Inicio Grandes Circuitos LPGA Tour “Yo habría ido pero entiendo que el LPGA se cubra las espaldas”

“Yo habría ido pero entiendo que el LPGA se cubra las espaldas”

Compartir
Azahara Muñoz. (© Golffile | Ken Murray)

Azahara Muñoz se encuentra en Adelaida, a 8.000 kilómetros de Wuhan, China, la ciudad más tristemente famosa del mundo en los últimos días. Allí se localiza el epicentro del coronavirus, el causante de la epidemia que está acabando con la vida de muchas personas y cuyos tentáculos empiezan a extenderse y a afectar a numerosos eventos. Por ejemplo, el LPGA comunicaba ayer por la tarde a sus jugadoras la cancelación de los torneos de Tailandia y Singapur.

El LPGA cancela los torneos de Tailandia y Singapur por el coronavirus

Azahara recibió el mensaje en Australia donde este jueves arranca el ISPS Handa Australian Open, torneo del LPGA que iba a servir de perfecto aperitivo antes de la gira asiática (Tailandia, Singapur, China), ahora suspendida. Obviamente, no se habla de otra cosa allí.

Foto: LPGA

Carlota Ciganda, mientras, recibió el mensaje en Phoenix, Arizona. La navarra había decidido no jugar en Australia e incorporarse directamente a la gira asiática. Ambas, Carlota y Azahara, atienden a Ten Golf y cuentan sus sensaciones tras la decisión adoptada por el LPGA.

“Es una faena grande. Pero al fin y al cabo es lo que hay. Así que no vale la pena darle muchas vueltas. Es raro porque ahora viene otro mes libre. Pero sinceramente yo me lo voy a tomar a bien. Siento que no tuve una pretemporada porque estuve haciendo demasiadas cosas. Así que me prepararé bien que el año es muy largo”, Azahara.

“Es una faena grande. Pero al fin y al cabo es lo que hay. Así que no vale la pena darle muchas vueltas. Es raro porque ahora viene otro mes libre”

Por su parte, Carlota no tiene cien por cien claro lo que hacer ahora. Van a ser casi diez semanas sin competir antes de próximo torneo y estaba pensando soluciones. “Estoy dudando entre quedarme aquí entrenando, ir a Australia a jugar dos torneos del LET, aunque me parece que podría ser gastar demasiada energía, o jugar algún torneo de un circuito local que hay en Arizona que se llama Cactus Tour. Desde luego, se ha formado una liada muy grande”, asegura la navarra.

“Estoy dudando entre quedarme aquí entrenando, ir a Australia a jugar dos torneos del LET, aunque me parece que podría ser gastar demasiada energía, o jugar algún torneo de un circuito local que hay en Arizona que se llama Cactus Tour”

Azahara tenía previsto ir a jugar a Asia, más allá del virus, pero entiende la postura del circuito americano. “Si a mí me hubiera dado a elegir, habría ido. El problema es que al volver del sitio que sea, sobre todo quedando tres semanas, igual te ponen en cuarentena y el LPGA tiene que cubrirse las espaldas. No olvidemos que lo más importante es la salud”, asegura. A lo que Carlota añade: “está claro que el principal problema son los aeropuertos.

Otro desajuste importante tiene que ver con el dinero. Las jugadoras que están en Australia ya tenían pagados los billetes de avión a Asia, tanto los suyos como los de sus caddies y ahora no está claro si alguien va a poder cubrir esos gastos. En cualquier caso, lo más importante es que se pierden tres torneos importantes que no tenían corte y con bolsas de premios que superaban los cuatro millones en total.

En cualquier caso, Azahara prefiere quedarse con lo positivo y ser optimista. “Es lo que hay así que a por todas esta semana que no queda otra. Esta semana sí se juega y es en lo que tenemos que pensar, y después seguro que aprovechamos el tiempo para prepararnos mejor”, apunta.