Inicio Grandes Circuitos European Tour Pigem: un doloroso y cruel remate a una gran semana
el indio chawrasia se impone con enorme autoridad en el hero indian open y el español acaba en quinta posición

Pigem: un doloroso y cruel remate a una gran semana

Compartir

– Dos jugadores han conseguido completar las cuatro vueltas en el Hero Indian Open sin haber tenido que anotarse al menos un doble bogey. Sólo dos. El indio Chawrasia (-10), ganador destacadísimo con siete golpes de ventaja sobre el malasio Gavin Green, ha sido uno de ellos (el otro, el inglés Steven Tiley).

– El nuevo recorrido del DLF Golf & Country Club, diseño de Gary Player, ha llevado a todos de paseo esta semana por un estrecho corredor que discurría entre el drama y la ansiedad, hasta el punto que sólo siete jugadores terminaban por debajo del par. Y eso que el viento nunca ha llegado a soplar con mucha fuerza, porque de otro modo cualquiera sabe lo que hubiera pasado…

– Chawrasia, auténtico especialista en campos estrechos, ha vuelto a sacar partido de la claridad meridiana de su plan, llevado a cabo hasta el extremo. Un plan que se basa fundamentalmente en una máxima: jugar con absoluta determinación (y hasta agresividad) del modo más conservador. Se dice pronto.

– Carlos Pigem (-1), la gran baza española para la victoria saliendo a dos golpes de la cabeza en el partido estelar, no ha jugado tan mal como dice su 78 en la ronda definitiva.  Antes bien, y a pesar de los nervios, en realidad mantenía casi en todo momento el pulso de la vuelta, llegando a procurarse numerosas y variadas opciones de birdie, sin que ninguna de ellas diera fruto ni por casualidad.  Ciertamente hoy no le corría a Pigem la bola en los greenes con la dulzura de jornadas anteriores y por eso nunca llegaba a arrimarse a la lucha por el triunfo. Sin embargo, de una manera o de otra se subía al tee del 18 en segunda posición, con la posibilidad real de dejar visto para sentencia, si no rematado, el objetivo de asegurar ya mismo los derechos de juego del circuito europeo para 2018…


Carlos Pigem durante la ronda final en el DLF Golf & Country Club. © Golffile | Phil Inglis

– No pudo ser. El drama se cebaba con el español precisamente en la última estación del tortuoso recorrido, después de pegar demasiado a la derecha desde el tee y de tener que pasar el mal trago de sacar hasta dos bolas provisionales más, que afortunadamente quedaban en el limbo. Nada que no se haya visto esta semana a cada vuelta del camino, para qué vamos a engañarnos, pero se entiende perfectamente que a Pigem le sepa a rayos su quinto puesto definitivo. Un cruel e inoportuno final a una espléndida semana. Porque eso es lo que ha sido para el catalán: una gran semana en un escenario intimidante. Algo más que un aldabonazo: Carlos ya tiene hecho a medida su hueco en el European Tour.

– Rafa Cabrera Bello (-1) se despedía con una vuelta de absoluta locura: cinco bogeys, un doble bogey, un eagle, seis birdies, tan solo cinco pares y un agotador 71 final que lo incluía en el exclusivo grupo de siete jugadores que ganaban la lucha al campo. Tardaremos en volver a ver salir a Rafa de un torneo con cinco dobles bogeys en su haber: en el US Open del año pasado, en un ogro como Oakmont, más allá de los consabidos bogeys, que siempre caen, firmaba tan solo un triple bogey. Ni un solo doblata. Pero esto es lo que había esta semana y él ha tenido la templanza necesaria para encontrar siempre el camino de regreso.


Rafa Cabrera Bello en la ronda final del Hero Indian Open. © Golffile | Phil Inglis

– Pep Anglés (+1), por su parte, finalizaba con una de las mejores tarjetas de la jornada, un 69 de enorme mérito que lo llevaba hasta las mismas puertas del top-ten. Otra espléndida demostración de clase y sangre fría del joven catalán, que está aprovechando cada oportunidad de la mejor manera. Este undécimo puesto es su mejor resultado de la temporada, pero los top-25 se le acumulan ya en la mochila  e indican que el proceso de adaptación a la máxima categoría está superando las mejores expectativas.

Resultados en directo