Inicio Grandes Circuitos European Tour Últimas once reflexiones desde nuestra Jaima del Desierto

Últimas once reflexiones desde nuestra Jaima del Desierto

Compartir
Un empleado se dispone a desinfectar un autobús en Abu Dhabi. © Ten Golf
Un empleado se dispone a desinfectar un autobús en Abu Dhabi. © Ten Golf

1. No deja de haber sido un pequeño milagro la celebración de estos tres torneos de la Gira del Desierto en plena pandemia mundial, que por desgracia no deja de producir ola tras ola de contagios y muertes, a la espera de que las vacunas vayan dándole la vuelta a la situación. El esfuerzo del European Tour es titánico en este sentido y buena fe de ello pueden dar los enviados especiales de Tengolf en Abu Dhabi, Dubai y Arabia, que han sido generosamente acogidos y protegidos en su bien armada y organizada burbuja de aislamiento. Es imposible sellar todos los resquicios y seguro que el protocolo resulta a veces duro (en el PGA Tour se apela más al sentido de la responsabilidad de cada jugador y caddie), pero hay que pensar que el circuito europeo tiene que negociar cada semana con unas autoridades sanitarias diferentes, de países distintos, cada cual con sus propias peculiaridades y protocolos, así que lo suyo es en realidad un prodigioso juego de malabares.

Los sorprendentes e interesantes números de la regularidad en la Gira

2. Varias y numerosas estrellas del golf estadounidense, casi como cada año, se han dado cita en la Gira del Desierto. Y las grandes actuaciones de Dustin Johnson y Tony Finau en Arabia, primero y segundo, de alguna manera desagraviaban los discretos resultados de Justin Thomas en Abu Dhabi (falló el corte), Collin Morikawa en Dubai (un pobre puesto 68º), o incluso los de Bryson DeChambeau (18º), Kevin Na (21º), Jason Kokrak (41º), Phil Mickelson (53º) o Patrick Reed (66º) también en Arabia. Al final, siempre hay alguno de las barras y estrellas que da la talla y pone la cosas en su sitio.

Dustin Johnson. © Golffile | Eoin Clarke
Dustin Johnson. © Golffile | Eoin Clarke

3. Quedémonos con Dustin Johnson. Hay muchas claves que explican una victoria, pero hay una que ha llamado poderosamente la atención en el Royal Greens saudí, aunque no se trate de ninguna novedad en este jugador. Se trata de la capacidad que ha mostrado el de Carolina del Sur para salvar pares y hasta sumar un buen puñado de birdies desde fuera de posición, una vez había fallado la calle desde el tee. Johnson fue de largo quien menos calles cogió de entre los clasificados en el top ten final del torneo, pues fue el único que ni siquiera llegó a la mitad (27 calles de 56, un discreto 48,21 por ciento, frente al 64,28 por ciento de Perez, por ejemplo). Es cierto que él muchas veces estaba pegando un wedge desde la arena o el rough, pero además hay que sumarle el talento y el arrojo para diseñar golpes estelares, además de una gran finura en el juego alrededor de green, tanto para salvar situaciones delicadas como para dejarse casi dados birdies en los pares 4 cortos y en los pares 5.

Sergio García. © Golffile | Eoin Clarke
Sergio García. © Golffile | Eoin Clarke

4. Hay que ver lo largo que está yendo Sergio García desde el tee. Si tomamos esta estadística (driving distance) del torneo de Arabia, sólo seis jugadores aparecen por delante del español y no hay más que ver la lista para entender que Sergio ha dado un paso adelante: DeChambeau, Kitayama, Paratore, Dustin Johnson, Fox y Nienaber, seis tremendos bombarderos.

Rafa Cabrera Bello. © Golffile | Eoin Clarke
Rafa Cabrera Bello. © Golffile | Eoin Clarke

5. Aunque quizá la gran noticia para el golf español en esta Gira del Desierto haya sido el desempeño de Rafa Cabrera Bello, que ha recuperado la consistencia que tantos réditos le diera tiempo atrás. Hacía más de un año que el canario no pasaba tres cortes consecutivos, pero es que además en Abu Dhabi su juego anduvo más cerca de la victoria de lo que mostraba el resultado final del torneo, donde terminaba cuarto y a seis golpes del ganador. Difícil olvidar aquellos primeros nueve hoyos suyos del domingo, donde sacaba un parcial de -3, que bien pudo haber sido de -6…

Rafa, además, se ha colocado más que decentemente en la clasificación de la Ryder, a escasos nueve puntos de la última de las cinco plazas que concede la lista mundial (puntos del ranking mundial), que ahora mismo ocupa Viktor Hovland.

Antoine Rozner. © Golffile | Fran Caffrey
Antoine Rozner. © Golffile | Fran Caffrey

6. Se comentaba en Abu Dhabi, primera cita de la Gira, el gran momento en el que llegaba Victor Dubuisson. Después, es cierto, este jugador no ha terminado de mostrarnos de nuevo su mejor versión, aquella que deslumbrara hace unos años. A cambio, el golf francés se marcha del desierto con la confirmación de Victor Perez como jugador sólido del top 50 mundial y la paulatina pero imparable irrupción de Antoine Rozner, un jugador de 27 años que pega muy largo, que ya ganara en Dubai a finales de 2020 en aquel torneo previo a la Final del circuito y que ahora mismo se confirma como la segunda gran baza del golf galo, sólo por detrás de Perez y por delante de Lorenzo Vera, Langasque, Levy o el propio Dubuisson.

Miguel Ángel Jiménez. © Golffile | Oisín Keniry
Miguel Ángel Jiménez. © Golffile | Oisín Keniry

7. Casi podríamos jurar que Miguel Ángel Jiménez ha disfrutado como nadie cada uno de los hoyos que ha jugado en Dubai y Arabia. Lo veías por el campo y era imposible adivinar si venía de hacer un birdie o un doble bogey. Siempre con la cabeza alta, sereno y comentando la jugada con Emilio, su caddie provisional estas dos semanas, sin atisbo alguno de crispación o frustración…

Eduard Rousaud. © Golffile | Fran Caffrey
Eduard Rousaud. © Golffile | Fran Caffrey

8. Es posible que Eduard Rousaud, el amateur español de 20 años que ha jugado en Dubai y Arabia, no haya quedado plenamente satisfecho, pues al fin y al cabo fallaba los dos cortes. Sin embargo, visto con la cabeza fría y desde fuera, el catalán debería saber que ha dado la talla y que objetivamente las circunstancias no le han sobrepasado en ningún momento (cuatro vueltas jugadas y una media exacta de 73 golpes). No es un botín escaso en dos citas de tal calado.

Bryson DeChambeau. © Golffile | Eoin Clarke
Bryson DeChambeau. © Golffile | Eoin Clarke

9. A Bryson DeChambeau no le ha ido demasiado bien en Arabia, su única presencia en la Gira, pero su carisma no deja de crecer y siempre resulta toda una experiencia tenerlo cerca, a tiro, una semana. Más allá del golf puro y duro y de los resultados, digamos que en las distancias cortas es un tipo que reparte energía positiva a manos llenas y suscita un enorme interés. Necesitamos seguir viéndolo por estos lares cada año. Afortunadamente él está por la labor de ser un jugador global en plenitud (a ver si Dustin Johnson se anima un poco más en este sentido) y hasta de ganar la Race to Dubai si se tercia.

Rasmus Hojgaard. © Golffile | Fran Caffrey
Rasmus Hojgaard. © Golffile | Fran Caffrey

10. El nombre de Rasmus Hojgaard debe estar ya varias veces subrayado en la libreta de Padraig Harrington, capitán europeo de la Ryder. No deja de crecer como jugador, incluso cuando no aparece en los últimos partidos del domingo. El joven danés, a buen seguro, se tendrá que ganar su plaza por méritos propios, pero ahora mismo no puede descartarse que lo consiga…

Lo que dice del Número 1 la decisión que tomó en el 17

11. Hemos sido testigo ‘in situ’ desde nuestra jaima en el desierto de un hecho anecdótico, es cierto, pero que quizá pase a la historia prosaica del Saudi International y en general de esta Gira por Oriente Medio: ¿alguien cree que volverán a darse dos jornadas consecutivas de lluvia en Arabia, e incluso una suspensión por tormenta eléctrica? Por otro lado, en Abu Dhabi también hubo suspensión, en este caso por culpa de la niebla, que tampoco es un lance meteorológico habitual en aquellas latitudes, aunque sí algo más normal que la lluvia a cántaros.