Inicio Grandes Circuitos European Tour Por la calle, en Irlanda, se hace camino al andar

Por la calle, en Irlanda, se hace camino al andar

Compartir
Mount Juliet, sede del Dubai Duty Free Irish Open © European Tour
Mount Juliet, sede del Dubai Duty Free Irish Open © European Tour

Ya está en marcha la primera ronda del Dubai Duty Free Irish Open del European Tour, en el famoso Mount Juliet, un campo inaugurado en 1991 que fue diseñado por Jack Nicklaus. Pero antes de que comenzara la acción, en Ten-Golf hemos querido conocer de primera mano los secretos de este recorrido, en el que se pueden hacer resultados bajos, pero donde resulta muy importante encontrar las calles desde el tee.

Para ello hemos contado con la colaboración de Jesús Legarrea, caddie de Jorge Campillo, y Javier Erviti, caddie de Renato Paratore. Ambos han destripado todos los secretos de un campo en el que, por su configuración, los golfistas tendrán que estar también muy pendientes del viento que se cuela entre los árboles y que puede jugar malas pasadas…

Mucho ojo porque en Mount Juliet no gana cualquiera…

“Aquí ganó Tiger y el único bogey que hizo fue en el hoyo 72. Olazábal también ha jugado bastante bien por aquí. El campo está bien, en buenas condiciones, se prevé bien tiempo para jueves y viernes y lluvia para el fin de semana. El rough está alto, hay bastantes búnkers, y desde el tee hay varios hoyos con opciones de cambiar de palo según el viento”, comienza desvelando Legarrea.

“Hemos entrenado con viento desde el norte y el fin de semana hará algo de brisa desde el sur. Los greenes, de poa, por la mañana estarán bien y por la tarde con las pisadas y la poa crecida será más difícil meter putts. La primera vuelta nos ha gustado bastante, son más planos, y en la segunda, bastante movidos, con unos greenes un poco raros, como el del 17, un par cinco”, advierte el caddie de Campillo.

Gonzalo Fernández Castaño se mete en el Open con una machada en toda regla

“Es una finca muy bonita, entre árboles, el rough está bastante duro y la bola se puede quedar bastante mal. Calculo que se ganará a nivel medio, en unos 18 bajo par, entre 15 y 20, depende un poco. Si llueve, aunque se haga más largo, es más fácil coger calle y los greenes se vuelven más receptivos, es más fácil dejarla cerca desde el rough incluso”, finaliza Jesús, siempre preciso en sus análisis.

Javier, por su parte, insiste en la importancia de estar en calle: “El campo está bien, es divertido, corto, pero es importante estar en calle porque el rough es duro y va creciendo. Los pares cinco son bastante llegables todos. Calles estrechas, pero si pegas un buen drive a calle, tienes opción clara de birdie. En los pares cinco son estrechitas, hay que colocar bien la bola en el tee y si coges calle vas a tener palos cortos y puedes tener bastantes opciones”.

El PGA Tour eliminará el PCR obligatorio en los torneos a partir del 3M Open

“El campo tiene un viento entre árboles al que hay que estar atento porque puede cambiar en cualquier momento. Hay que tenerlo claro porque hay hoyos con agua delante en los que no puedes fallar. Los greenes son grandes y el rough alrededor de green se te puede quedar la bola complicada”, advierte Erviti, que prefiere que los errores sean los búnkers antes que la hierba alta y dura alrededor de green.

“Estos dos días ha hecho buen tiempo, con poco viento, pero como empiece a soplar hay que estar atento a la dirección. El campo es cortito y es importante estar en calle porque el control de la bola es mucho mejor, en el rough se te puede quedar la bola hundida y el lie es más complicado. Los pares cinco son llegables, pero hay que poner la bola en calle. En hoyos como el 10 los búnkers también juegan”, detalla el caddie de Paratore.

“Nosotros pegaremos drive a los pares cinco, que son el 5, el 8, si sopla el 8 a favor incluso la tres, al 9 porque pasaremos un búnker, al 10 que es un par cinco también, y al 17. En principio pegamos cuatro o cinco drive, también pegamos varias maderas 3 y luego hierros porque es importante estar en calle porque el spin del green con la bola es más constante que desde el rough, que es un poco inconsistente. Al borde de green es mucho mejor estar en búnker, en el lado bueno, que en el rough. Es un campo que si estás en calle vas a tener muchas oportunidades de birdie. Algún par tres como el 6 es larguito y tiraremos con hierro 5, los otros hierros 8 y 9”, finaliza Javier.