Inicio Grandes Circuitos European Tour Una estrambótica luna de miel en el European Tour
Las estrictas medidas sanitarias impuestas por el European Tour en la Gira Británica

Una estrambótica luna de miel en el European Tour

Compartir
Pablo Larrazábal y su caddie Raúl Quirós en la jornada final del British Masters. © Golffile | Thos Caffrey
Pablo Larrazábal y su caddie Raúl Quirós, en el pasado en el British Masters. © Golffile | Thos Caffrey

Esta semana arranca la Gira Británica del European Tour con el British Masters y con ella se pone en marcha un estricto, delicado y puntilloso protocolo sanitario y de seguridad que casi deja en pañales al impuesto por el PGA Tour. Algunas cosas se podrán ver por televisión y otras no, pero no cabe ninguna duda de que el European Tour ha puesto todo de su parte, y hasta un poco más, para evitar los contagios durante sus torneos. Más de uno lo considera un sistema ‘cuasi’ carcelario, aunque al fin y a la postre todos entienden que en este caso el fin justifica a los medios. Mejor tener torneos con limitaciones que arrancar la temporada de nuevo y tener que parar en una, dos o tres semanas porque ha aparecido un brote en el circuito.

El colmo de los lazos y los guiños inexplicables

Aquí os vamos a detallar las medidas, tanto dentro como fuera del campo, más peculiares que ha impuesto el European Tour para estas cinco próximas semanas en el Reino Unido:

Una luna de miel con el caddie: Seguramente esta es la medida más extrema de todas y la que más va a afectar de manera directa a los jugadores. El European Tour ha pedido a los golfistas que sólo pueden hacer vida en común mientras dure la Gira con una sola persona y, obviamente, esa va a ser el caddie, ya que es con quien se está en el campo y con el único que se puede compartir vehículo. Así las cosas, van a ser cinco semanas de relación estrecha y constante. Si quieren estar con alguien, tiene que ser con el caddie, para desayunar, para cenar, en los tiempos libres… Y después, claro, todo lo del campo, las rondas, las prácticas, los desplazamientos… Desde luego, va a ser una prueba de fuego en la relación caddie y jugador. La alternativa es estar solo todo el tiempo libre, opción que alguno contemplará. El European Tour hace hincapié en que no se debe estar más tiempo del estrictamente necesario con nadie que no sea tu ‘partner’, en este caso tu caddie. Muchos tienen a un amigo en la bolsa, pero hay otros cuya relación es estrictamente profesional, por lo que habrá que ver cómo se supera este desafío a la convivencia. Las cosas del COVID-19.

Podcast: Un viaje de 360 grados a la gesta de Jon Rahm

– Están prohibidos todos los contactos físicos. A diferencia del PGA Tour, no se permite ni estrechar la mano, ni chocar los puños, ni darse palmadas. Cero. También está prohibido escupir. La mascarilla, eso sí, no será obligatoria en el campo mientras se juega, pero sí en espacios cerrados, como por ejemplo a la hora de firmar la tarjeta.

– En las ronda de prácticas se prohíbe tocar el mástil de la bandera y los hoyos estarán elevados para no tener que meter la mano dentro. En torneo sólo una persona puede quitar y poner la bandera en cada hoyo. Será aquella que toque la primera en el hoyo 1. A partir de ahí, sólo esa persona podrá quitar y poner la bandera y se le recomienda que se lave las manos con gel hidroalcohólico entre hoyo y hoyo.

Pablo Larrazabal se une a Adri Arnaus como nuevo embajador internacional de Golf Saudi

– En las rondas de prácticas no se puede utilizar el rastrillo para reparar los búnkers. Sí durante el torneo, aunque se recomienda limpirase las manos después de cada uso.

– Los caddies no deben coger los palos del jugador por el grip. Deben hacerlo por la varilla o la cabeza. Por supuesto, no deben tocar en ningún momento.

El COVID-19 produce un cambio brusco en los planes de Jorge Campillo

– Si hay mucha demanda para el campo de prácticas para dar bolas se establecerán turnos, con prioridad para los que vayan a salir a jugar y se podría establecer un tiempo máximo de uso del campo de prácticas.

– Los caddies no pueden estar en el putting green.

– La bolsa de palos no se puede guardar en el campo. El jugador o el caddie deben ser los encargados de guardarla mientras no se esté usando. La bolsa no la puede tocar nadie que no sea el jugador o el caddie.

– Los vestuarios van a tener un uso exclusivo de cuarto de baño, por lo que va a estar muy reestringido su acceso.

Importante: cada jugador llevará su propia tarjeta de juego y en la parte inferior de la tarjeta apuntará los golpes del golfista al que marca. La tarjeta sólo llevará la firma del jugador, no las del marcador. Ambos deben chequear los resultados únicamente de manera verbal.

– Habrá gel hidroalcohólico entre hoyo y hoyo y se recomienda a todos utilizarlo siempre.

– Se facilitarán guantes a los jugadores y caddies por si hubiera que mover o quitar alguna estaca durante el juego. La publicidad sólo puede ser tocada y movida por un árbitro o empleados del torneo, nunca por los jugadores.

#THEGAME Xavi Zaragoza se exhibe en el Memorial y jugará en Valderrama

– Está prohibido salir a cenar a bares o restaurantes de la zona. Sólo se permite en el hotel o en la habitación.

El incumplimiento de alguna de estas medidas podría suponer la descalificación del torneo, ya sea del que se está jugando esa semana o del próximo. El European Tour se lo ha tomado muy en serio, al menos en esta Gira Británica.