Inicio Grandes Circuitos European Tour Pablo Larrazábal casi la vuelve a liar, pero bien liada…
vibrante ronda final del español en abu dhabi, que termina segundo a un golpe de fleetwood, el ganador

Pablo Larrazábal casi la vuelve a liar, pero bien liada…

Compartir

– Tommy Fleetwood (-17) se ha reencontrado al fin con la victoria, la segunda de su carrera en el circuito europeo, rematando una cuarta jornada fantástica en Abu Dhabi. Fantástica por el quehacer del inglés, pero sobre todo en un plano más general, porque aún teníamos a siete u ocho candidatos reales al triunfo cuando todos los partidos andaban ya bien metidos en los últimos nueve hoyos del domingo. Un bendito e incierto baile de posiciones en el que el joven inglés (acaba de cumplir 26 años) fue seguramente el mejor y desde luego el más consistente.

A un solo golpe se quedaban Pablo Larrazábal (-16) y Dustin Johnson (-16), segundos. El español, envuelto en un aura esplendorosa de emociones, subido a un tiovivo vertiginoso y siempre dispuesto a la pelea; el estadounidense, aparentemente sin darse cuenta, sólo aparentemente, y es así porque va sobradísimo desde el tee y a veces da la sensación de que le no le saca todo el partido que debiera. La realidad del golf ya saben ustedes cuál es: nunca es sencillo cerrar un hoyo con birdie, esté uno a los metros que esté de la bandera. Y además Dustin Johnson se harta de ganar torneos y de rondar trofeos, aunque esta semana no le tocara ser el primero…

– Fleetwood enfilaba la senda del triunfo con un eagle tan inesperado como brillante en el 10, tras embocar un gran chip. Larrazábal, sin embargo, nos mantuvo en vilo buena parte de la ronda, llevándonos de un lado a otro en su espectacular y zigzagueante recorrido: comenzaba con un bogey en el 3 que lo alejaba, pero acto seguido casi hacía hoyo en uno en el 4. Cargaba con un nuevo bogey en el 6, cuando en realidad estaba pateando para birdie desde unos cinco metros, pero reaccionaba como un felino y enorme determinación con birdies en los hoyos 8, 9 y 10. Nuevo bogey en el 11, al que respondía con un señor purazo de birdie en el 12… Y un nuevo birdie en el 14, esta vez embocándola desde el rough con un chipecito por alto marca de la casa.  En total, ocho birdies, cuatro bogeys y seis pares…

– Un brutal acierto en los pares 3 han llevado a Pablo esta semana a luchar por el triunfo hasta el mismo hoyo 72 (parcial de -9 en los hoyos cortos del Abu Dhabi Golf Club), y del mismo modo, casi podría decirse que ha sido un par 3, el del hoyo 15, quien lo frenaba en el mejor momento con un bogey. Es bien sabido que los dioses de este deporte, las musas o lo que haya, son aficionados a las cabriolas puñeteras, pero era de ley que el español fuera también a por aquella bandera, y realmente la bola se quedaba por dos palmos en la arena después de pegar un tiro que, con ese extra de distancia, bien podría haberle dejado una nueva opción muy cercana de birdie. En el 18, después de agarrarse a una última liana con otro purito embocado en el 17, necesitaba el eagle para meterse en un desempate con Fleetwood. Un margen de maniobra excesivamente corto. Incluso para Pablo Larrazábal en Abu Dhabi.

– A 22 de enero el español ya ha dejado finiquitado el siempre delicado trabajo de ganarse los derechos de juego para el año siguiente (suma ya cerca de 300.000 euros en tres torneos), aunque bien parece que sus metas deben ser otras (siempre lo han sido, esa es la verdad). De entrada, se mete en el top-100 del mundo, un estable y precioso cimiento sobre el que construir a lo largo y ancho de la temporada. Tal y como andan sus hierros (una exhibición así en los pares 3 no se da por casualidad), seguro que volvemos a encontrárnoslo en esta Gira del Desierto cuando llegue de nuevo la hora de la verdad.

Resultados en directo