Inicio Grandes Circuitos La Premier Golf League reaparece para tentar al European Tour
El nuevo circuito mundial vuelve a la carga según una información del The Guardian

La Premier Golf League reaparece para tentar al European Tour

Compartir

Recordarán que antes del cierre del chiringuito del golf mundial por la pandemia del COVID-19 de lo que más se hablaba era de la Premier Golf League, ese fondo de inversión de capital saudí cuya intención era cambiar el orden de las cosas en el golf mundial, crear un nuevo circuito por equipos plagado de estrellas y, más o menos, derribar al PGA Tour y European Tour.

El PGA Tour saca pecho ante la PGL y anuncia una lluvia de millones

La amenaza, real y seria en su momento, perdió fuerza con las declaraciones públicas de Brooks Koepka, Rory McIlroy y Jon Rahm, tres de los seis mejores jugadores del mundo, asegurando que ellos no se movían del PGA Tour y que aquello de la PGL no les interesaba demasiado. Más fuerza aún perdió cuando Tiger Woods tampoco les prestó atención. Y todavía se diluyó más durante el parón de la competición por la pandemia, hasta el punto de que muchos lo habían olvidado. Sin embargo, este fin de semana ha publicado una información el The Guardian explicando que la PGL no estaba muerta, si acaso dormida, y que ha vuelto a la carga en los últimos días.

Koepka deja herida de muerte a la Premier Golf League

Concretamente, se cuenta en el artículo que la PGL ha contactado directamente con algunos jugadores a los que ha vuelto a tentar con una oferta. Entre los nombres que citan están Brooks Koepka, Adam Scott, Phil Mickelson, Henrik Stenson, Justin Rose, Rickie Fowler o Paul Casey. No aparecen, por ejemplo, ninguno de los cinco mejores del mundo en la actualidad, ni Tiger Woods. No obstante, lo más llamativo de la información en cuestión es que la PGL al parecer ha mantenido conversaciones con el European Tour y le está tentando con sus pretodólares.

Diez aspectos esenciales para entender el nuevo circuito mundial

Es de dominio público que la situación financiera del Circuito Europeo es cuanto menos preocupante. El aplazamiento de la Ryder Cup a 2021 y, sobre todo, la próxima de Europa a 2023 ha pintado un panorama muy negro por delante. Parece que la PGL está aprovechando está coyuntura para echar las redes al European Tour y éstos, de momento, no le cierran las puertas. Al menos, eso se deduce de las declaraciones oficiales del Tour que recoge el The Guardian:  “En los últimos años nos han contactado de manera proactiva varias compañías de capital privado, las cuales reconocen la fuerza e influencia del European Tour en el ecosistema global del golf. Los hemos escuchado a todos, pero nuestro enfoque principal sigue siendo garantizar que el resto de nuestro calendario 2020 y hasta 2021 sea sólido y saludable para nuestros miembros en estos tiempos en constante cambio”. Es decir, balones fuera, muchachos. Da la sensación de que ahora mismo, al menos, el European Tour está mucho más receptivo a la PGL. Veremos, no obstante, si no se trata de una estrategia de negociación para llamar la atención del PGA Tour y conseguir una alianza más fuerte y beneficiosa para Europa. Todo ello lo sabremos en los próximos meses.

Blog de Jon Rahm: Lo que yo puedo decir sobre la Premier Golf League

La PGL lo tenía todo preparado para instalar su nuevo circuito mundial a partir del año 2022.