Inicio Grandes Circuitos European Tour Rahm es el líder por lo civil y por lo criminal

Rahm es el líder por lo civil y por lo criminal

Compartir
Jon Rahm, durante la tercera ronda del BMW PGA.

Jon Rahm (-15) sigue al frente del BMW PGA Championship después de la tercera jornada. El golfista de Barrika ha entregado otra magnífica tarjeta en el West Course de Wentworth (68 golpes) y comparte la primera posición con Danny Willett. Ambos tiene tres golpes de ventaja sobre Shubhankar Sharma, Justin Rose y Christiaan Bezuidenhout y cinco sobre un brillantísimo Rafa Cabrera Bello (67 golpes hoy) y Richie Ramsay.

VÍDEO: Lo mejor de la espléndida tercera ronda de Jon Rahm en Wentworth

Jon se mantiene en todo lo alto por lo civil y por lo criminal. Sus primeros 16 hoyos fueron una nueva exhibición de buen golf, grandes golpes, siempre agresivo, pegando de cine desde el tee y moviendo el putt de maravilla, metiendo varios de mucho mérito, como los birdies del 13 y del 16, donde tenía entre cinco y seis metros. También hizo recuperaciones de lujo, como en el 14 y 15. Su vuelta era una balsa de aceite y más de uno ya se estaba relamiendo pensando en que Jon podía propinar un golpe casi definitivo al torneo con los dos últimos pares 5 por delante. El único que le aguantaba la cabalgada era Danny Willett, aunque en los últimos hoyos parecía que no iba a ser capaz de seguir el ritmo.

Radiografía (con sus dudas y certezas) del golpazo de Jon en el hoyo 18

Pero claro, si algo hay que traer aprendido de casa al golf es que las cuentas de la lechera no valen para nada. Precisamente los dos últimos pares 5 se le complicaron a Jon. En el 17 falló el segundo golpe por la izquierda. Buscaba una bola abierta, pero no logró darle el efecto. Su approach fue excelente y se dejó una buena opción de birdie. Ahí cayeron tres putts que no figuraban en ninguna hoja de ruta. El de par, de medio metro, fue especialmente doloroso.

Quién sabe si algo influido por ese segundo golpe en el 17, probablemente sí, Rahm falló también la salida en el 18, un hoyo que había jugado de libro los dos primeros días, cazando el green de dos y pateando para eagle desde cerca. El golfista vizcaíno sacó el driver, pero tampoco logró abrirla, salió directa a la izquierda y la bola fue engullida por un arbusto. Tocaba dropar y sacarla a la calle. No podía hacer mucho más porque incluso después del dropaje el arbusto le quedaba muy cerca y no podía hacer un swing completo. Apenas pudo dar un hachazo y sacarla hacia adelante. La sombra del bogey o doble bogey planeaba sobre su cabeza.

VÍDEO: La emocionante despedida de Olazábal de Wentworth

Entonces salió la vía criminal de Jon. Pegó un tirazo, aún muy largo, desde la calle, justo antes del riachuelo que cruza de parte a parte el fairway, y la puso en green. Se dio una opción de par de unos cuatro metros. Eso sí, era un putt difícil, con mucha caída. Apenas se han visto putts embocados de media y larga distancia hoy en el 18 con esa posición de bandera. Pues bien, Rahm la metió y salvó un par que sabía casi a eagle. Conservó el liderato empatado con Willett y sacó un puño de campeonato. Más que merecido.  Jon busca su cuarta victoria en un Rolex Series y Willett la segunda. Recordemos también que el español está jugando por primera vez en su carrera en Wentworth.

VÍDEO: El sensacional putt con el que Jon cerró su tercera ronda en Wentworth

En principio, no parece descabellado pensar que el domingo pueda ser un mano a mano entre Rahm y Willett, pero la realidad es que Wentworth es un campo traicionero para los primeros. De los últimos 19 líderes o colíderes sólo han ganado cinco. Y en los últimos años se han visto remontadas tan prodigiosas como la Rory McIlroy en 2014 o Alex Noren en 2017. ¿Por qué? Pues tiene una explicación. Es un campo que si estás jugando bien puedes volar muy bajo, como Rory (-6) hoy que ha hecho 65 golpes, pero si te lías, o bajo presión, con la necesidad de alcanzar un resultado, puede ser muy complicado.

En este sentido, hay que contar con Rafa Cabrera Bello (-10). El canario, de hecho, no ha estado lejos de hacer hoy una vuelta aún mejor. Le ha pasado lo mismo que a Jon, se le han escapado vivos el 17 y el 18, el primero con bogey fallando un putt corto, y el segundo con un par. Aún así, su vuelta de 67, la tercera mejor del día, vale un potosí, ya que se mete en la pelea por la victoria. Si el domingo consigue unos primeros nueve hoyos como hoy (30 golpes, con cinco birdies), puede meter mucha presión por delante. Obviamente, tampoco se puede perder de vista a Rose. No ha estado especialmente brillante en toda la semana, no se le ve completamente cómodo, pero ahí está, a tres golpes de la cabeza, con un eagle estratosférico en el 17.

Rafa: «Sería un cuento de hadas que gane un español y dedicárselo a Olazábal»

En cuanto al resto de españoles, Gonzalo Fernández Castaño (-3) ha ganado posiciones en la tabla con una vuelta buena de 70 golpes, Miguel Ángel Jiménez (+1) ha perdido terreno con la segunda tarjeta consecutiva de 74 y Álvaro Quirós (+4) ha tenido una jornada muy peleada rubricada con un varapalo tremendo en el 18 en forma de triple bogey.

Consulta aquí los resultados en vivo