Inicio Grandes Circuitos European Tour Ras de hierba: Esas puertas abiertas que llevan a la gloria…

Ras de hierba: Esas puertas abiertas que llevan a la gloria…

Compartir
Adri Arnaus durante la ronda final en el Emirates Golf Club. © Golffile | Oisin Keniry
Adri Arnaus durante la ronda final en el Emirates Golf Club. © Golffile | Oisin Keniry

A Adri Arnaus se le han entreabierto (o abierto, directamente) varias puertas, como suele ocurrir cuando un jugador consigue un gran resultado, mucho más en un torneo de campanillas, con tantos puntos de ranking mundial en juego. Para empezar, el catalán ya se ha asegurado el acceso este mismo lunes al top 100 del ranking mundial. Habrá que ver dónde se queda, pues depende también de lo que ocurra en el Farmers del PGA Tour, pero será en torno al número 90. Y no es ninguna tontería, si tenemos en cuenta que el segundo ‘major’ de la temporada es el PGA, que se disputa en mayo y donde oficiosamente siempre entran los cien primeros del mundo.

CRÓNICA | La redención de una gran promesa a la que todos esperaban

Además, Arnaus se ha metido de lleno en la lucha por ganar una plaza para el primer campeonato del mundo del año, el de México. Para ello debe meterse entre los diez primeros de la Race to Dubai a lunes 10 de febrero de 2020. O lo que es lo mismo: se lo va a jugar en Arabia la semana que viene, puesto que con el tercer puesto en el Omega Dubai Desert Classic ha accedido hasta el top 20 del ranking y aún tendría que dar un buen empujón.

VÍDEO | Arnaus vuelve a dejar claro que su primer triunfo es cuestión de tiempo

Para los que gusten de objetivos y retos más conservadores, también se puede añadir que, teniendo en cuenta los registros del año pasado, Arnaus ya ha recorrido más de la mitad del camino para mantener los derechos de juego del European Tour en 2021. No está nada mal, estando en enero, aunque sepamos que las miras de este jugador apuntan mucho más alto.

El partido de los 100 años da una lección en Dubai

El viento no ha alcanzado en la última ronda la intensidad que habían dado las previsiones, pero no se puede decir en ningún caso que no haya influido decisivamente. Lo ha hecho, vaya si lo ha hecho: sólo catorce jugadores han ganado al campo este domingo. Lo peor, más incluso que la fuerza que ha llegado a alcanzar, similar a la del jueves, ha sido lo impredecible que ha resultado para los jugadores, porque llegaba a trompicones, muy racheado y, sobre todo, desordenado (las altísimas construcciones que circundan al campo tienen mucho que ver en ello).

Así se reparte la bolsa de premios del Omega Dubai Desert Classic 2020

A Bryson DeChambeau le encantaba la idea de una última jornada muy movida por culpa del viento. “I love it”, había dicho refiriéndose a tal posibilidad. Al final, él también ha sucumbido a la exigencia del escenario, pero su defensa del título ha sido mucho más que digna. De hecho, con Bezuidenhout y Herbert ya en la casa club, la presencia del norteamericano en el campo parecía la mayor amenaza, pero su final de vuelta resultaba tan sorprendente como devastador para sus intereses, pues acababa con cuatro bogeys consecutivos.

Consulta aquí los resultados del Omega Dubai Desert Classic