Inicio Grandes Circuitos European Tour Álvaro Quirós da otro minúsculo (e importante) paso hacia adelante
Jon Rahm, Thomas Detry y Jack Senior son los líderes del Open de Escocia tras la segunda jornada

Álvaro Quirós da otro minúsculo (e importante) paso hacia adelante

Compartir
Álvaro Quirós durante la segunda jornada del Open de Escocia. © Golffile | Thos Caffrey
Álvaro Quirós durante la segunda jornada del Open de Escocia. © Golffile | Thos Caffrey

Thomas Detry (-11) y Jack Senior (-11) se han unido a Jon Rahm en lo alto de la tabla del Open de Escocia una vez finalizada la segunda jornada en el The Renaissance Golf (North Berwick, Escocia). Belga e inglés entregaban sendas tarjetas de 65 y 67 golpes, respectivamente, para formar junto al español este trío cabecero que mañana saldrá al completo en el partido estelar con un golpe de ventaja sobre Lee Westwood (-10), Matthew Fitzpatrick (-10) y George Coetzee (-10), que a su vez saldrán juntos en el penúltimo grupo del sábado.

Un imponente Jon Rahm coquetea con una ronda antológica en Escocia

También andan bien metidos en faena otros como Justin Thomas (-8), Ian Poulter (-8), Padraig Harrington (-7), Scottie Scheffler (-7), autor de la mejor tarjeta del día (63)… Y Álvaro Quirós (-8). El de Guadiaro salía hoy en el último partido del día y arrancaba con dos bogeys tempraneros. Quizá, en aquel momento, tanto el jugador como su caddie, Edu Larrañaga, se preguntaran si otra vez les tocaba pasarlas canutas siquiera para pasar el corte, situación que este año tan solo se ha dado en dos ocasiones. Sin embargo, es posible que poquito a poco algo esté cambiando. Hoy desde luego, así se ha percibido. Quirós sigue trabajando muy duro con Pepín Rivero y ambos están de acuerdo en que han desenterrado un pico de solidez técnica al que agarrarse.

Rahm asegura que tiene algún cabo suelto que atar para el fin de semana

Sea como sea, tanto el jueves como hoy, viernes, el andaluz arrancaba la vuelta con algunos problemas o accidentes y luego era capaz de darle la vuelta a la situación, muy centrado, produciendo buenos golpes y, es verdad, pateando con mucha intención y acierto.

Puestos a situar un momento clave habría que irse al hoyo 16 (el séptimo de su vuelta, pues había salido por el 10 a jugar). En este par 5, después de una mala salida y un segundo disparo bastante discreto, acertaba a pegar un approach mayúsculo y dejaba la bola a un metro del hoyo. Convertía el birdie y a continuación pegaba otro excelente disparo en el 17, par 3, y también sacaba el birdie. Desde ahí, con el marcador de nuevo en tablas, iba a sacar a pasear su mejor juego, juntando un importante ramillete de buenos golpes y putts templados. Es cierto que en el 9, última estación de la ronda, finalizaba con bogey, pero ni por esas se iba a marchar con mal sabor de boca, puesto que por momentos planeó la amenaza de un doble bogey (o incluso algo peor) después de fallar la salida en este par 3 por el lado malo.

¡Surrealista! Un espectador se cuela en el tee y coge un palo de la bolsa de McIlroy (VÍDEO)

Hace pocas semanas Álvaro Quirós finalizaba en el puesto 72º en el BMW International Open, un resultado en apariencia gris que apenas llamaba la atención. Sin embargo, aquella semana también marchaba arriba y entonado después de las dos primeras rondas (en concreto, era noveno y estaba a cuatro golpes del liderato, una situación muy similar a la de esta semana). De este modo, y teniendo en cuenta lo durísimo que está resultando para él el retorno a la primera línea, se puede y debe confirmar un claro repunte al alza, e incluso podría calificarse como un paso adelante todo lo que sea mejorar aquel resultado… Es lo que le toca: un paso minúsculo detrás de otro paso minúsculo. Y probablemente, cuanto más consciente sea el jugador de esta realidad, más se acortarán los plazos.

La divertida anécdota de Jon y el ego desatado en el tee del hoyo 1

Adri Arnaus (-5, hoy vuelta de 69) y Adrián Otaegui (-4, hoy vuelta de 70) también van a estar el fin de semana. Ambos, además, todavía tienen la oportunidad más que cierta y real de subirse a los primeros vagones del torneo. Al fin y al cabo su desventaja con la cabeza todavía es subsanable, aunque en su caso todo pasa ya por sacar adelante mañana una vuelta eléctrica y potente, como algunas de las que se han visto ya esta semana en The Renaissance. Scheffler, por ejemplo, venía hoy desde la nada con su desmelenado 63.

Consulta aquí los resultados en directo