Inicio Grandes Circuitos Lucas Vacarisas juega al golf con el ’14’ a la espalda
La bonita conexión del campeón del Alps de Andalucía con el '14' más recordado de la historia

Lucas Vacarisas juega al golf con el ’14’ a la espalda

Compartir
Lucas Vacarisas posa con el trofeo de campeón. © Tengolf

Lucas Vacarisas tiene 22 años recién cumplidos y este viernes en Sevilla ha logrado la primera victoria profesional de su carrera. Se ha impuesto en el Alps de Andalucía disputado en Zaudín Golf, mostrando nervios de acero en los últimos y trepidantes hoyos del diseño de Gary Player.

Con este triunfo se coloca segundo en el orden de mérito del Alps Tour y da un paso de gigante para ascender al Challenge, el gran objetivo de la temporada. Se ha colocado segundo del ranking a falta de sólo dos torneos. Los tres primeros lograrán el billete para la segunda división del golf europeo. Por cierto, uno de esos billetes es ya casi propiedad de Jordi García del Moral, líder del Alps con más de seis mil euros de ventaja sobre el cuarto clasificado. Debe rematar la faena, pero lo tiene muy bien encarrilado.

Lucas Vacarisas estrena su palmarés en el Alps de Andalucía

Vacarisas ha logrado su primera victoria como profesional como un resultado total de -14. El dato no dejaría de ser anecdótico de no ser por la estrecha relación personal que Lucas tiene con el ’14’ más famoso de la historia. Como diría un clásico de la televisión, dicho esto, casi no hace falta ni presentación, pues resulta obvio que nos referimos a Johan Cruyff.

Los Cryuff y los Vacarisas han sido vecinos de siempre en El Montanyà, un precioso rincón situado a unos sesenta kilómetros al norte de Barcelona y muy cerca de Golf El Montanyà. Se produjo una bonita conexión y ambas familias mantienen una íntima amistad. «Johan era como mi abuelo. No sé ni cuántas veces habré comido en su casa y habremos jugado al golf juntos», asegura Lucas a Ten Golf. Cuando habla del genio holandés sus palabras van mucho más allá de la admiración por una leyenda del fútbol y del deporte. Cada cosa que dice transmite un cariño infinito. Es el amigo, el vecino de toda la vida.

Cruyff era un apasionado del golf y El Montanyà era algo parecido a su retiro espiritual. Cuando falleció en 2016 con 68 años, Lucas sólo tenía 18 y se acababa de pasar a profesional. «Recuerdo que alguna vez hablé con él sobre la presión y me decía: «tú tranquilo, sal y juega, nada más», asegura Lucas. Jugar, la palabra favorita de Cruyff. Su legado.

Como si de un guiño del destino se tratara, Vacarisas, que recibe el apoyo de la Fundación Johan Cruyff, ha hecho birdie en el hoyo 14 de su última ronda en su primera victoria como profesional. «He pegado un buen drive a calle y después un bláster a cuatro metros de la bandera». Poco después en el 16 alcanzaba el resultado de -14 que le daba la victoria. No podía ser de otra manera.

Al acabar la ronda y después de levantar el trofeo de campeón, recibía una llamada a su móvil. «Enhorabuena por la victoria… y además con 14…». Era Danny, la viuda de Johan. Una amiga de la familia. Un golfista con el ’14’ a la espalda y el ’14’ más famoso del mundo que seguro que hoy se lo ha pasado pipa desde allá arriba.