Inicio Grandes Circuitos European Tour En el ‘universo Rahm’, como en el de Seve, se gana por...

En el ‘universo Rahm’, como en el de Seve, se gana por las buenas y por las malas

Compartir
Jon Rahm posa con los trofeos de ganador del DP World Tour Championship y de la Race to Dubai 2019. © Golffile | Fran Caffrey
Jon Rahm tendrá sucesor en 2020 como campeón de la Race to Dubai. © Golffile | Fran Caffrey

Todavía cuesta creerlo: Jon Rahm (-19) necesitaba ser al menos segundo en la Final de Dubai para llevarse el ranking del circuito europeo, 28 años después de la última vez que lo hiciera Seve, o bien ganar el torneo, para dejarse de cuentas y de historias, y lo ha hecho por el camino más recto, el que lo simplifica todo en el mundo del deporte, el del triunfo. Hoy entregaba una tarjeta de 68 golpes, resultado suficiente para llevarse la millonaria Final de Dubai (cheque de 3 millones para el ganador), aunque fuera con más agobios de los previstos una vez se había consumido el primer tercio largo de la ronda decisiva, tramo en el que el español no había dejado títere con cabeza en los greenes del Earth course…

Así los vivimos en directo: ¡JON RAHM GANA EL DP WORLD TOUR Y LA RACE TO DUBAI!

Jon, de nuevo, de la mano de Seve. Tratando de emularlo y, si fuera posible, de batir sus marcas, de superar sus récords. No lo tendrá fácil, pues el palmarés del genio cántabro es grueso como pocos. Mientras tanto, el golf español (el deporte español) vibra con este duelo amistoso que se libra en el túnel del tiempo. Jon, otra vez, de la mano de Seve. Y no sólo es una cuestión de registros, de fríos números. Es que Rahm goza verdaderamente de parecido carisma y, por encima de todo, tiene el mismo nervio competitivo: si se puede ganar, ¿por qué voy a quedar segundo?

El joven de Barrika ha salido hoy a jugar en el Jumeira Golf Estates de la mano de ‘Magic’ Johnson, haciendo fácil lo imposible, ‘Showtime’ en vena. Pero ha terminado la vuelta junto a Michael Jordan, el dios de la hora de la verdad. En el primer tercio de la vuelta Jon iba haciendo magia en los greenes y alrededores. O quizá fuera más bien brujería: enchufaba un putt de más de siete metros en el 1, a punto estaba de hacer eagle en el 2 desde el rough (birdie dado), embocaba un purazo de locos, cuesta abajo y desde más de quince metros, en el 5; también llevaba adentro la bola en el 6, pateando desde unos diez metros y remataba la serie con otro purito en el 7, desde unos cinco metros. Aquello no era ni medio normal.

VÍDEO | La emotiva celebración de Jon Rahm tras su sensacional victoria en Dubai

Como suele ocurrir, además, sus más directos rivales, Lorenzo Vera, a su lado, y Fleetwood y McIlroy en el partido de delante, se las veían y deseaban para no perder de vista al vasco, que llegaba a tener hasta seis golpes de ventaja.

Sin embargo, como también suele ocurrir, no hay victoria en golf sin sobresaltos. En los greenes todo iba bien, pero no desde el tee, y por esa vía arrancaban los problemas. Además, la varita se iba a quedar seca en los grenes y un par de tripateos terminaban de apretar la situación: en el tee del hoyo 16 su ventaja era de sólo un golpe y, poco después, un final eléctrico de Fleetwood, con birdies al 15, 17 y 18 (otra vez el pirata ingles al abordaje…) establecía el empate en lo alto de la tabla.

VÍDEO | Así se vivió a pie de green la victoria de Jon Rahm en Dubai

No había vuelta atrás: por las buenas había atropellado al resto, pero ahora, por las malas, tocaba hacerse un Jordan. Un Nadal. Un Seve. Un Messi.

Y Rahmbo lo hizo. A punto estaba de hacer el birdie en el 16, un hoyo duro donde los haya, tras pegar un drive divino. También andaba cerca en el 17, que no es tampoco una ‘maría’, y sellaba el triunfo con un birdie de manual en el 18: drivazo, inteligente segundo tiro evitando el lado malo, sobresaliente sacada de bunker y un putt de un metro para ingresar en la cuenta 5 millones de golpe y porrazo.

VÍDEO | Una sacada de búnker para la historia del golf español

La ronda decisiva, ésta que pasa a la historia del golf europeo y español tras la prodigiosa carambola ganadora a dos bandas, ha sido un fiel reflejo de quién es este tipo. En su universo, en su mundo o dimensión, Jon saca provecho del viento a favor (ojo: parece sencillo, pero no siempre lo es) y, sobre todo, es capaz de recuperar la mejor versión cuando caen chuzos de punta. Showtime cuando toca, está bien, y soberbia eficiencia con los dientes apretados.

Consulta aquí los resultados del DP World Tour Championship

1 COMENTARIO

Comments are closed.