Inicio Grandes Circuitos LPGA Tour Brittany Lincicome prepara su regreso en Las Vegas tras sufrir un aborto

Brittany Lincicome prepara su regreso en Las Vegas tras sufrir un aborto

Compartir
Brittany Lincicome © Golffile | Fran Caffrey
Brittany Lincicome © Golffile | Fran Caffrey

Brittany Lincicome voló ayer a Las Vegas para disputar el Match Play del LPGA en Shadow Creek, en el que regresará a la competición. Debía haber estado la semana pasada en el Pure Silk Championship de Kingsmill. De hecho, el lunes tenía las maletas preparadas y sus padres tenían previsto llevarla al aeropuerto, después de una visita rutinaria al ginecólogo por sus 12 semanas de embarazo.

Pero el día antes de volar, Brittany sufrió un pequeño sangrado. Habló con su médico y algunos amigos y todos le aseguraron que probablemente todo estaría bien. Pero la mañana siguiente empezó a tener calambres cada tres minutos. Su marido, Dewald Gows, se ausentó del trabajo para ir con ella a la cita. Y lo hicieron en dos coches, con sus padres detrás para llevarla de allí al aeropuerto.

Lincicome, de 35 años de edad, tuvo un aborto espontáneo camino de la consulta con su ginecólogo. Su marido la llevó rápidamente a urgencias. Horas después, la golfista desveló en Instagram lo ocurrido. “Mi marido y yo sabemos que Dios tiene un plan para nosotros. Hay alguna razón por la que esto ha sucedido, aunque ahora no lo veamos”, escribió.

Lincicome se sintió al menos aliviada de que no le hubiera sucedido cuando estaba compitiendo en Tailandia o Singapur, o en el largo vuelo de regreso a casa. Aunque más tarde empezó a preguntarse si esos viajes tan largos podrían haber provocado de alguna manera la pérdida. “Pensé que había sido culpa mía, que tal vez el vuelo largo habría influido. Pero el médico me dijo que no había nada que pudiera haber hecho para prevenirlo, que simplemente había sido mi cuerpo diciendo que algo iba mal”, dijo.

La golfista quiso compartir su historia con la esperanza de que otras mujeres que hayan experimentado una situación similar puedan sentirse acompañadas. Que sepan que no fue culpa de ellas.

Lincicome quiso quedarse embarazada tras su victoria de 2018 en Bahamas. Recibió la buena noticia en el ANA Inspiration, donde ganó en dos ocasiones. Pero cuando acudió a la revisión de las ocho semanas, en abril, el médico les dio una noticia devastadora: su bebé no tenía latido. Tuvo que ser operada al día siguiente.

“Lloramos durante días”, desveló Lincicome, que contó la historia por primera vez en febrero de 2019, después de publicar en las redes sociales que estaba embarazada de Emery, que nació en julio de ese mismo año, ocho semanas antes de lo previsto. “Es algo que como te o guardes, puede provocar que una depresión te golpee rápidamente”, dijo.

Sólo ha podido jugar 13 hoyos desde que sufrió el aborto, y lo hizo en un buggy, sin caminar en exceso. Pero entiende que la mejor manera de seguir adelante es volver lo más rápido posible a su rutina. “Siento que quiero volver a la normalidad, es lo único que me apetece”, dijo. El LPGA la espera desde este jueves.