Inicio Grandes Circuitos European Tour Gales, el patito feo del golf en el Reino Unido

Gales, el patito feo del golf en el Reino Unido

Compartir
Una vista del The Celtic Manor Resort durante la previa del Celtic Classic 2020. . © Golffile | Thos Caffrey
Una vista del The Celtic Manor Resort durante la previa del Celtic Classic 2020. . © Golffile | Thos Caffrey

Esta semana se disputa el Celtic Classic, el primero de los dos torneos que se van a jugar de manera consecutiva en Gales, pertenecientes a la llamada Swing U. K., la gira por el Reino Unido con la que el European Tour ha encarado los tremendos problemas surgidos por la pandemia del Covid 19. Pues bien, si uno repasa por ejemplo la nómina de participantes en el torneo de esta semana, apenas encuentra tres galeses (Stephen Dodd, un ilustre veterano local que juega con invitación, Jamie Donaldson y Oliver Farr). La semana que viene no serán más en el Open de Gales (hay tres galeses apuntados: otro ilustre, aún más veterano, Philip Price, Mark Pilkington y de nuevo Oliver Farr)…

Collin Morikawa podría jugar la Final de Dubai

Gales, en realidad, y a pesar del enorme influjo y peso de un crack mundial como fue Ian Woosnam, es el patito feo del golf en el Reino Unido. De acuerdo, es un país pequeño (algo más de 20.000 kms. cuadrados, menos de los que tiene la provincia de Badajoz, que supera los 21.000), con una población de algo más de tres millones de habitantes, pero ni siquiera por ahí se explica su escasa influencia en el golf británico y mundial. Entre otras cosas, porque con semejante superficie y población, goza de la presencia de 168 clubes de golf, un sesenta por ciento más de los que hay en Andalucía, la región mejor surtida de España y cuatro veces más grande que todo el País de Gales. No será, por tanto, por falta de afición y posibilidades…

Muchos de los campos que hay en Gales son de nueve hoyos (más de un tercio del total) y es verdad que es un país lluvioso, pero no mucho más que el resto del Reino Unido, donde siempre ha prevalecido el dicho de que el golf es un deporte que incluso se puede jugar con sol… Además, el deporte de los catorce palos no puede ser un deporte más asequible allí: son multitud los campos en los que se puede jugar por menos de 25 euros el green fee…

No deja de ser, por tanto, un pequeño misterio. Pero el caso es que en los casi cincuenta años de historia del circuito europeo tan sólo Ian Woosnam, Philip Price y Jamie Donaldson terminaron alguna vez entre los diez primeros del Orden de Mérito (Woosnam fue primero en dos ocasiones). Gales suma un total de 47 triunfos en el circuito europeo, pero 29 de ellos fueron de Woosnam y los otros 18 se los reparten entre nueve jugadores (Stephen Dodd, Jamie Donaldson y Philip Price, que ganaron tres cada uno; Brian Huggett, Mark Mouland y Bradley Dredge, que sumaron dos cada uno; y Rhys Davies, David Llewellyn y David Park, con un triunfo). Por cierto, la última victoria de un galés fue la de Donaldson en República Checa en agosto de 2014, hace casi seis años…

Podcast: Las notas que nos deja el PGA Championship

Un dato aún más significativo del escaso músculo del golf galés: en toda la historia del European Tour sólo doce jugadores han terminado al menos una vez entre los cincuenta mejores del ranking a final de temporada (Philip Parkin y David Vaughan, además de los citados).

Y en casi cien años de historia de la Ryder Cup (pues los galeses entraron en el equipo desde el inicio, en 1927), sólo siete galeses se han metido alguna vez en el equipo (Bert Hodson, Dai Rees, Dave Thomas, Brian Huggett, Ian Woosnam, Philip Price y Jamie Donaldson). Mención especial merece Rees, es cierto, la otra gran leyenda del golf nacional galés, que disputó nueve ediciones de la Ryder en cuatro décadas distintas (la primera en 1937 y la última en 1961), y que anduvo muy cerca de ganar el Open varias veces, pues quedó segundo en tres ocasiones.

Otaegui ha metido pie y medio en el US Open

A día de hoy, el mejor galés en el ranking mundial es Oliver Farr y es el número 261. Y sólo cuatro aparecen entre los mil primeros de dicho ranking (Farr, Enoch, Donaldson y Dredge). Entre las chicas, las cosas no van mucho mejor: la mejor clasificada en el ranking mundial es Lydia Hall y es la número 448. Tampocom parecen llegar refuerzos del mundo amateur: los mejores clasificados son Archie Davis (209) y Bethan Morris (459), en los rankings masculino y femenino.

Gales, por último, es el único país del Reino Unido que tampoco ha entrado nunca en las rotaciones del Open Championship. Ninguno de los catorce campos donde se ha jugado al menos una vez el British Open está en tierras galesas, aunque Royal Porthcawl, el campo con más nombre y prestigio del país, sí ha sido sede de dos ediciones del British Senior. Menos da una piedra.

Celtic Classic: horarios y dónde ver en directo por televisión