Inicio Grandes Circuitos European Tour ¿Puede un 68 dejarte frustrado y herido? Campillo no sabe bien qué...

¿Puede un 68 dejarte frustrado y herido? Campillo no sabe bien qué pensar…

Compartir
Jorge Campillo durante la primera ronda del Turkish Airlines Open. © Golffile | Phil Inglis)
Jorge Campillo durante la primera ronda del Turkish Airlines Open. © Golffile | Phil Inglis)

El Turkish Airlines, torneo de las Rolex Series que se disputa en el Montgomerie Maxx Royal (Antalya, Turquía) ha arrancado según la hoja de ruta esperada, casi prevista: buenas condiciones de juego y excelentes resultados, hasta el punto que una vez más, como casi siempre que se ha jugado este torneo en este campo (años 2013, 2014 y 2015), el ganador deberá rondar el acumulado de -20, e incluso superarlo.

De hecho, los líderes tras la primera jornada son Tom Lewis (-7) y Matthias Schwab (-7), tras firmar sendas tarjetas de 65 golpes. El inglés no podía ni soñar con acabar con este resultado subido al tee del hoyo 12, pero finalizaba con seis birdies en los últimos siete hoyos. En cuanto al joven austriaco, conviene apuntar que casi no hay ya semana en la que juegue y no asome antes o después por la zona alta. Es una maza de tee a green. Muy brillante. Cada vez se le está poniendo más cara de candidato sorpresa al equipo europeo de la Ryder.

HISTORIA: Hay una mesa en Turquía a la que sólo se sientan Larrazábal y Westwood

El inicio de torneo de Jorge Campillo (-4) es más que notable, pues su 68 de hoy lo sitúa en la zona caliente, relativamente cerca de la cabeza, a las puertas del top ten y, en definitiva, metido de lleno en la pelea por todos los grandes objetivos de la semana. Sin embargo, el extremeño abandonaba el campo cabizbajo y hasta cierto punto desesperado. Jorge no es tonto: sabe que su resultado no es malo; sin embargo, tal y como han ido las cosas en el campo, unido a como fueron la semana pasada en el HSBC, no puede evitar un claro sentimiento de frustración. Veamos.

Podcast: Un ‘fichaje bomba’, Rory y el dudoso éxito de las Series Finales

Su juego de tee a green, especialmente con los hierros en la manos, ha sido una auténtica maravilla. Aún mejor que en China. No en vano, marchaba cuatro menos por los primeros siete hoyos, después de dejarse dado un birdie en el hoyo 3 y de pegar un tirazo con el hierro 4 en el hoyo 5, par 3, donde también iba a convertir el birdie desde dos metros; acto seguido, en el 6, pegaba un hierro 7 mayúsculo desde 177 yardas y estaba a punto de embocar (la bola se quedaba a cuatro dedos del hoyo)…

CALCULADORA: Algunas cuentas que no viene mal tener en la cabeza en Antalya

Sin embargo, no conseguía hacer ningún birdie en ninguno de los cinco pares 5 del recorrido turco. En uno de ellos, hoyo 4, estaba de dos en green y tripateaba. Y en tres de los otros cuatro estaba de dos a la entrada del green, con muy buenas opciones de hacer approach y putt, y no era capaz de convertir ninguna de ellas. Además, erraba un putt de menos de un metro para salvar el par en el 12 y otro de un metro en el 15 para birdie… Toda una señora hemorragia en los greenes, aunque ciertamente, y también hay que apuntarlo, sí enchufaba sendos putts de unos tres metros en los hoyos 7 y 10.

Turkish Airlines Open: horarios y dónde ver en directo por televisión

El caso es que en el hoyo 15, tras fallar el citado putt de un metro, andaba ya subiéndose por las paredes, como quien dice. Y su sensación al final de la vuelta no era nada buena, teniendo en cuenta que el despliegue de su juego largo había apuntado más al liderato que a otra cosa. Afortunadamente, su profesor de putt, Mike Kanski, está en Turquía y no hay que descartar que esta misma tarde puedan encontrar alguna tecla que apretar en jornadas venideras.

Otaegui consigue una bola extra sobre la bocina en Antalya

Adrián Otaegui (-3), por su parte, ha aprovechado bien el hueco que dejaba un lesionado Andy Sullivan, en su condición de primer reserva, cerrando una primera vuelta más que decente, en la que además finalizaba con birdie en el 18. Nacho Elvira (-1), de más a menos, batía asimismo al campo, mientras que Pablo Larrazábal (PAR) firmaba unas tablas muy movidas, con cinco birdies y cinco bogeys en la tarjeta. Adri Arnaus (+3) y Álvaro Quirós (+4) se han quedado sin margen de error, si aspiran a acabar arriba (esta semana no hay corte).

Consulta aquí los resultados en directo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here