Inicio Grandes Circuitos European Tour Una charla con la Armada en el ‘bar’ de Wentworth

Una charla con la Armada en el ‘bar’ de Wentworth

Compartir
La Armada analiza los cambios realizados en el West Course de Wentworth. © Golffile | Thos Caffrey
La Armada analiza los cambios realizados en el West Course de Wentworth. © Golffile | Thos Caffrey

Hagan un pequeño esfuerzo. Usen la imaginación. Traslándense al señorial bar de la casa club de Wentworth. Poco a poco van llegando los jugadores tras completar sus vueltas de prácticas y el tema estrella de conversación entre pinta y pinta es el campo.

Lógico. Se han hecho muchos cambios y cada uno ofrece su punto de vista. Tengolf, virtualmente, se ha metido en el bar de Wentworth y ha recogido esta conversación. Hablamos con los españoles, jugadores y caddies, que juegan esta semana el BMW PGA Championship.

La pregunta es la misma. ¿Cuál es el cambio que más te gusta de todo lo que se ha hecho en el West Course de Wentworth? Aquí les dejamos la charla virtual. Ustedes sólo tienen que leer y, de vez en cuando, imaginar algún ruido de fondo de vasos y platos.

Abre el fuego Jorge Campillo… “Los greenes están mucho mejor en general, tanto el diseño como el estado de los mismos. Los mejores cambios para mí son el hoyo 8, ya que han puesto el green a la altura del agua y queda mejor, y el green del 16, puesto que antes era casi injugable y ahora es más normal. También ha quedado bien el hoyo 12. Han tapado el regato y queda mejor. Ahora, sólo hay agua a la derecha. Luego, no me ha gustado que quitaran el búnker del green del 10, que intimidaba bastante y no tenía nada malo. Y en los hoyos 1, 9, 13 y 16 se hace la salida más fácil por los búnkers que han eliminado. Los búnkers siguen siendo penalizadores, pero dan algo más de juego. Se puede tirar a green”.

Eduardo de la Riva… “Diría que casi todos los cambios me han parecido que están bien, salvo que en la calle habría dejado los búnkers para que penalizaran más, como antes, con los taludes más verticales y con esencia de campo británico. El cambio que me ha gustado más es el green del 16, ya que el de antes me parecía malísismo”.

Pep Anglés… “Yo es el primer año que lo juego y no tengo elementos de comparación, pero me han encantado los greenes. Aún no estaban todo lo duros que me gusta, pero creo que se pondrán más a medida que llegue el fin se semana, sobre todo por el sistema de ventilación que han incorporado en los mismos. Ruedan fenomenal”.

Carlos Pigem… “No lo conocía antes, pero por lo que he visto y me han contado, diría que el green del hoyo 8 que antes estaba muy levantado y ahora lo han aplanado está mucho mejor. El campo en general lo encuentro muy exigente, tanto desde el tee como en el tiro a green. Va a ser un gran test”.

Nacho Elvira… “Me parece que ha quedado muy bien con los nuevos cambios. Para mi gusto los greenes han dado un salto de calidad enorme y han tapado muchos búnkers que hacen algunos golpes un poco más asequibles desde el tee. Desde mi punto de vista, los dos búnkers que han tapado en la calle del nueve hacen el hoyo más jugable y más bonito. Antes podías dar un buen drive e incluso terminar en alguno de los búnkers. Ahora si pegas un buen drive o madera 3 estás perfectamente en juego. El campo sigue siendo exigente, pero creo que los cambios han sido muy acertados”.

Pablo Larrazábal… “El hoyo 8 ha quedado muy bien. Ahora se jugará corto, con un hierro cinco o cuatro, y después un nuevo o un ocho a un green que ha cambiado mucho. Es el mejor hoyo del campo”.

Raúl Quirós… “Yo diría que el hoyo que más cambia es el 16, pero es un cambio que no me ha gustado mucho. Y el cambio que mejor veo, porque te da muchas opciones de cómo jugar el hoyo, es el 8. Tienes muchas opciones desde el tee y al poner el tiro a green un poco más asequible, te abre la puerta a poder jugar un poco más conservador desde el tee, lo que te lleva a atacar el green con un palo más largo a un green que es más asequible que años anteriores. Eso sí, el mal golpe lo sigue penalizando. Y em el 16 han ensanchado muchísimo una calle que le pegas hierro 4 ó 3 desde el tee y para mi gusto han hecho un green muy plano con muy poco movimiento, bastante más grande que antaño y que se ataca con palo corto entre wedge y hierro 9. Antes era un hoyo que daba mucho juego y ahora es un hoyo asequible”.

Borja Martín-Simo… “Me gustan poco los cambios. El que más es que han puesto ventiladores en los greenes por debajo y se van a poder duros como piedras, pero el resto no lo tengo claro. Los búnkers son menos profundos, han quitado búnkers muy difíciles, han quitado una ría en el 12… en definitiva, lo han facilitado un poco. Al poner los greenes duros, lo intentarán compensar así. De lo mejor es que han arreglado el green del 16, que le hacía falta”.

Adrián Otaegui… “Obviamente se han hecho muchísimos cambios. Sobretodo, muchos búnkers que han quitado y otros que les han restado profundidad. También han cambiado la forma de algunos greenes. Yo creo que los cambios más notables son en el hoyo 8 y en el 16. Personalmente me gusta el hoyo 8 porque deja al jugador dos opciones de juego desde el tee. Una más conservadora y otra más agresiva. Habrá que tomar la decisión dependiendo del viento, de la bandera. Y aunque quizás el tiro a green es un poco más sencillo que antes, si juegas corto, pegarás un palo medio tipo hierro 7 ó 6 a la bandera del fondo. Con todos los cambios, creo que le han quitado algo de dificultad al campo pero eso les permite, con el buen tiempo que va a hacer, poner los greenes más y más duros. Así que buscarán la dificultad por otro lado”.

Álvaro Quirós… «Los cambios han sido buenos, desde el tee pienso que se ha facilitado el campo, pero en el tiro a green se ha vuelto el tema más complicado. Los greenes están muy exigentes con respecto a rapidez y dureza, aunque es verdad que los búnkers son menos profundos. Creo que ya hoy había greenes demasiado duros.

Íñigo Urquizu… «El cambio que más me ha gustado es el hoyo 13, par 4, dog leg a la izquierda. Antes había un búnker en la parte izquierda del fairway y ahora lo han quitado. Está muy bien porque ya tenía bastante dificultad ese hoyo si vas ahí porque tenías que intentar un golpe al hook muy interesante. Ese búnker no era necesario y hacía el hoyo muy duro».

Cerramos el bar, que hay que ir a casa. Quedan poco más de doce horas para que empiece el torneo. A sus cuarteles generales.