no supo reaccionar. Finaliza, aún así, en el top 10 del torneo, completando otra muy buena temporada. El mejor español en la Race to Dubai ha sido Jon Rahm, puesto 22º. De los que han jugado en la final, Adrián Otaegui (25º). El donostiarra terminó 14º con una muy buena tarjeta final de 68 golpes.

Consulta aquí los resultados en vivo