Inicio Grandes Circuitos European Tour La vuelta del European Tour: tarjeta azul obligatoria y reserva online para...
Un viaje muy diferente y una realidad nueva en un torneo con cierta imagen fantasmal

La vuelta del European Tour: tarjeta azul obligatoria y reserva online para practicar

Compartir
Así dan la bienvenida al Diamond Country Club de Austria esta semana en el regreso del European Tour.

Esta semana regresan los torneos de golf al European Tour. Han pasado cuatro meses desde que se disputó el CommercialBank Qatar Masters, última cita antes del cierre provisional del circuito por la pandemia mundial de COVID-19. El banderazo de salida a este reinicio se produce con el Austrian Open, que arranca este jueves en el Diamond Country Club, en Atzenbrugg, una pequeña localidad situada a unos 25 kilómetros de Viena.

Así queda la nueva Race to Dubai 2020 tras el impacto del COVID-19

El torneo arranca el jueves, pero los jugadores ya están llegando desde ayer lunes y toca ir adaptándose a la nueva realidad de la competición, con los estrictos protocolos de seguridad y sanidad puestos en marcha por el circuito en colaboración con los gobiernos locales. La sensación inicial es de extrañeza. Hay menos movimiento en el campo de golf, menos gente, no hay público y cuatro meses después resulta difícil decidir cómo hacer el saludo, con el codo, chocando puños o una mano alzada a dos metros con la mascarilla puestas. Es lo más parecido a un torneo fantasma. El European Tour está haciendo un esfuerzo didáctico importante para insistir en que todos lleven siempre puesta la mascarilla, menos cuando se juega, se use mucho el gel hidroalcóholico para lavarse las manos y se mantenga la distancia de seguridad de dos metros.

OFICIAL: Se cancela el Hero Indian Open 2020 por el COVID-19

Es el primer viaje en cuatro meses para muchos jugadores y la preparación en las horas previas ha sido muy diferente. «Todo ha empezado con una prueba PCR que nos mandó el European Tour para hacérnosla en casa 96 horas antes de emprender el viaje. Eso ha funcionado de manera espectacular. El lunes de la semana pasada me llegó, el martes la mandé por UPS y el miércoles ya tenía los resultados con el negativo», asegura Pedro Oriol a Ten Golf. Ese test previo no era obligatorio en Austria, aunque sí recomendable. Será obligatorio, no obstante, para aquellos que viajen al Reino Unido. «Yo he tomado muchas precauciones. Desde que salí de Barcelona y hasta que he llegado a Austria, en los aeropuertos y el avión, no me he quitado la mascarilla y he ido con el gel en el bolsillo, lavándome las manos cada 15 minutos», afirma Pep Anglés a este portal.

Un aliciente histórico para la gira británica del European Tour

«Lo más importante a la hora de organizar el viaje ha sido cerrar una cita para hacernos la prueba al llegar a Austria. Es lo primero que tenemos que hacer al aterrizar. Todo se hace online. Tenemos un portal informático nuevo al que accedemos con una clave. Ahí conciertas tu cita para el test y después organizas tu viaje para llegar más o menos a esa hora», explica Sebastián García Rodríguez a este medio. Sin ese test no puedes hacer nada. Las pruebas se realizan en una carpa instalada por el European Tour en los aledaños del campo.

Mientras esperan los resultados, que tardan unas dos horas, hay dos alternativas. Si vienen con un resultado negativo de casa, pueden acceder al club y practicar. Para ello, eso sí, necesitan una acreditación de color naranja. Si no llevan esa credencial se entiende que no se han hecho test en su casa y no les dejan ni entrar en el campo, mucho menos practicar. A los de la acreditación naranja, eso sí, no se les permite el acceso a la casa club, oficina del torneo ni players lounge. Es decir, a ningún espacio cerrado.

Luz verde para el Estrella Damm Andalucía Masters en septiembre

La otra alternativa, si no se viene con test negativo de casa, es esperar en el coche o dando una vuelta por el pueblo a la espera del resultado. Una vez se confirma el negativo también por parte del European Tour, los jugadores reciben una acreditación azul que sustituye a la naranja y con ella se pueden mover con libertad por el campo, tanto al aire libre como en espacios cerrados. Eso sí, siempre con distancia de seguridad y con mascarilla cuando no se esté jugando.

El registro en el torneo ya no se hace de manera presencial en la oficina situada en el campo, sino mediante el nuevo portal online. Lo mismo ocurre con las rondas de prácticas. Los jugadores ya no pueden salir cuando quieran a jugar 18 o 9 hoyos, ni apuntarse a última hora en el mismo campo. Deben ir con su hora reservada. Como si fuera el tee time de un torneo. Esto es lo más novedoso.

El European Tour levanta la suspensión de Thorbjorn Olesen casi un año después

Las medidas de contención del virus en Austria son mucho menos estrictas que en el Reino Unido. De hecho, llama la atención que en el pueblo, Aztenbrugg, prácticamente nadie lleva mascarilla por la calle y se hace una vida normal en bares y restaurantes. Por este motivo, el European Tour está haciendo más hincapié para que los jugadores extremen las precauciones. Un positivo por COVID-19 esta semana les impediría jugar, como mínimo, de aquí a 15 días, una situación que nadie desea después de cuatro meses parados.

En este sentido, uno de los más precavidos ha sido Emilio Cuartero. «Yo he viajado en coche desde Cataluña con mi padre, que tiene 67 años. La decisión de ir en coche en lugar de avión tiene que ver, precisamente porque voy con mi padre que es sector de riesgo, y porque así evitamos mucho más tener contacto con otras personas. Además, en caso de dar positivo, al llevar nuestro propio coche, nos podríamos volver a casa, mientras que si viajas en avión, te tienes que quedar en aislamiento en Austria… Y eso no mola», describe a Ten Golf. Por cierto, el players lounge sigue existiendo, pero no se parece al habitual de los torneos del European Tour. Está pensado para coger la comida y consumir en el exterior, en una terraza muy grande que hay justo fuera y lo que se ofrece es lo mínimo imprescindible, no los habituales bufés a los que están acostumbrados.

Más brillo que sombra en el regreso de Gonzalo siete meses después

De momento, esta es la nueva realidad del golf en el European Tour que echa a andar de nuevo esta semana. Jugadores y caddies no tienen por qué llevar mascarilla mientras juegan el campo, pero los árbitros sí cuando realicen un ‘ruling’ durante la semana. Además, recuerden que el asta de la bandera sólo la podrá tocar durante los 18 hoyos una persona del partido que será designada antes de salir a jugar. En el Austrian Open tenemos a 13 jugadores españoles: Miguel Ángel Jiménez, Adri Arnaus, Carlos Pigem, Sebastián García Rodríguez, Emilio Cuartero, Eduardo de la Riva, David Borda, Pep Anglés, Scott Fernández, Borja Virto, Santi Tarrío, Iván Cantero y Pedro Oriol.