Inicio Grandes Circuitos European Tour Lee, la que has armado con ese doble bogey…

Lee, la que has armado con ese doble bogey…

Compartir
Lee Westwood, hoy en Dinamarca. © European Tour
Lee Westwood, hoy en Dinamarca. © European Tour

Lee Westwood iba camino de cerrar muchas puertas hoy en la tercera ronda del Made in Denmark. Primero las de la Ryder Cup. El inglés marchaba disparado en la clasificación cuando se ha colocado en el tee del hoyo 18. Su resultado total era de -18 lo que prácticamente ponía imposible cualquier opción de victoria a Matthew Fitpaztrick (-10), el único que queda en pie en la pelea final por clasificar directamente para la Ryder tras el desplome este sábado de Eddie Pepperell (-3).

Del mismo modo, la lucha por la victoria se había restringido de manera notable. En ese instante, apenas eran cuatro los jugadores que estaban a menos de cinco golpes del inglés. El asunto, por tanto, apuntaba a un domingo algo lánguido en el Silkeborg Ry Golf Club de Dinamarca, con el único aliciente de asistir a una siempre interesante batalla generacional entre Westwood (45 años) y Jonathan Thomson (22). El joven inglés, que jugaba por detrás de Westwood, marchaba a sólo un golpe del que seguramente ha sido uno de sus ídolos. No en vano, Lee ganaba su primer torneo en el European Tour en Suecia el 4 de agosto de 1996, justo cuando Thomson tenía exactamente cuatro meses.

Pepperell y Fitzpatrick ni ganan ni se ganan a Bjorn (por ahora)

Sin embargo, las rondas de golf no acaban hasta que se emboca el último golpe. Ni siquiera el driver de Lee Westwood, una de las armas más precisas de la historia reciente de este deporte, está libre de cometer un error. Su golpe de salida en el hoyo 18 terminaba en el agua y remataba su ronda con un doble bogey. Acto seguido, Thomson se iba a los árboles desde ese mismo maldito tee, finalizando igualmente con un doble bogey.

Así, en un visto y no visto, todo ha cambiado. El Made in Denmark ha dejado de ser el coto privado de caza de unos pocos. Westwood (-16) sigue siendo el líder del torneo, pero ahora tiene a once jugadores, casi el triple que antes del doble bogey, a cinco golpes o menos.

Adrián Otaegui está a cinco golpes del liderato

Entre ellos está un fantástico Adrián Otaegui (-11). El golfista español ha entregado una tarjeta de 68 golpes, con cinco birdies y empañada únicamente con un bogey final en el duro hoyo 18. Adrián tiene licencia para soñar. Ocupa la octava plaza, por lo que el desafío es realmente difícil. Necesita una vuelta muy baja el domingo y algo de ayuda, pero remontadas más salvajes se han visto en la historia del European Tour. Desde luego, el Pirata de San Sebastián, que esta semana ha utilizado un bosque cercano de improvisado gimnasio (le encanta entrenar en la naturaleza y lo hace siempre que puede) no va a tirar la toalla.

Fitzpatrick aún puede soñar con la Ryder Cup

También se ha ganado el derecho a soñar Matthew Fitzpatrick (-10). El inglés lo tiene si cabe aún más difícil que Otaegui, pero el objetivo de la Ryder es demasiado grande y bonito como para no agarrarse a cualquier clavo ardiendo que exista. Recuerden que para clasificarse directamente para la Ryder debe ganar y que Thorbjorn Olesen (-7) acabe séptimo empatado con otros dos jugadores o peor. Ahora mismo, el danés se encuentra a cinco golpes de esa séptima plaza. Muchas peleas aún en juego y muy interesantes.

Anglés iguala su récord y no pierde de vista la tarjeta

Otra pelea bonita será la de Pedro Oriol (-9) y Pep Anglés (-9) por meterse en el top ten. Ambos están a dos golpes después de generar hoy dos muy buenas vueltas de 67 y 69 golpes, respectivamente. Un top ten o mejor sería un espaldarazo importante para ambos en el objetivo de conservar la tarjeta para el próximo año, una disputa en la que ahora mismo Oriol está mejor colocado que Anglés.

Mención aparte merece la vuelta de Jonathan Thomson (-15). El joven golfista inglés arrancaba hoy con un bogey y un doble bogey en los primeros tres hoyos y después remontaba de manera gigantesca con siete birdies y un eagle. Desde luego, hoy no ha parecido ni mucho menos un novato, ni un jugador cuya única victoria profesional hasta el momento ha sido en el EuroPro Tour en 2016 y su mejor resultado en el European Tour ha sido un 25º puesto. Lástima el doble bogey final que le ha sacado del partido estelar, en cualquier caso está a solo un golpe de Westwood y hay ganas de ver cómo logra desenvolverse el domingo.

Así las cosas, Westwood ha armado el taco con el doble bogey final en el hoyo 18. Una liada obviamente mala para él, aunque buena para la emoción del torneo, de la Ryder y, en definitiva, para los aficionados.

Consulta aquí los resultados en vivo