Inicio Grandes Circuitos European Tour Lo que piensa la Armada de la gran alianza entre el PGA...
Incertidumbre, poca información y disparidad de opiniones ante el pacto European-PGA Tour

Lo que piensa la Armada de la gran alianza entre el PGA y European Tour

Compartir
Keith Pelley. (© Golffile | Fran Caffrey)

La histórica alianza estratégica entre el European Tour y el PGA Tour anunciada la semana pasada a bombo platillo por ambos circuitos está en boca de todos en Sudáfrica y Dubai. Como no podía ser de otra manera, no se habla de otra cosa entre los jugadores. Forma parte de todas las tertulias, con muchas preguntas sin respuesta, una incertidumbre enorme y un desconcierto notable. Ten Golf ha querido pulsar la opinión de la Armada respecto al acuerdo. Más que nada se trata de saber lo que les dice la intuición, ya que información no hay mucha. Los puntos de vista son diversos y eso siempre enriquece el debate. Así están los estados de ánimo en el Circuito Europeo tras una de las noticias más importantes de los últimos años.

Mucho viento hará falta en Dubai para avivar este nuevo Fire Course

Una parte de los jugadores españoles considera que se trata de una noticia positiva. Pablo Larrazábal, miembro del comité de jugadores del European Tour, asegura que «sé poco de lo que va a pasar, pero tiene que ser una buena noticia. Es una decisión para hacer crecer el Tour a corto y medio plazo. A largo plazo también creo que va a ser muy bueno. Consiste en que el golf esté más unido. Es la única manera de crecer, aunque no sé mucho más, hay que esperar acontecimientos».

También piensa que será algo bueno Pep Anglés. «Creo que nos beneficiará. El PGA Tour es el circuito al que nos queremos parecer todos porque tiene la estructura más eficiente a todos los niveles. Pienso que la mejor estrategia es crear sinergias adecuadas en lugar de intentar competir. Es un primer paso y lo veo súper positivo». Del mismo modo, aunque con mucha prudencia, se expresa Adrián Otaegui. «A primera vista parece algo positivo. Pero en realidad no tengo suficientes conocimientos como para opinar», afirma. También Emilio Cuartero cree que es un paso hacia algo bueno. «Sé muy poco de los detalles. Si es una alianza para mejorar el circuito, pues genial. Creo que es bueno en líneas generales, pero sin saber demasiado. Mi opinión no es muy clara porque sabemos poco, pero creo que es bueno a largo plazo».

Blog de Jon Rahm: La idea es empezar 2021 más fuerte en cuanto a torneos

En una posición intermedia se encuentran Jorge Campillo y Nacho Elvira. No tienen los datos suficientes como para hacer una valoración en firme de si será algo bueno o malo para el European Tour. Hay más incertidumbre que otra cosa, aunque conscientes de que Europa no está precisamente en la posición fuerte. Elvira admite que «la noticia me ha pillado un poco desconcertado, me imagino claramente que el Tour no estará pasando por un buen momento y quizás con esto busque una inyección de liquidez para poder seguir. Obviamente es muy pronto para saber “a cambio de qué”, pero esperemos que no desemboque en un empeoramiento del Tour. Entiendo que la situación es complicada económicamente por lo que hemos vivido este año con el COVID, así que crucemos los dedos y esperemos que sea un punto de inflexión positivo para el European Tour». Es una postura a la expectativa, más o menos como la Campillo. «No tengo mucha idea, pienso que no va a afectar mucho, lo que ha pesado más es quitarse la World League de los saudíes, han recibido una inyección de dinero y se quita unos problemas de en medio, no creo que afecte mucho en el corto plazo. Estará mejor financieramente vendiendo derechos y a cambio el PGA Tour sabe lo que está haciendo el European Tour porque tiene un sitio en la Junta directiva», señala el extremeño.

A la expectativa se sitúa también Sebastián García Rodríguez. «No sé qué cambios va a haber. No sé cómo nos va a afectar. Ojalá nos sirva para jugar algún torneo más pequeño del Circuito Americano. Me parece increíble y muy bueno juntarnos con el PGA Tour, pero no sé los beneficios que tendremos», afirma.

Una Final de Dubai como jamás se había vivido antes

En una línea similar, Gonzalo Fernández Castaño cree que aún es pronto para saber a qué carta quedarse, pero confía en que en los próximos años no sea algo malo para el European Tour. «No nos han contado demasiado. Creo que a corto plazo funcionará, no notaremos muchos cambios, incluso habrá alguna cosa buena, pero a largo plazo ya veremos. De algún modo, el PGA Tour mete la cabeza en el European Tour y habrá que ver cómo acaba esto». Una visión muy parecida es la de Pedro Oriol. «No sabemos nada y huele mal a mi modo de ver. Puede ser positivo, pero no sabemos en qué se basa la alianza. Básicamente, me parece a mí que el Tour estaba en mala posición económica por mucho que se diga que no y la oferta saudí ha servido para acelerar este acuerdo con el PGA Tour cediendo parte de los ingresos de la Ryder Cup. El Tour se ha tenido que apretar el cinturón, se han producido muchos despidos este año y no estamos en una posición privilegiada. No estamos robustos económicamente, pero al estar con el PGA Tour algo bueno traerá, aunque aún no sabemos qué. Y añadiría que el Brexit no ayuda a la economía del Tour».

Podcast: De la Solheim Cup a la gran alianza del golf mundial

Una visión más pesimista es la de Álvaro Quirós. «No he leído mucho, pero a título personal creo que es el principio del fin. Ha sido una buena estrategia contra el circuito mundial que se hablaba en Arabia Saudí y de ahí la alianza. Pero no creo que vaya a venir bien. Creo que vamos a perder la identidad de ser un circuito independiente. Poco a poco se irán dando pasos para que por unas razones u otras seamos una parte del PGA Tour, con mayor o menor importancia dependiendo de cómo salgamos financieramente de este impasse. El Tour pretende mejorar, pero seremos más una parte del PGA Tour que un circuito independiente. Mucho más cuando Monahan esté en nuestro comité ejecutivo que diseña la estrategia de futuro. Sin problemas financieros no habríamos llegado a este acuerdo. Lo que han intentado es evitar que las grandes estrellas se vayan al circuito mundial saudí», afirma.

Carlos Pigem también piensa que esto servirá para poner en un segundo plano al European Tour. Si lo ha hecho es porque no le quedaba más remedio, porque creo que económicamente está muy mal. Esta decisión hará que estemos todavía más a la sombra del PGA Tour, ya que su chairman, Jay Monahan, ahora está también en la junta del European Tour», apunta.

Y por último, la postura que mejor puede resumir la actitud ideal para afrontar esta situación, la representa Alejandro Cañizares. «Yo creo que este acuerdo viene por el temor a que la Premier League comprara el European Tour. Y no sé qué pensar, la verdad. No tengo ni idea de qué va a pasar. Lo único que sé es que si juegas bien, va a ser bueno, y que si juegas mal va a ser menos bueno… Pero eso es siempre, claro».