Inicio Grandes Circuitos European Tour Leopard Creek, tierra abonada para los ‘iluminados’

Leopard Creek, tierra abonada para los ‘iluminados’

Compartir
Impresionante vista del Leopard Creek Country Club. © Leopard Creek CC
Impresionante vista del Leopard Creek Country Club. © Leopard Creek CC

No es habitual que el ganador de un torneo de golf de alta competición finalice con una gran ventaja sobre sus inmediatos perseguidores. Ocurre, por supuesto, pero es más normal que el asunto llegue apretado a los últimos hoyos del domingo. Mucho más raro, por tanto, es lo que ha venido ocurriendo en el Leopard Creek Country Club durante todas y cada una de las últimas cinco ediciones que se han disputado del Alfred Dunhill Championship. En la edición de la temporada 2013 Charl Schwartzel ganó con doce golpes de diferencia sobre el segundo clasificado; en la de 2014 de nuevo Schwartzel vencía con una cómoda renta de cuatro golpes; en la de 2015 era Branden Grace quien ganaba con una ventaja de siete golpes; en la de 2016, otra vez Schwartzel se imponía con cuatro golpes de diferencia; y en la de 2017, la última que se disputó, Brandon Stone apabullaba con una ventaja de siete golpes.

Alfred Dunhill Championship: horarios y cómo ver en directo por televisión

No deja de ser todo un expediente X, pero por si acaso habrá que estar muy atentos al iluminado de la semana, sobre todo si es sudafricano. Mucho más cuando un tal Louis Oosthuizen viene de ganar el Open de Sudáfrica con seis golpes de diferencia…

Charl Schwartzel posa con el trofeo de ganador del Alfred Dunhill Championship 2013. © Golffile | David Lloyd
Charl Schwartzel posa con el trofeo de ganador del Alfred Dunhill Championship 2013. © Golffile | David Lloyd

De cualquier manera, siempre que llega este torneo (el año pasado no se jugó) es una obligación acordarse en las horas previas de Charl Schwartzel, auténtico Rey de Leopard Creek y presente esta semana en la cita. Este torneo se ha jugado ya trece veces en este campo, situado a las puertas del Parque Kruger, bella y vasta reserva natural situada en la esquina del noreste de Sudáfrica, y Schwartzel ha jugado en doce de esas trece ocasiones, acumulando cuatro victorias y cuatro segundos puestos. Una auténtica barbaridad que recuerda a la historia que viene asimismo escribiendo Sergio García en Valderrama.

A Larrazábal le ha salido una sonrisa pícara con los tee times…

Por cierto, si se pudiera firmar ya mismo otro segundo puesto de este jugador en este campo, habría que hacerlo sin dudar, puesto que en tres de las cuatro ocasiones que acabó en esta posición el ganador del torneo fue un jugador español (Álvaro Quirós en 2007 y Pablo Martín en 2010 y 2011)…

Es curioso, pero de los seis españoles que juegan esta semana el Alfred Dunhill, cuatro debutan en este campo. Mucho más curioso es que uno de ellos sea Gonzalo Fernández Castaño, jugador en cuyo calendario nunca había cuadrado este torneo (los otros tres son Iván Cantero, David Borda y Adri Arnaus). Pablo Larrazábal y Alejandro Cañizares sí que han jugado el Alfred Dunhill, aunque tampoco hayan sido asiduos.

Consulte aquí los resultados en directo