Inicio Grandes Circuitos European Tour ¿Tiene Wallace lo que hay que tener?

¿Tiene Wallace lo que hay que tener?

Compartir
Alejandro Cañizares esta semana en el Golf Club Milano. © Golffile | David Lloyd
Alejandro Cañizares esta semana en el Golf Club Milano. © Golffile | David Lloyd

Matt Wallace (-17) se mantiene firme en el liderato del Open de Italia después de tres jornadas. Mañana saldrá con dos golpes de ventaja sobre Francesco Molinari (-15), el defensor del título y gran favorito, y Tyrrell Hatton (-15), el ganador la semana pasada en Escocia, que parece bien dispuesto a cerrar un doblete con sabor a equipo europeo de la Ryder…

La gran pregunta: ¿será capaz de aguantar un novato como Wallace la que se le vendrá encima mañana, con al menos doce candidatos apelotonados en cinco golpes? No es el inglés un talento precoz (tiene 27 años), un diamante por pulir, al menos en lo que a edad se refiere, y le costó lo suyo adaptarse al profesionalismo, pero tiene algo especial. Aquellas cinco victorias consecutivas en el Alps Tour del año pasado lo presentaban al mundo como un auténtico ‘killer’. Porque es muy difícil ganar un torneo de golf, sea cual sea el circuito, y casi imposible hacerlo en lotes de cinco.

No contento con ello, este año ganaba por primera vez en el circuito europeo, una cita menor, de acuerdo, el Open de Portugal, híbrido con el Challenge, pero que no dejaba de ser su cuarta aparición en el European Tour. Ojo: en tierras portuguesas ganaba además siendo líder de principio a fin, que es lo que viene haciendo después de 54 hoyos en el Golf Club Milano. La cabeza, por lo que se ve, la tiene bien puesta. Y también otra parte de la anatomía humana…

Alejandro Cañizares (-12) ha protagonizado hoy una intensa y larga cabalgada, viniendo desde atrás y firmando finalmente un espléndido 65 que, aunque sea de refilón y desde una segunda fila, le incluye en el grupo de candidatos al triunfo. Este es su momento después de una temporada agria por culpa de las lesiones y tiene que aprovecharlo. Muy fiable con los segundos tiros, Cañi todavía puede dar una vuelta de tuerca más a su rendimiento en los greenes del recorrido italiano. Si lo consigue, veremos hasta dónde le llega, pero al menos podría dejar liquidado el objetivo de la tarjeta, sin tener que recurrir más adelante a exenciones médicas.

La galopada de Miguel Ángel Jiménez (-10) tampoco ha estado nada mal y lo cierto es que se merece una gran clasificación este año en el circuito europeo. Por pura trayectoria, nada más. Esta semana se juega en un campo donde él puede hacer mucho más que defenderse, pero de todas maneras no deja de sorprender el estado impoluto de sus capacidades y de su carácter competitivo.

Sergio García (-10), igual que Miguel, no parece destinado a luchar por el triunfo. Ambos necesitarían algo así como un 62 y sentarse a esperar, porque a lo mejor ni por esas. El de Borriol puede estar tranquilo en lo que respecta a su juego largo: cada día ha sido de los mejores, si no el mejor, en la estadística de greenes en regulación. Pero no ha atinado con el hoyo las veces que hacían falta: hoy encadenaba hasta trece pares y un bogey antes de firmar un eagle reparador en el 14. Hay que enchufar mas putts de media distancia (y alguno que otro largo) para ponerse en disposición de victoria. Lo mismo vale para Jon Rahm (-9), aunque el vasco ha pinchado más con el juego de tee a green. De todos ellos, no obstante, Miguel, Sergio y Jon, puede y debe esperarse espectáculo del bueno el domingo y, ya puestos, un ataque desaforado. Algo así como lo que ha hecho hoy Tommy Fleetwood (-13), que saldrá con opciones de triunfo tras entregar un 63. El inglés, por cierto, después de acabar por detrás de Sergio y Rahm el jueves y el viernes, ahora les está comiendo la tostada en la lucha por la Race to Dubai…

Jorge Campillo (-6), Nacho Elvira (-5) y Adrián Otaegui (-5) también han sido víctimas, entre otras cosas, del síndrome de las prisas por hacer birdies, hasta el punto de quedarse poco menos que estancados.

Consulte aquí los resultados del torneo