Inicio Grandes Circuitos European Tour Una de cal y muchas (pero muchas) desde la arena

Una de cal y muchas (pero muchas) desde la arena

Compartir
Pablo Larrazábal en la tercera ronda en el Abu Dhabi Golf Club. © Golffile | Phil Inglis
Pablo Larrazábal en la tercera ronda en el Abu Dhabi Golf Club. © Golffile | Phil Inglis

Pablo Larrazábal (-11) volverá a luchar por la victoria en Abu Dhabi, con permiso del gran dominador, Shane Lowry (-17), que realmente lo tiene en su mano después de cerrar una fantástica ronda de 67 golpes saliendo como líder. Pero el irlandés tiene que rematar. Y si sufre una pequeña pájara, un descuido, si tiene el día tonto, habrá unos cuantos candidatos dispuestos a quitarle la silla. Uno de ellos será el español, que hoy recuperaba terreno con un excelente 68 en un día ventoso. Richard Sterne (-14) y Ian Poulter (-12) cierran un primer terceto de perseguidores.

Y eso que Lowry había perdido antes todos los amistosos…

Pero no estaríamos hablando o escribiendo nada de esto si Larrazábal no hubiera impartido hoy una prodigiosa ‘masterclass’ en la arena. En los hoyos 10, 11, 12, 13 y 14 visitó muchos y variados bunkers, a cada cual más complicado. Según Raúl Quirós, caddie del jugador barcelonés, en la sacada del 11 no podía dejarse más cerca la bola de donde Pablo la puso, ni siquiera posándola suavemente con la mano en el antegreen. Pero es que en el 12 volvió a fallar al lado malo y la dejó dada desde la arena. Y en el 13 la bola se le quedaba semi hundida en el talud, aunque en esta ocasión erraría un putt de poco más de medio metro para completar la recuperación, después de firmar otra sacada, muy larga, de antología.

Westwood y Larrazábal no engañaban a nadie

“Cuando hay que coger el toro por los cuernos, se coge. Ha sido un día de pelear, pelear y pelear”, señalaba al respecto el español. No pareció la ronda de este perfil tan apurado en su arranque, pues Pablo encadenaba tres birdies que lo disparaban en la tabla, pero después su drive se iba a ir enfriando peligrosamente, metiéndole en más problemas de los deseados o previstos.

ÁLBUM: las mejores fotografías de la segunda jornada en Abu Dhabi

La exhibición desde el bunker tiene, si cabe, aún más mérito si tenemos en cuenta el estado de los bunkers en el Abu Dhabi Golf Club, que no es el perfecto. “En la Gira del Desierto probablemente se juegan los peores bunkers de la temporada, porque con el viento que suele hacer se van quedando sin arena”, explica Larrazábal. Es cierto. Hoy mismo veíamos a Poulter celebrando una gran sacada; a Jamieson pegando un filazo y mandando la bola al agua desde la arena; a Westwood, en el mismo bunker del hoyo 7, pegando otro medio filazo… No es que las trampas de arena sean un completo desastre (a veces, los profesionales están demasiado mal acostumbrados…), pero ciertamente son más irregulares de lo habitual, tienen aleatoriamente zonas con más o menos arena, y no es sencillo cogerle el truco.

VÍDEO | Confirmado: Larrazábal desayuna fuerte en Abu Dhabi

Una vez rastrillado el bunker en el green del 14, Raúl Quirós se dirigía a Paul Waring, compañero de partido del español, y al caddie del inglés y, muy serio, les tendía la mano al tiempo que decía: “señores, soy Raúl Quirós, rastrillador oficial de este partido, aquí estoy para lo que ustedes manden”.

Siga aquí los resultados en directo