Inicio Grandes Circuitos European Tour Gabinete diario de crisis y máxima incertidumbre por el coronavirus

Gabinete diario de crisis y máxima incertidumbre por el coronavirus

Compartir
Keith Pelley, máximo responsable del European Tour.

Cada día a las ocho de la mañana suenan más de veinte teléfonos a la vez por toda Europa con un mismo número entrante. La llamada procede de Wentworth, de los cuarteles generales del European Tour. Directores, árbitros, promotores y demás personal involucrado en la organización de los torneos se reúnen en un gabinete de crisis mediante videollamada para analizar la última hora de la evolución del coronavirus y tomar decisiones.

Lo que vale para hoy puede no servir para mañana. La incertidumbre es absoluta y se trabaja con pies de plomo. A los jugadores se les pide tranquilidad, aunque no es fácil. Se están cayendo torneos, cambiando billetes, anulando alojamientos… Económicamente la situación está causando estragos a todos, a los propios golfistas, a los promotores de los torneos y al European Tour. Se pide paciencia porque en el fondo todo está en manos de instituciones superiores al propio Circuito. Son los gobiernos y la organización mundial de la salud la que marca los pasos.

Se suspende el Magical Kenya Open por el coronavirus

Hay jugadores que ya se están quejando, con razón, de que la anulación de torneos les puede perjudicar al final de la temporada para mantener la tarjeta. La respuesta del European Tour a estos lamentos es prudente. «Vamos a esperar a que pase toda esta situación y cuando se sepa exactamente cuántos torneos se han caído y cómo ha afectado en cada caso se tomarán decisiones». Esto significa que podrían haber exenciones para que los golfistas puedan jugar algún torneo más, pero todo se verá con lupa cuando realmente se tenga sobre la mesa el mapa definitivo de lo que ha ocurrido y cómo ha afectado. Ahora mismo, la crisis sigue abierta y no tiene sentido tomar decisiones definitivas.

Campillo, líder, confirma su regreso al club de los que parten la pana

Como ya saben, primero se cayeron los torneos de Malasia y China y esta misma semana se ha conocido la suspensión de la cita de Kenia prevista para la próxima semana. La siguiente pregunta es qué va a ocurrir con la India, que se celebra en dos semanas. En estos momentos nadie se atreve a confirmar si se va a jugar o no. El torneo no se ha suspendido, pero la situación es muy incierta. Por lo pronto, el gobierno indio ha suspendido los visados de personas italianas, chinas, coreanas y japonesas. Esto afecta a un total de 14 jugadores que estaban inscritos en India (seis coreanos, dos chinos, tres japoneses y tres italianos).

El European Tour ha intentado tramitar un visado de urgencia para sus jugadores (hay cinco afectados por esta medida miembros del Circuito Europeo), demostrando que se han hecho las pruebas y no tienen el virus, pero el embajador indio en Doha, donde se encuentra ahora el European Tour, ha denegado la tramitación. Está convencido de que no los van a dejar entrar en India y no los quiere hacer viajar en balde.

Tiger Woods tampoco jugará la próxima semana el THE PLAYERS

De momento, el Hero Indian Open no se ha cancelado, pero la situación no pinta demasiado bien. No se descarta que en los próximos días la situación pueda dar un giro y haya otras nacionalidades a los que se les deniegue el visado para entrar en India. El problema afecta a los jugadores, pero también al personal del European Tour y del Asian Tour. Ya no es que el torneo se pueda encontrar con dificultades para tener los jugadores suficientes, sino que también podrían faltar empleados básicos en la organización del torneo. Hay otros jugadores, además, que se están planteando viajar a India aunque tengan visado válido, ya sea por el propio miedo a la infección o por el desaguisado provocado por la suspensión de Kenia. Por ejemplo, muchos tenían billete de Qatar a Kenia y de Kenia a India y han tenido que anular el de Kenia, por lo que ahora deberían regresar a casa y de ahí buscar un nuevo vuelo a la India para un torneo que no está del todo claro que se vaya a jugar.

Así las cosas, de momento todo está en el aire. El gabinete de crisis se reúne a diario con la información de todos los gobiernos y las instituciones y se van tomando decisiones. No se puede hacer otra cosa que esperar y estar pendiente del teléfono. Hay muchas fuentes que apuntan a que estos problemas se van a prolongar por lo menos durante los meses de marzo y abril. No queda otra que esperar, tener paciencia y estar pendiente de las informaciones.