Inicio ANA Inspiration ANA Inspiration 2019 La atrevida apuesta de Lindberg: hacer flexiones en ropa interior en la...

La atrevida apuesta de Lindberg: hacer flexiones en ropa interior en la calle

Compartir
Pernilla Lindberg © Golffile | Bruce Sherwood
Pernilla Lindberg © Golffile | Bruce Sherwood

Pernilla Lindberg, ganadora de la pasada edición del ANA Inspiration, regresa esta semana al Mission Hills Country Club de Rancho Mirage, en California, para intentar seguir los pasos de su compatriota Annika Sorenstam y convertirse en la segunda golfista sueca en ganar dos ediciones consecutivas del prestigioso torneo estadounidense.

Pero antes de que comience la acción, ha sido protagonista al desvelar una divertida historia de juventud al ser preguntada por alguna apuesta especial que recordara haber hecho en su vida. Le costó hacer memoria, «no suelo apostar a menudo», dijo, pero pronto le vino a la cabeza lo que vivió hace algunos años en su país natal.

Todos los récords del ANA Inspiration, primer Grande de la temporada

«Tal vez cuando era joven… Oh, sí, ahí sí, tengo una muy buena», desveló. Lindberg nació en el norte de Suecia, pero asistió a una escuela de secundaria en el sur del país para poder disfrutar de una temporada de golf algo más larga. Compartía centro con otros jóvenes talentos del golf y sus entrenadores les animaron a hacer algunas apuestas amistosas durante los torneos que jugaban entre ellos.

«Ellos nos alentaron, cuando estábamos jugando partidos, haciendo concursos o cualquier cosa así, nos invitaron a apostar para tener más alicientes. No necesariamente tenía que ser dinero, pero sí podía ser algo que pudiera resultar dolorosamente vergonzoso», recordó Pernilla.

Las claves del gran año de Azahara se guardan en una cajita

«Jugué un partido de cuatro hoyos, un pequeño circuito alrededor de la Casa Club, contra uno de los chicos de la escuela. El perdedor de nuestro partido tenía que ir a la plaza del pueblo, y no hace falta decir que era un pueblo pequeño, con pocos miles de personas, en ropa interior, hacer 10 flexiones y regresar», contó entre risas la golfista sueca.

¿Y? «Pues sí… perdí el partido. Así que tuve que hacerlo. Me subí al coche, paramos al lado de la plaza, me quité la ropa, salí corriendo en ropa interior, hice mis 10 flexiones y corrí de regreso al coche. Creo que me las arreglé para elegir un buen momento. No puedo recordar exactamente, pero era lo suficientemente tarde para que hubiera poca gente en la plaza. Y aunque habíamos dicho en mitad de la plaza, pude negociar y cambiarlo por una esquina».

«Los suecos son bastante liberales, pero aun así, no quiero ni imaginarme el color de mi cara cuando lo hice», confesó Lindberg, que esta semana tendrá un aliciente menos atrevido, pero seguro que más trascendente en Rancho Mirage.

ANA Inspiration: horarios y dónde ver en directo por televisión