Inicio Grandes Circuitos European Tour Pigem escribe la historia del día con un monumento al coraje
Carlos Pigem pasa el corte en el Canary tras hacer un '11' en la primera ronda

Pigem escribe la historia del día con un monumento al coraje

Compartir
Carlos Pigem. (© Golffile | Oisín Keniry)

Cuando acabe la temporada lo más probable es que nadie recuerde lo que ha hecho Carlos Pigem (-4) en las dos primeras rondas del Canary Islands Championship. No es líder, ni siquiera está en el top ten y ha sufrido hasta el último suspiro por pasar el corte una vez terminada su segunda ronda, sin embargo, el despliegue del ilerdense entre la media tarde de ayer jueves y la mañana de este viernes es una de las machadas del año. Su esfuerzo, convicción, deseo y capacidad de lucha han sido superlativos. No ha habido un mejor homenaje hoy en Tenerife a Seve Ballesteros en el décimo aniversario de su muerte.

Les situamos. Tras sus primeros once hoyos del torneo, Pigem marchaba con un resultado acumulado de uno bajo par. No era un botín extraordinario en un campo donde se hacen muchos birdies, pero tampoco era un resultado malo. Había que seguir remando. Sin embargo, en el duodécimo hoyo, el 3 del Golf Costa Adeje, se produjo un accidente mayúsculo. Carlos se anotó un ’11’ en su tarjeta en este par 5. La vuelta saltaba por los aires y cualquiera diría que el torneo también. De golpe y porrazo se ponía con +5.

¿Qué ocurrió? El golpe de salida se marchó fuera de límites por la derecha, el tercero fue a calle, el cuarto se escapó de nuevo fuera de límites por la izquierda, el sexto repitió el fuera de límites por la izquierda, el octavo se quedó al borde de green, approach con el noveno y dos putts para hacer 11. Con el relato pormenorizado del hoyo no tratamos de hacer sangre, ni mucho menos, al revés, el objetivo de otorgar el valor que merece a la excepcional remontada que se ha marcado el golfista español.

Cualquier otro jugador habría tirado la toalla, lamentado su mala suerte y se habría puesto a pensar en el próximo torneo. Pero Carlos, no. Se recompuso, cogió aire y se puso a hacer birdies como un descosido. Terminó su ronda con cuatro birdies en los cinco últimos hoyos y acabó con una tarjeta de 72 golpes. Muy buena reacción, pero aún tocaba remar el viernes para jugar el fin de semana.

El devastador accidente quedó atrás y Pigem ha salido hoy por el tee del 1, donde se ha colocado hoy la foto de Seve, dispuesto a firmar la gran machada. Ha hecho seis birdies en los primeros 13 hoyos y se ha dado la oportunidad de pasar el corte. Un bogey en el 17 lo ha colocado en la cuerda floja. Ha tenido que cruzar los dedos y sufrir hasta el infinito hasta que se ha confirmado el -4 dentro del corte. Un bogey de Julien Guerrier en el hoyo 9 lo aseguraba. Lo de Pigem estos dos días en Tenerife ha sido un monumento al coraje, la lucha y la honestidad.

Consulta aquí los resultados en vivo