Inicio Grandes Circuitos European Tour Francesco Molinari gana en modo de control absoluto

Francesco Molinari gana en modo de control absoluto

Compartir
Francesco Molinari posa con el trofeo de ganador del BMW PGA Championship. © Golffile | David Lloyd
Francesco Molinari posa con el trofeo de ganador del BMW PGA Championship. © Golffile | David Lloyd

Francesco Molinari (-17) ha ganado el BMW PGA Championship como quien no quiere la cosa. Vuelta de 68, ningún bogey en la jornada decisiva (dos en toda la semana) y control total de la situación. Tan solo se veía ligeramente alterado en el último hoyo del torneo, donde la única ecuación que podía hacerle daño era un eagle de Rory McIlroy (-15) y un bogey suyo, para ir al desempate, y ciertamente estuvieron cerca de ocurrir ambas cosas, aunque ninguna de ellas se diera…

Francesco Molinari recibe la felicitación de Rory McIlroy tras su victoria en Wentworth. © Golffile | David Lloyd
Francesco Molinari recibe la felicitación de Rory McIlroy tras su victoria en Wentworth. © Golffile | David Lloyd

Nada, nada. Lo que se dice un pequeño sofoco de dos minutos frente a las cuatro horas y media anteriores de juego acorazado, serenidad, aplomo y blindaje contra cualquier contratiempo más o menos grave. Así es Francesco. Un prodigio de repetición, un arquero aburrido de cazar el centro de la diana. De momento, iguala con Constantino Rocca como italiano con más triunfos en el European Tour (5), pero es evidente que a este jugador le queda cuerda para rato. No puede decirse que sea un ‘killer’, pero de tanto en tanto le caen victorias porque no queda más remedio que así sea, dada la excelencia que desborda su juego de tee a green.

McIlroy y Molinari no quieren invitados en su duelo en las alturas

En esta ocasión, además, el triunfo lo mete de lleno en la lucha por una plaza en el equipo europeo de la Ryder, después de dos ediciones de ausencia (jugó las de 2010 y 2012). Ningún capitán torcerá jamás el gesto por tener a semejante prodigio de regularidad en su equipo, eso está muy claro, aunque debería ser en Francia donde el menor de los Molinari se saque la espina, pues todavía no ha ganado un partido en esta competición (ha perdido cuatro y ha empatado dos, uno de ellos, eso sí, el que remataba el milagro de Medinah ante Tiger Woods, jugador contra el que curiosamente ha tenido que jugar sus dos individuales en 2010 y 2012).

Los ataques que venían de los partidos de delante no eran suficientemente profundos en una jornada en la que se han visto muchos birdies (caso de Noren), o llegaban desde posiciones demasiado alejadas en la tabla (caso de Bjerregaard), y Rory tampoco inquietaba lo más mínimo en uno de esos días negados del norirlandés en los greenes, que además tampoco mostraba su mejor versión con los hierros, así que realmente Molinari siempre ha podido ir metido en sus asuntos, pendiente sólo de lo suyo, que es como mejor va él por el campo.

VÍDEO | El golpazo de Scott Fernández para arrancar el domingo

Gran final el de los dos españoles. Primero, Scott Fernández (-3), que firmaba un 68 demasiado corto incluso para el juego desplegado y las opciones que se iba dejando por el camino. No importa demasiado. O no debería, si nos atenemos a la magnífica evolución del granadino, cada vez con más oficio en la selva del circuito europeo, donde no es tan sencillo salir bien librado, dada la igualdad. Era su primer torneo de las Rolex Series y no cabe menos que un notable a la hora de puntuar su estreno.

Rafa Cabrera Bello en la jornada final del BMW PGA. © Golffile | David Lloyd
Rafa Cabrera Bello en la jornada final del BMW PGA. © Golffile | David Lloyd

Después, Rafa Cabrera Bello (-10), que cosecha otro top ten de prestigio sin hacer demasiado ruido, o mejor dicho, sin haber estado realmente nunca en distancia, lastrado por aquella tarjeta de par del primer día. Otra muesca más de consistencia. Otra demostración de cómo y por qué se mantiene dentro de los mejores del mundo, con la bola casi siempre en juego desde el tee (esta semana ha sido de los tres mejores en este apartado). Rafa, que al contrario que Molinari ya tiene los deberes hechos en Estados Unidos, con la tarjeta del PGA Tour para 2019 a buen recaudo, da un paso decidido también hacia la Ryder, donde debe ser un fijo.

Consulte aquí los resultados del torneo

Así fue la magistral ronda final de Molinari en Wentworth