Inicio Grandes Circuitos European Tour Una práctica de Elvira alrededor de green que quizá te interese…

Una práctica de Elvira alrededor de green que quizá te interese…

Compartir
Nacho Elvira en el hoyo 10 durante la tercera ronda del Open de España. © Golffile | Thos Caffrey
Nacho Elvira en el hoyo 10 durante la tercera ronda del Open de España. © Golffile | Thos Caffrey

Cualquiera que haya seguido estos días a Nacho Elvira por el campo, o en cualquier otro torneo, se habrá dado cuenta de la especial finura que tiene en el juego alrededor de green. Muy buenas manos, gran imaginación y audacia. Saque más o menos recuperaciones adelante (luego el putt tiene que rematar la faena, aunque esta semana va bien servido en los greenes), tiene algo especial. Y desde la arena podría colgársele la etiqueta de maestro, directamente. Hace ya unos cuantos años J. T. Higgins, su entrenador en la universidad de Texas A&M, le dedicaba un piropo muy especial al comparar sus manos con las de Seve.

Elvira utiliza una interesante estrategia cuando trabaja el juego corto alrededor del green, que podría resumirse en este lema: ‘una sola bola y un solo palo’

El jugador español utiliza en muchas ocasiones un sencillo e interesante tipo de entrenamiento y de estrategia cuando trabaja el juego corto alrededor del green. Podría resumirse en este lema: ‘una sola bola y un solo palo’, según nos ha explicado su preparador físico, Edu Serrano. Una sola bola, porque no juega más de una a un mismo objetivo y desde un mismo punto de partida. Un palo, porque literalmente trabaja con un solo wedge, de tal manera que con estas dos medidas enriquece su versatilidad e imaginación. Lo va cambiando, el palo, pero en cada sesión sólo escoge uno. Y algo muy importante y también más habitual en el mundo profesional: no sólo no coloca las bolas a antojo, sino que incluso busca situaciones realmente complejas en el rough.

Nacho Elvira ya ha ganado hoy un ‘trofeo’ que no tenía

“A Nacho le he visto hacer en competición algunos aprochitos increíbles, de esos que te dejan con la boca abierta”, sentencia su caddie, Diego Suazo, que destaca asimismo el buen trabajo que está llevando a cabo en esa escala interminable de disparos que van desde los cien a los cincuenta o cuarenta metros de distancia.