Inicio Grandes Circuitos European Tour Pigem remonta contra la corriente (aunque no se diera ni cuenta)

Pigem remonta contra la corriente (aunque no se diera ni cuenta)

Compartir
Carlos Pigem. © Golffile | Shannon Naidoo
Carlos Pigem. © Golffile | Shannon Naidoo

Carlos Pigem (-5) arrancaba hoy su primera vuelta en el Qatar Masters en el turno de juego de tarde y por el hoyo 10 del Education City Golf Club, el nuevo escenario del torneo. Después de los primeros seis hoyos el asunto no iba demasiado bien. Había acumulado ya dos bogeys y no encontraba la manera de meterle mano al flamante diseño de José María Olazábal. No terminaba de encontrar el ritmo, el temple, ni las mejores sensaciones. Además, los segundos nueve hoyos del campo, precisamente los que Carlos estaba jugando, conforman el tramo más benigno, por decirlo de alguna manera, tal y como se ha demostrado al finalizar la jornada: los primeros nueve han arrojado un registro total de +30, mientras que el de los segundos nueve ha sido de -19. Por todo ello, quizá, el panorama era aún más tenebroso…

Campillo se encuentra al fin con su ‘yo’ de antaño

Sin embargo, todo iba a cambiar a partir del hoyo 16, el séptimo de su ronda. Allí, Carlos conseguía el primer birdie enchufando un buen putt y desde ese momento todo iba a ir rodado, con un parcial de siete menos por los últimos doce hoyos de su ronda, incluyendo un señor parcial de cinco menos por los primeros nueve, el mejor de la jornada en ese tramo del campo. “La verdad es que no tenía en mente que los primeros nueve hoyos fueran más complicados. Creo que cuando juegas bien al golf, poco importa que unos hoyos sean más difíciles que otros. Si coges calles y greenes y metes putts, poco importa lo demás, y eso es lo que hecho en esa parte del campo. Sin embargo, he comenzado un poco más fallón y he hecho los bogeys en esos hoyos como podía haberlos hecho en otros”, señala a Tengolf el jugador catalán.

Qatar: cambiarlo todo para que no cambie nada

¿Cómo ha hecho Pigem para darle la vuelta al asunto? No suele haber fórmulas mágicas, pero sí algunas constantes que se repiten en este tipo de situaciones: “No habían empezado las cosas muy bien con esos dos bogeys, pero la actitud ha sido muy buena y he sido paciente”. Buena actitud y paciencia, por tanto, aunque a veces (muchas veces…) ni siquiera por esas consigue uno darle la vuelta a nada. Afortunadamente, tampoco faltan las ocasiones en las que se recogen los frutos, como hoy le ha ocurrido a Pigem. Un buen putt en el 16, otro en el 18 y la remontada ya estaba en marcha. Después, incluso, aún iban a mejorar las prestaciones del español, sobre todo con los segundos tiros y fundamentalmente con el putter en la mano. La diferencia respecto a la semana pasada en Omán ha sido galáctica: allí, sumaba la friolera de 73 putts en las dos rondas que jugó (35 el jueves y 38 el viernes), unas cifras sencillamente insufribles para los estándares que un profesional debe manejar si aspira a competir de verdad.

VÍDEO | Así fueron los últimos hoyos de la gran primera ronda de Jorge Campillo en Doha

La primera jornada ha finalizado con dos españoles en lo más alto, ambos con un acumulado de -5, Campillo y Pigem, y con Nicolai Hojgaard (-7) como sólido líder. En realidad, ningún español más ha conseguido ganar al campo. Alejandro Cañizares (PAR) le daba ligeramente la vuelta a un inicio de ronda bastante desordenado, mientras Pablo Larrazábal (+1), algo irregular, se dejaba por el camino alguna buena opción para al menos haber firmado las tablas.

Consulta aquí los resultados en directo